Están detenidos

Escándalo en Santiago del Estero: una pareja robó vacunas contra el Covid-19 para montar un vacunatorio privado

La Justicia apunta también a identificar y a detener a todas las personas que se aplicaron las vacunas en forma ilegal.
18 de abril de 2021 - 18:41
Vacunas robadas en Santiago del Estero.

Vacunas robadas en Santiago del Estero.

Una pareja fue detenida acusada de robar dosis de vacunas contra el coronavirus para montar un vacunatorio privado, en un barrio de la ciudad de Santiago del Estero. En un allanamiento, se secuestraron más de 280 vacunas provenientes de depósitos oficiales.

Los detenidos fueron identificados como Dante Daniel Díaz, de 42 años, enfermero y empleado del Ministerio de Salud provincial, y su pareja, María Angélica Coronel, educadora sanitaria que desempeñaba tareas en el call center de emergencias 107.

Según publicó Noticias Argentinas, la pareja tenía acceso a la depósito oficial de vacunas y según pudo constatarse a través de cámaras de seguridad, el enfermero sustrajo las vacunas junto con los refrigerantes y se llevó todo en una mochila.

Autoridades del Ministerio de Salud se percataron este sábado al mediodía de la faltante de las vacunas contra el coronavirus que se encontraban en el depósito oficial de la provincia custodiado por personal de la Fuerzas Armadas. De inmediato se realizó la denuncia penal y se dio intervención a la División Homicidios y Delitos Complejos de la Policía provincial y a la fiscal de turno, Erika Leguizamón.

Efectivos policiales detuvieron a Díaz en un inmueble del barrio 8 de Abril y posteriormente se allanó la casa del acusado, en el barrio San Germés, donde se secuestraron 268 dosis de vacunas Sputnik V, 14 dosis de vacunas Sinopharm, 1 dosis de vacuna Covishield, todas contra el coronavirus.

Además, se incautó de alrededor de 500 vacunas que no eran para el Covid-19. Posteriormente también fue detenida Coronel, como acusada de haber participado en el ilícito. Además, la Justicia apunta también a identificar y a detener a todas las personas que se aplicaron las vacunas en forma ilegal.

Durante el allanamiento en la casa de Díaz, también se secuestró un arma de fuego tipo revólver y numerosos insumos de enfermería, como materiales descartables jeringas, agujas, guantes descartables, barbijos, bolsas de residuos patógenos, libretas sanitarias de vacunación antiCovid-19 en gran cantidad, cremas Dermaglós, cánulas de oxígeno y documentaciones varias.

Se pudo constatar que en el domicilio del detenido, funcionaba una enfermería llamada CES (Consultorio de Enfermería del Sur), y en ese lugar se secuestraron además residuos patológicos y una gran cantidad de dinero en efectivo, que se encontraban ubicados en una conservadora.

Se habló de