Medio Ambiente

Maltrato animal: vendían animales vivos y congelados para consumo

Hubo dos allanamientos. Encontraron especies protegidas. Otros en una heladera para ser consumidos sin ningún control bromatológico. Son un riesgo porque pueden transmitir enfermedades.
En el operativo encontraron tortugas que se llevaron a la Reserva Ecológica de Costanera Sur.

En el operativo encontraron tortugas que se llevaron a la Reserva Ecológica de Costanera Sur.

Cuando los inspectores de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental abrieron la heladera de una de las casas que allanaron, en el Barrio 31 de Retiro, las encontraron. Eran bolsas de plástico con carne animal congelada, para consumo humano. También hallaron animales cuya venta está prohibida en condiciones crueles.

WhatsApp Image 2021-05-18 at 08.12.38.jpeg
En la heladera de la vivienda del Barrio 31 había animales congelados para la venta sin control bromatológico.

En la heladera de la vivienda del Barrio 31 había animales congelados para la venta sin control bromatológico.

Todo empezó con folletos y anuncios en redes sociales que publicitaban la venta. A través de ellos, la policía de la Ciudad se contactó con una casa de la Villa 31 y otra en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge.

En los dos domicilios había también animales vivos: dentro de una habitación en el primero encontraron cuatro tortugas autóctonas -una de laguna que casi no lograba moverse dentro del balde de plástico donde la tenían. Las otras, de tierra, estaban en una pecera pequeña. Además había cinco cotorras argentinas en jaulas. En un espacio de ladrillos, cubierto con una chapa vivían varios cobayos.

Maltrato animal cobayos.png
Los efectivos encontraron animales vivos en condiciones riesgosas para la salud.

Los efectivos encontraron animales vivos en condiciones riesgosas para la salud.

Los efectivos los llevaron a Reserva Ecológica de la Costanera Sur y a la sede de la ONG Asociación Civil Pájaros Caídos. El dr. Rolero Santurián, fiscal del caso, ordenó la clausura del lugar. El responsable no estaba en la vivienda. Lo imputaron por maltrato animal.

Los que estaban en la heladera no tenían ningún tipo de habilitación ni certificación. Esto representa un potencial riesgo de enfermedades bromatológicas o infectocontagiosas.

Maltrato animal operativo.png
La habitación donde estaban hacinados los animales vivos: tortugas, cotorras y coballos. (Fotos: MPF)

La habitación donde estaban hacinados los animales vivos: tortugas, cotorras y coballos. (Fotos: MPF)

Por su parte, en el domicilio de Ingeniero Budge había animales de granja vivos para la venta. Tampoco tenían autorización ni control bromatológico. Se dio intervención a la autoridad municipal.

En los procedimientos intervinieron el Cuerpo de Investigaciones, la División Delitos Informáticos Complejos de la Policía de la Ciudad con médicos veterinarios de la División Perros. Además trabajó personal de la Agencia Gubernamental de Control y la Agencia de Protección Ambiental (APRA). En el caso de provincia de intervino, además, la DDI de Lomas de Zamora.