icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Conjuntivitis en bebés: lo que hay que saber

Conjuntivitis en bebés: lo que hay que saber
Conjuntivitis en bebes

Existen distintos tipos de conjuntivitis en bebés y niños. Generalmente es leve y fácil de tratar. Todo lo que hay que saber es importante para que cuando suceda, no aturdirse ni preocuparse más de lo que se requiere.

Comenzando que la conjuntivitis en bebés es una infección muy frecuente, como así también en niños pequeños. Habitualmente se divide en 2 categorías. Está la conjuntivitis del recién nacido y la conjuntivitis de la infancia, con sus causas y tratamientos diferentes en cada una de ellas. Es importante diferenciarlas ya que la conjuntivitis puede ser infecciosa, alérgica, irritativa (es la causada por un cuerpo extraño) o química.

La conjuntivitis en bebés recién nacidos

Lo que hay que saber en la conjuntivitis del recién nacido, es cuáles son sus síntomas, sus causas y su tratamiento. Es necesario conocer primero los tipos de conjuntivitis, más precisamente relacionados con el origen.

La conjuntivitis química es la que está relacionada con una irritación en el ojo como si fuera una reacción. La administración de gotas en los ojos del recién nacido puede ayudar a prevenir cualquier tipo de infección bacteriana. Aunque sea muy raro que suceda, algunas veces el recién nacido puede desarrollar una conjuntivitis química y ahí es cuando se detectan los ojos ligeramente rojos e inflamados. Dura de 24 a 36 horas solamente y habitualmente es un tipo de conjuntivitis leve que no necesita tratamiento.

La conjuntivitis gonocócica es la que está causada por una bacteria llamada “Neisseria gonorrea”. Esta conjuntivitis es causante de la gonorrea. Los recién nacidos que contraen este tipo de conjuntivitis, lo hacen por el conducto a través del canal del parto de una mamá que está infectada. Este tipo de conjuntivitis se puede prevenir con gotas o una pomada antibiótica para los ojos en los bebés, justo en el momento de nacer.

Generalmente, sucede que los ojos del recién nacido están muy rojos, con un drenaje que se ve espeso e inflamación en los párpados. Este tipo de conjuntivitis normalmente comienza a los 2 o 4 días después del nacimiento, aproximadamente. El tratamiento normalmente incluye antibióticos, pero que se suministran a través de un catéter intravenoso.

Ya la conjuntivitis por inclusión, tiene una causa, que es la infección con clamidia tracomatis. Los síntomas de este tipo incluyen un drenaje moderado de los ojos, enrojecimiento e inflamación de la conjuntiva como de los párpados también. Normalmente, comienza de 5 a 12 días después de que nace el bebé, aproximadamente. El tratamiento que se sugiere normalmente es incluir antibióticos orales.

También existen otras causas bacterianas, que aparecen después de la primera semana de vida del recién nacido. Cuando sucede esto, se ve que los ojos pueden estar rojos e inflamados con algún drenaje. El tratamiento va a depender del tipo de bacteria que haya sido la que causó la infección y normalmente incluye gotas o pomadas antibióticas, compresas moderadas en el ojo y una higiene adecuada constante.

La conjuntivitis en la infancia

Como se comentaba al inicio, así como está la conjuntivitis en los bebés, también sucede en la infancia. Ésta es una inflamación de la conjuntiva y puede a veces llegar a incluir también una infección. La conjuntivitis infecciosa, comúnmente es causada por ciertas bacterias o un virus. Las causas más comunes que se conocen de la conjuntivitis en la infancia pueden ser muy frecuentes en los niños.

A pesar de que la mayoría de las conjuntivitis son contagiosas y por eso es que se producen brotes epidémicos de conjuntivitis en las guarderías o en las escuelas, normalmente no causan ningún daño ni al ojo ni a la visión.

Cuando son bacterias las que se detectan, en la mayoría y casi se puede decir que en un 80% de las conjuntivitis infecciosas, son causadas por encontrarse normalmente en la nariz o en la piel. Ya los casos restantes de conjuntivitis infecciosas, son virales.

Cuando se trata de alergias, la conjuntivitis aparece casi siempre en primavera, al aire libre, con más picor y escozor que secreción. Esto siempre se asocia a un tipo de alergia a algún tipo de polen. Las conjuntivitis mantenidas, que normalmente empeoran cuando se llevan las manos sucias de polvo a los ojos, apuntan a un tipo de alergia a los ácaros que viven en el polvo de una casa. En cualquiera de los casos, se suele manifestar a través de estornudos, obstrucción o secreción acuosa nasal.

Cualquiera de estas, son los tipos de alergias que se pueden encontrar tanto en los bebés como en los niños. Pero siempre, ante la sospecha o duda de que éstos puedan llegar a tener una infección o cualquier otro problema ocular, se sugiere que se acuda a un especialista para que haga el diagnóstico correcto y determine cuál sería el tratamiento idóneo.

La conjuntivitis es algo muy común y se la considera una de las afecciones del ojo más frecuentes y tratables en todo el mundo. Puede afectarle a cualquiera, desde bebés, niños como adultos. Lo que se recomienda siempre, es que se consulten las formas de prevención de la conjuntivitis, obteniendo más información a través de un médico.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show