Violencia de género

Lucía y Guadalupe y una historia en espejo: denunció a su pareja dos días después del femicidio de su amiga

Lucía Murer le dio refugio en su casa a Guadalupe Curual antes de que fuera salvajemente asesinada en el centro de Villa La Angostura. Tras el femicidio de su amiga denunció a su pareja, que también la amenazaba.
por Luciana Arias | 20 de abril de 2021 - 13:13
Lucía

Lucía, con pañuelo verde y el puño en alto, participó con una amiga en una de las marchas feministas en Villa La Angostura. 

Tras el femicidio de su amiga Guadalupe Lucía Murer se mudó a un refugio municipal con su hija. También está en riesgo. 

Tras el femicidio de su amiga Guadalupe Lucía Murer se mudó a un refugio municipal con su hija. También está en riesgo. 

Valeria Navarro durante el juicio contra Enrique Loncón

Valeria Navarro durante el juicio contra Enrique Loncón, el abuelo y violador de su hija. Los medios locales siguieron la historia. 

Los diarios locales publicaron una foto del juicio por violación contra Enrique Loncón

Los diarios locales publicaron una foto del juicio por violación contra Enrique Loncón, detenido en su casa. Su actitud durante la audiencia molestó a los familiares de Lourdes.   

Lucía y Guadalupe juntas

Lucía y Guadalupe juntas, en una de las últimas fotos antes del femicidio.

El abrazo tras conocer la decisión del tribunal que consideró al policía retirado Enrique Loncón culpable por haber volado 12 años de su nieta. (Foto: Nahuel Diuorno)

El abrazo tras conocer la decisión del tribunal que consideró al policía retirado Enrique Loncón culpable por haber volado 12 años de su nieta. (Foto: Nahuel Diuorno)

Una historia desata el nudo de otra historia.El femicidio de Guadalupe Curual resonó en los medios cuando terminaba la temporada de verano en la turística Villa La Angostura. Guadalupe, de 21 años, criaba una nena de 2. Cuando pidió ayuda, Lucía Murer no lo dudó: Guadalupe se había separado de Bautista Quintrinqueo y entonces ella las alojó a ella y su beba en la casa donde vivía junto a su hija de dos años. Quiso darle todo su apoyo: hasta cuidaba de las dos nenas cuando ella salía a trabajar.

A Guadalupe la mató su ex pareja, el policía Bautista Quintriqueo, a cuchillazos, en pleno centro de la ciudad. Guadalupe lo había denunciado. Pidió toda la ayuda que pudo, incluso en el hospital local, donde el equipo de psicólogos redactó un informe que mostraba cuán en riesgo estaba. La joven vivía lejos de su familia. En La Angostura Lucía era su sostén, su red. Y también sufría violencia.

El femicida de Guadalupe se produjo cortes tras matarla. Murió días después en el hospital. "Quintriqueo también amenazaba a Lucía, pero ella no le daba lugar", dice Valeria. "Nosotros nos enteramos de que Lucía también estaba en peligro cuando pasó lo de Guadalupe. Ahí hace la descarga de lo que llevaba sola".

Lucía es hija del segundo matrimonio de su madre Marta, que enviudó cuando ya era mamá de tres. Tiene seis hermanos. Una es Valeria Navarro. Todos nacieron en Villa La Angostura.

Lucía Murer amiga Guadalupe femicidio Villa La Angostura 1.png
Tras el femicidio de su amiga Guadalupe Lucía Murer se mudó a un refugio municipal con su hija. También está en riesgo.

Tras el femicidio de su amiga Guadalupe Lucía Murer se mudó a un refugio municipal con su hija. También está en riesgo.

Bautista Quintriqueo, femicida de Guadalupe Curual.

Lucía en el espejo

Marta vivía con ella y no la veía bien. Tampoco sus hermanos. Lucía siempre había sido reservada respecto de sus parejas. Hasta entonces ninguno estaba al tanto de que ella también era víctima de violencia. "Yo al padre de mi sobrina lo vi solo una vez. Ellos no convivieron. Recién lo conocimos cuando nació la beba", cuenta Valeria.

"Todos notábamos que no era una relación común. Pero el peligro que significaba la ex pareja de Lucía lo supimos concretamente en ese momento". Tras la muerte de su amiga, Lucía logró hacer de su historia un relato. La joven denunció a Samuel Mellado dos noches después del femicidio.

Guadalupe Curual femicidio Villa La Angostura y su amiga Lucía.png
Lucía y Guadalupe juntas, en una de las últimas fotos antes del femicidio.

Lucía y Guadalupe juntas, en una de las últimas fotos antes del femicidio.

"Ahí ella vio lo que significaba eso que ella también estaba viviendo, supo que lo hacía en mucha soledad". Lucía le permitía a Mellado ver a la nena para que no cortaran el vínculo. Eso cambió: ahora él tiene una medida de restricción perimetral. "Con la situación más todo lo que se pudo rescatar de su celular la justicia decidió que no puede acercase a mi hermana. Y que tampoco era bueno que la nena tuviera contacto con el padre".

Tras el femicidio Lucía vive con custodia policial. Tuvo que dejar la casa que compartía con Guadalupe para irse a un refugio municipal con su hija.

Violencia en el paraíso

Lucía y sus hermanos crecieron rodeados de lagos, montañas y bosques de coníferas. La postal de la quietud turística de Villa La Angostura dista mucho de sus vivencias.

Valeria ya no vive ahí. También atravesó el femicidio de Guadalupe en un contexto difícil: el día en que la matan había llegado a su ciudad para acompañar a Lourdes, su hija de 21 años a la sentencia del juicio por el que ya habían condenado por violación al abuelo de la chica, Enrique Loncón. "Ella lo venía padeciendo desde los 6 años. A los 17 pudo denunciarlo", dice Valeria.

Juicio violador Villa La Angostura Valeria Navarro acusado.png
Los diarios locales publicaron una foto del juicio por violación contra Enrique Loncón, detenido en su casa. Su actitud durante la audiencia molestó a los familiares de Lourdes.

Los diarios locales publicaron una foto del juicio por violación contra Enrique Loncón, detenido en su casa. Su actitud durante la audiencia molestó a los familiares de Lourdes.

"Loncón era un ciudadano ilustre del pueblo", dice Valeria. Puntero y político del Movimiento Popular Neuquino, también policía de rango jubilado, estaba asociado a figuras de la política y la policía. "Era un intocable. La denuncia de mi hija fue un antes y un después en la sociedad de Villa La Angostura".

Valeria tiene 41 años y desde los 16 participa en política. Se define como militante social y feminista. De familia peronista, fue concejala entre 2011 y 2015. También, asesoró legisladores en la Cámara de Diputados de su provincia. Ahora trabaja para el municipio de Cinco Saltos, en Río Negro.

Les tomó tres años llevar a Loncón al banquillo. Según Valeria durante ese tiempo sus hijas caminaban con miedo a la policía. Ellas notaban cómo las seguían y las observaban. "Tuvo cobertura policial y política. Me costó mi trabajo de 14 años en el municipio, pero busqué que Lula encontrara en la justicia lo que correspondía".

El juicio duró 4 días. El 12 de diciembre de 2020, por unanimidad los jueces Juan Pablo Balderrama, Diego Fernando Chavarria Ruiz y Mario Oscar Tommasi encontraron culpable a Loncón, por "abuso sexual gravemente ultrajante" agravado por la situación de guarda de su nietastra y mediante uso de violencia.

Valeria Navarro juicio violador de su hija Villa La Angostura.png
Valeria Navarro durante el juicio contra Enrique Loncón, el abuelo y violador de su hija. Los medios locales siguieron la historia.

Valeria Navarro durante el juicio contra Enrique Loncón, el abuelo y violador de su hija. Los medios locales siguieron la historia.

Sin embargo Loncón "siguió su vida como cualquiera, en su casa, yendo de un lado al otro. A nosotras nos urgía la decisión". El día en que mataron a Guadalupe pospusieron la sentencia que, más allá de haber sido encontrado culpable, indicaría la pena que tendría que cumplir Loncón. "Yo trataba de calmar a mi hija que estaba muy sensibilizada por la demora en la decisión judicial. Horas más tarde nos enteramos lo de Guadalupe".

Al convivir con Lucía, Guadalupe estaba dentro del espacio familiar. Valeria decidió quedarse unos días en La Angostura. "Parecía una película, pero es la realidad que nos tocó vivir".

El momento de la sentencia llegó días previos a la Semana Santa. Buscaban lograr una pena alta. Sin embargo acordaron con el fiscal Adrián De Lillo y la defensa del violador, una condena de 10 años de prisión. Por eso la defensa de no podrá apelar la decisión.

Juicio violador Villa La Angostura Valeria Navarro 1.png
El abrazo tras conocer la decisión del tribunal que consideró al policía retirado Enrique Loncón culpable por haber volado 12 años de su nieta. (Foto: Nahuel Diuorno)

El abrazo tras conocer la decisión del tribunal que consideró al policía retirado Enrique Loncón culpable por haber volado 12 años de su nieta. (Foto: Nahuel Diuorno)

Por ahora Loncón tiene el beneficio de la detención domiciliaria. Deben esperar a que la jueza Alicia Rodríguez a cargo de la Fiscalía Villa La Angostura Circunscripción IV defina si irá a la cárcel o seguirá en su casa. La magistrada quedó a cargo de la fiscalía en reemplazo del renunciado juez Jorge Videla, el mismo que la familia de Guadalupe denunció por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Después del veredicto Lourdes logró contar más. La contuvieron su familia, su papá, sus hermanas y sus compañeras de "las grupas feministas". "Mi hija se declaró como una sobreviviente, no como una víctima. La sociedad fue muy empática". La chica mandó una carta a los diarios locales. “No debemos encubrir a los violadores, debemos cuidarnos entre todas y todos”, decía. Según Valeria, eso ayudó a otras mujeres de la localidad a no callar más y a romper con los silencios familiares.

Guadalupe Curual cartel Villa La Angostura.png
Una de las marchas en Villa La Angostura en reclamo por políticas para las víctimas de violencias por razones de género. (Foto: Vivas y Furiosas)

Una de las marchas en Villa La Angostura en reclamo por políticas para las víctimas de violencias por razones de género. (Foto: Vivas y Furiosas)

Perder el trabajo, la soledad

Lucía trabajaba en una panadería con Guadalupe. Tras lo sucedido perdió ese empleo. "Nosotros la contenemos, con mi mamá, mis hermanas y mi papá nos reunimos con la psicóloga, la ayudamos a hacer camino", dice Valeria.

Desde el espacio donde vive la ayudaron a encontrar un trabajo nuevo. "Tiene ganas de progresar y salir adelante. Quiere tener independencia económica y criar a su hija". Sabe que llegará el momento en que tenga seguir. Su deseo es transitar sus días sin ese temor latente.

"Quiere disfrutar la vida con sus 21 años y la responsabilidad que conlleva haber sido mamá. Esto que vive también la hace reencontrarse con una Lucía mujer, una Lucía madre". La ausencia de Guadalupe también la contactó con el valor de la amistad. "Haberla perdido es algo que aún está procesando, llevando adelante".

Lucía Murer amiga Guadalupe femicidio Villa La Angostura.png
Lucía con una amiga en una de las marchas feministas en Villa La Angostura.

Lucía con una amiga en una de las marchas feministas en Villa La Angostura.

Se habló de