La condena que falta: el juez que liberó al asesino de Micaela García todavía no fue desplazado
Layer 1
ElCrimenDeMicaelaGarcía

La condena que falta: el juez que liberó al asesino de Micaela García todavía no fue desplazado

El 8 de abril del año pasado fue encontrado el cuerpo de Micaela García (21). Había sido violada y estrangulada, y su cadaver fue descartado en un camino rural en las afueras de Gualeguay, en Entre Ríos. Fue uno de los 254 femicidios que hubo en la Argentina en 2017 y sin dudas uno de los más impactantes. Fue, mucho más que cualquier otro, un crimen que se pudo haber evitado. 

El autor fue Sebastián Wagner, que tenía una condena a nueve años de prisión por dos violaciones, pero que al momento del hecho estaba en libertad condicional. Lo había liberado el juez Carlos Rossi, a pesar de que el Servicio Penitenciario y la fiscalía habían desaconsejado la liberación: decían que Wagner no se había rehabilitado y que era peligroso.

El impacto de este caso en la opinión pública tuvo sus consecuencias. En un hecho practicamente inédito, Wagner fue condenado a prisión perpetua. No es habitual que en algo más de seis meses la justicia dé una respuesta de este tipo. Pero la Justicia es menos rigurosa cuando tiene que juzgarse a sí misma.

Después de la polémica que llegó a involucrar hasta al presidente Macri (“a este tipo de jueces no los podemos tener”, dijo), Rossi recibió ocho pedidos de juicio político, desde diferentes fuerzas políticas. Ya pasó un año y ninguno prosperó. Por eso, amigos y familiares de Micaela impulsan una campaña para agilizar el desplazamiento del juez Rossi, a través de la consigna #FueraRossi. 

“Si Rossi hubiera hecho bien su trabajo, hoy Micaela estaría con nosotras”, dicen sus compañeras de militancia del JPEvita de Concepción del Uruguay.

La campaña que promueve el #FueraRossi no es solo por el caso de Micaela. Rossi también había liberado a Fabio Villanueva, condenado a 7 años de prisión por el abuso de un menor. Y cuando accedió al beneficio otorgado por Rossi, volvió a abusar de otros tres chicos.

Un juicio sin avance

El proceso de enjuiciamiento se encuentra en suspenso en la Legislatura de Entre Ríos debido a las continuas recusaciones de su defensa. Rossi encontró un artilugio legal para postergar el debate en su contra.

Muchos de los integrantes del tribunal que debe analizar su salida firmaron una solicitada a los pocos días del asesinato. Rossi los recusa argumentando que ya dieron su opinión pública y que no serán imparciales a la hora de juzgarlo.

Rossi fue acusado por mal desempeño y falta de idoneidad en el cargo y el 7 de diciembre pasado (más de seis meses después del aluvión de críticas en su contra), el Jurado de Enjuiciamiento resolvió unificar todos los pedidos de juicio político y abrir causa en su contra. También resolvieron suspenderlo en su cargo, más la retención del 30% de su sueldo. 
Pero sus defensores, Guillermo Vartorelli y Miguel Cullen, han recusado sistemáticamente a los integrantes del Jurado, que está integrado por tres miembros del Superior Tribunal, dos legisladores, y dos abogados de la matrícula. Incluso recusaron a los integrantes que votaron a favor del inicio del juicio político, por considerar que ya adelantaron su voto para cuando el proceso esté en marcha.

El juez Carlos Rossi no firma sentencias pero técnicamente sigue en su cargo y cobra parte de su sueldo. Por la complicidad entre los poderes políticos o por la propia incapacidad, la Justicia no logra avanzar para desplazarlo.