Actualidad

Despenalización de la marihuana: ¿es posible que Argentina adopte una legislación similar a Uruguay?

Mientras que la flamante industria del cannabis medicinal se desarrolla en el país, en Diputados ingresó un proyecto que despenalizaría la marihuana para consumo recreativo. ¿El modelo uruguayo podría tener su espejo en Argentina?
Matías Bugallo
por Matías Bugallo |
Despenalización de la marihuana: ¿es posible que Argentina adopte una legislación similar a Uruguay?

Despenalización de la marihuana: ¿es posible que Argentina adopte una legislación similar a Uruguay?

Télam

Las declaraciones fueron realizadas durante una transmisión en su Instagram personal donde respondió preguntas de sus seguidores. “¿Cuándo van a devolverle la libertad a los presos por cultivar cannabis?”, la consultó una joven, a lo que Cerruti le contestó que el Poder Ejecutivo no tiene esa facultad y tales decisiones dependen de la Justicia.

“El Gobierno no puede devolverle la libertad a nadie porque eso depende obviamente de la Justicia”, aseguró, y agregó: “Ustedes saben perfectamente cuál es mi posición con respecto al cannabis”.

Embed

“Ahora tenemos la ley que protege e incentiva la producción y el autocultivo de cannabis medicinal. Pero bueno, tenemos que ir por la despenalización total de la marihuana para que esto permita que no se persiga más a alguien sencillamente por fumarse un porro”, manifestó.

¿Marihuana legal en Argentina?

¿Es una opinión personal de la portavoz de Presidencia?, ¿Argentina podría seguir los pasos de Uruguay?, las dudas que surgen son muchas y por tal motivo, A24.com consultó a a diferentes voces para comprender cuál será el futuro del cannabis en el país.

En junio de 2019, cuando aún era candidato, Alberto Fernández brindó una entrevista radial en la que ratificó sus intenciones de modificar la legislación con respecto al consumo de marihuana.

“La solución no es andar persiguiendo a fumadores de un porro de marihuana. La solución es actuar con otra sensatez. Hemos corroborado hasta aquí que persiguiendo como perseguimos sólo generamos un mercado negro que es perfecto para los grandes delincuentes del narcotráfico y le arruina la vida al pequeño consumidor. Debemos buscar una solución. Está claro que lo que tenemos hoy no ha resuelto nada”, aseguró en aquel entonces.

Marcha Marihuana.jpg

Sin embargo, tres años después la ley 23.737 que penaliza la tenencia y el tráfico de estupefacientes continúa sin modificaciones, tal como fue promulgada en 1989. Por este motivo, la diputada entrerriana del Frente de Todos, Carolina Gaillard, escribió un proyecto que prevé modificar la actual legislación en materias de droga, aggiornándola a los tiempos que corren.

La iniciativa se centró en la doctrina del fallo Arriola de la Corte Suprema de Justicia, que en 2009 declaró inconstitucional penar a una persona por la tenencia de marihuana para consumo individual y privado.

Gaillard explicó a A24.com que el proyecto de su autoría “elimina la tenencia simple, regula el cannabis medicinal y despenaliza el autocultivo entre otras cuestiones del uso y consumo de estupefacientes de manera personal”.

Consultada sobre la posibilidad de avanzar hacia una despenalización de la marihuana en Argentina, la expresidenta de la Comisión de Acción Social y Salud Pública aseguró que “no estamos muy lejos de empezar a debatir este tema”.

En tal sentido, consideró que tras la sanción de la Ley 27.350, que declara de interés la investigación del cannabis medicinal, y la creación del marco legal para su desarrollo productivo y del cáñamo industrial, “el paso que sigue es trabajar en la despenalización del uso recreativo”.

Embed

El cambio de paradigma sobre el consumo de marihuana

La diputada del Frente de Todos remarcó la “importancia de que el Estado elija un paradigma de reducción de daños en lugar del paradigma del consumo”. “El Estado, si despenaliza, va a poder invertir muchos recursos que hoy se destinan a perseguir al usuario en perseguir al verdadero narcotraficante o investigar el delito complejo”, pronosticó.

Asimismo, Gaillard destacó que “el Estado tiene que estar para acompañar, no para perseguir y para criminalizar”. Además, consideró que “el paradigma es la salud, no la seguridad y el castigo”.

En tal sentido, la entrerriana aseguró que “toda regulación debe estar pensada desde esa perspectiva” y recordó lo sucedido a principios de febrero con la cocaína adulterada. “Se debe despenalizar el uso personal de todas las sustancias porque, como pasó en Puerta 8, no podemos permitir que la penalización sea una barrera al acceso a la salud pública por parte de los consumidores cuando se sienten mal o están necesitando de asistencia médica”, planteó.

La discusión en el Congreso para despenalizar la marihuana

Sobre la posibilidad que en el Congreso avance una despenalización de la marihuana, la diputada es optimista y comparó lo sucedido con las discusiones por la interrupción voluntaria del embarazo y la Ley de Matrimonio Igualitario. “La gente no se casa con una persona de su mismo sexo porque esté legalizado, ni aborta más porque el aborto sea legal”, comparó Gaillard y ejemplificó: “Quienes querían abortar, abortaban cuando estaba penado, la diferencia está en que la clandestinidad te somete, te que expone al riesgo de muerte”.

Asimismo, remarcó que “en cada bloque político tenés diferentes miradas, hay que construir ese apoyo transversal a este proyecto que es urgente”. “Me parece que tenemos que dar un paso adelante desde el Congreso, obviamente me encantaría que el Presidente envié un proyecto desde el Poder Ejecutivo”, reveló.

Los argumentos detrás de la despenalización de la marihuana en Argentina

La expresidenta de la Comisión de Salud explicó que “se comprobó que los países que despenalizaron lograron disminuir las tasas de violencia y de delito”. También aseguró que “si el Estado acompaña en lugar de perseguir” no se va a incrementar el consumo, sino que dedicará “todos los recursos a perseguir al narcotraficante y al delito complejo”.

Gaillard consideró que “estamos en condiciones de avanzar en la despenalización”, y reflexionó: “Creo que la legalización o una regulación como es el caso de Uruguay va a llevar un poco más de tiempo”.

salech gaillad.jpg
Valeria Salech, presidenta de la ONG Mamá Cultiva y Carolina Gaillard.

Valeria Salech, presidenta de la ONG Mamá Cultiva y Carolina Gaillard.

El modelo uruguayo

En diciembre de 2013, Uruguay se convirtió en la primera nación del mundo en legalizar la producción, venta y consumo de marihuana bajo regulación estatal. Aquella iniciativa permitió que quienes se inscribieran en un registro pudieran comprar hasta 40 gramos de cannabis en farmacias autorizadas.

Tres años después, la legislación fue ampliada para que todos los residentes mayores de 18 años puedan adquirir cannabis de manera legal ya sea en clubes autorizados o por la vía del autocultivo.

Según estadísticas del Ministerio de Salud Pública de Uruguay desde la implementación de la ley la cantidad de usuarios que adquirió la sustancia de manera ilegal pasó del 58% en 2014 al 11% en 2018.

Anuar Peche, consultor en cannabis, políticas de drogas y DDHH y productor del germoplasma nacional, explicó a A24.com cómo podría implementarse un sistema similar al uruguayo en nuestro país y los pendientes respecto al consumo fuera del ámbito médico.

A partir de la Ley de Cannabis Medicinal y Cáñamo Industrial empezó a generarse conciencia en el ámbito político”, destacó Peche y marcó la importancia de “entender que estamos hablando de derechos y no de beneficios”.

Produccion cannabis.jpg

“Tuve la suerte de recorrer más de 60 ciudades en el país capacitando sobre el cannabis”, afirmó el investigador de la técnica de ‘Cultivo Vegano’, y señaló que “hay un futuro altísimo”, no sólo por lo que se ve en el territorio nacional, “sino en la mirada que se tiene desde afuera para Argentina como un lugar fuerte para el desarrollo productivo del cannabis en Latinoamérica y el mundo”.

Asimismo, el productor general de BSF Seeds consideró que en “Argentina hay una base fundamental” en caso de adoptar un modelo similar al uruguayo. “La industria viene siendo sostenida hace rato por los usuarios, cultivadores, emprendedores y micro emprendedores”, aseguró el presidente de la ONG Quilmes Cultiva Conciencia, y resaltó que se le esté “dando una normativa a lo que ya viene generándose desde la clandestinidad”.

La criminalización de los usuarios recreativos

Sobre el punto de la clandestinidad, Peche explicó a A24.com que “en Argentina el uso recreativo es fundamental”. “Todavía sigue habiendo cultivadores y usuarios detenidos por cualquier conducta asociada al consumo, eso no puede seguir pasando en un país que va camino a la industrialización”, remarcó.

“Todos los ojos estarán puestos en Argentina, creo que se puede hacer un gran trabajo, pero aún queda mucho por hacer”, aseguró el desarrollador integral de cannabis. En tal sentido, explicó parte de los pendientes en el país: “Argentina sigue siendo prohibicionista entonces está permitido el carácter medicinal pero no las otras formas de uso”.

“La actualidad para quienes no están en el Reprocann es el desamparo, porque estás en riesgo de ser detenido por cualquier conducta asociada al consumo por la ley 23737”, criticó Peche y puntualizó que justamente “este desamparo legal que tienen los usuarios recreativos es lo que más invita a una regulación total en la Argentina”.

612f4fbcc264a_900.jpg

Por lo pronto, el pasado 5 de julio el Instituto Nacional de Semillas (INASE) dispuso un marco legal para que los growshops y tiendas de cultivo puedan vender semillas de marihuana que tengan registro en el país.

s