indignada

"No queremos más aplausos": el pedido desesperado de una médica ante la falta de insumos en los hospitales

Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
No queremos más aplausos: el pedido desesperado de una médica ante la falta de insumos en los hospitales

Laura Cortés, medica del Hospital General de Agudos Dr. Enrique Tornú, ubicado en el barrio porteño de Parque Chas, compartió una conmovedora carta a través de las redes sociales en la que refleja la dura realidad que vive el personal de sanidad por falta de insumos en medio de la pandemia por coronavirus, junto a un pedido dirigido a los "políticos y gremialistas".

"La falta de respeto por nuestra integridad y dignidad es inconcebible. Los políticos, ministros, asesores, gremialistas hablan, hablan, hablan. Mientras tanto nosotros, los trabajadores de salud, sufrimos, nos enfermamos, tenemos miedo, empezamos a morir. No quiero más aplausos, no los quiero. Quiero que me respeten, que me cuiden, que me valoren", comienza diciendo el texto que no tardó en viralizarse a través de las redes sociales.

Allí señala que mientras las autoridades y los medios aseguran que el brote del virus está dominado y que "estamos ganando", la realidad es que en los hospitales continúan faltando barbijos, camisolines, test y máscaras, entre otros insumos, que ponen en riesgo la vida de los trabajadores. "Para nosotros no hay piedad, somos esclavos desnudos, expuestos en la arena de un circo romano".

Luego apuntó contra los políticos, a los que calificó de soberbios, por hacer responsable a los médicos de la cantidad de contagios. "Que triste y pobre papel, que mirada abyecta y miserable", escribió Cortés.

Y continuó: "Escribo estas líneas y se me oprime el pecho, se me anuda la garganta. Escucho y leo la inmensa desesperación de mis compañeros, veo el miedo en sus rostros, escucho el temblor en sus voces. La señora que limpia, el camillero, las secretarias, los enfermos, los médicos, nosotros todos deambulando desesperados buscando líderes que tengan lo que hay que tener".

Por último, resaltó la importancia de cuidar al personal médico ya que "si nosotros caemos, nadie va a poder atenderlos". "Señores políticos, señores gremialistas y será un virus, un insignificante virus, el que haya ganado la triste batalla", concluyó.

 Embed      
Se habló de
s