icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

¿Es este el hombre más blanco del mundo?

¿Es este el hombre más blanco del mundo?
es-este-el-hombre-mas-blanco-del-mundo

Hace un tiempo comenzó a circular por la web una foto donde se muestra a quien sería el hombre más blanco del mundo.

Desde hace un tiempo ya, se dio a conocer una imagen que muestra a quienes serían el hombre más blanco del mundo frente al más oscuro, ambos de raza negra.

En este sentido, más allá de la cuestión sobre quién sería el hombre más blanco del mundo, resulta necesario conocer qué es melanogénesis.

La coloración de nuestra piel está dada por la melanogénesis, que es la fabricación de un pigmento oscuro (conocido como melanina) a cargo de células situadas en la epidermis. Este pigmento o melanina se distribuye de manera uniforme por la superficie de nuestra piel: cuanta más melanina, más oscura será la piel. O, lo mismo, cuanto más nos exponemos al sol, más morenos estaremos.

El hombre más blanco del mundo

Decir que “el hombre más blanco del mundo” es de raza negra parece un error, pero no lo es. Se trata de un joven que, si bien nació en el continente africano, geografía donde priman las personas de piel oscura, padece albinismo.

Por extraño que pueda sonar, esta enfermedad es una realidad que viven miles de personas nacidas en dicho continente. Incluso, en proporción, el albinismo es bastante más frecuente en África: se calcula que en la República Unida de Tanzania, por ejemplo, hay una persona con albinismo por cada 1400 habitantes, o en ciertas poblaciones de Zimbabwe, una de cada 1000. En Europa o en América del Norte, en cambio, la afección se da en una de cada 17.000 a 20.000 personas.

¿Qué es el albinismo?

Como mencionamos previamente, la melanina se encuentra en la superficie de nuestra piel. Su función principal es la de protegernos de los efectos potencialmente dañinos del sol. Las personas con albinismo carecen de melanina, es por eso que tanto su piel como su pelo y ojos son blancos.

En pocas palabras, se trata de un trastorno sumamente raro, no contagioso, hereditario y congénito. En casi todos los tipos de albinismo, ambos progenitores tienen que ser portadores del gen para que se transmita el trastorno, aunque ellos mismos no lo tengan. Se da en ambos sexos, es independiente del origen étnico, y aparece en todos los países del mundo.

El albinismo en África: discriminación y supestición

Tener piel blanca en una sociedad que es principalmente de raza negra hizo que estas personas fueran discriminadas, rechazadas y ocultadas, incluso al día de hoy. Según las Naciones Unidas, el “grado de contraste de la pigmentación entre la mayoría y la persona con albinismo en una comunidad suele estar correlacionado con la gravedad y la intensidad de la discriminación. Dicho de otro modo, cuanto mayor es el contraste en la pigmentación, mayor es el grado de discriminación”.

En gran medida, esto se debe a la enorme influencia que tiene el pensamiento mágico en ciertos países de África Subsahariana, donde la enfermedad está asociada a mitos y creencias erróneas y sumamente peligrosas.

Originalmente, se pensaba que un niño de piel blanca podría traer mala fortuna a la familia. Más tarde, la brujería y la superstición le cambiarían el sentido: para tener buena salud, suerte y riqueza, había que poseer una parte del cuerpo de una persona albina. Así comenzaría la persecución, ataques, secuestro y mutilación de personas con albinismo en varios países de África, que todavía hoy sigue presente.

Desde 2010, se calcula que se han producido más de 700 casos de agresiones, ataques y muertes de personas albinas en 28 países de África subsahariana. Y hay que tener en cuenta que esta cifra sólo se refiere a los casos denunciados.

Es por eso que en la actualidad, los albinos conforman el grupo humano en mayor peligro por motivos genéticos. Tanto es así que en 2015 las Naciones Unidas decretó el 13 de junio como el Día Internacional de Sensibilización sobre el Albinismo. El objetivo es visibilizar las amenazas y sufrimientos que padecen los albinos, especialmente en África.

El albinismo y la salud

Además de ser víctimas de la ignorancia y la superstición, los albinos también padecen de los efectos propios de la enfermedad: Por la falta de pigmentación, en su mayoría tienen visión muy limitada, o nula, y son extremadamente vulnerables al cáncer de piel.

Ahora bien, la falta de melanina puede llevarse con relativa simpleza en un mundo con acceso a protectores solares, ropa, gorras, sombreros, gafas de sol y sombra. Lamentablemente, esto no es lo que comúnmente ocurre en África, donde el mayor enemigo de las personas albinas (además de la dismicriminación) es el sol.

En general, quienes hayan nacido allí no solo no tienen acceso a productos o vestimenta adecuada que los proteja, sino que además tienen sobreexposición al sol. Como resultado, desarrollan lesiones en la piel que pueden derivar en metástasis y terminar con su vida prematuramente. Se estima, de hecho, que en África las personas con albinismo no superan los 40 años de edad.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show