icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

La ruta de vuelo del narcoavión decomisado en México: sospechan que la droga fue cargada en Salta

La ruta de vuelo del narcoavión decomisado en México: sospechan que la droga fue cargada en Salta
El avión matrícula N18ZL que salió de Salta y llegó a México con una tonelada de cocaína

El plan fue diseñado varios meses antes. El avión fue cargado con una tonelada de cocaína.

Los 32 paquetes volcados entre los asientos tardaron solo unos minutos en ser depositados en el jet.

Debía hacerse después del último control de la Policía de Seguridad Aeroportuaria que llegó con sus perros a revisar el avión y no encontró nada.

Los pilotos tenían experiencia en el trámite. El vuelo había llegado vacío desde México y estuvo varias horas en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes, de Salta.

Allí cargaron combustibles y se cumplieron todos los controles previstos que incluyó el registro de Sanidad de Frontera, la revisión de la PSA, de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y de la Aduana. Miguel Angel Blázquez Vallejos (43) y Aldo López Matienzo (51) “hicieron migraciones”.

Después “ambos pilotos se fueron a descansar a un hotel y el avión quedó bajo custodia de la PSA”. No son improvisados a quienes encargaron la operación narco.

La recompensa por llevar una carga de casi 12 millones de dólares ronda el diez por ciento de lo transportado.

Al igual que en el caso de las “mulas” o “camellos” de la cocaína que deben recorrer kilómetros con la carga o tragarse las cápsulas para evadir los controles, el pago por llevar un avión repleto de cocaína de máxima calidad puede superar un millón de dólares.

Hipótesis

En la investigación judicial que encabeza el fiscal federal de Salta Ricardo Toranzos, con la colaboración de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) del Ministerio Público Fiscal Nacional, se sostienen dos hipótesis: que el vuelo fue cargado en Salta y voló directo a México o que tuvo una parada no prevista en el Plan de Vuelo en alguna pista clandestina en Bolivia o Perú.

Esto último es avalado por José Glinski, el jefe de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) al señalar que el cargamento “no fue introducido dentro del avión en el aeropuerto de Salta, sino que aterrizó en algún otro país de Latinoamérica”.

Este argumento -que no coincide con varias fuentes consultadas por A24.com- se basa en que según el funcionario argentino los pilotos desconectaron el “Transponter”, un instrumento que emite la señal a las torres de control aeronáutico.

Por eso, el jet “dejó de emitir señales de comunicación, se perdió su rastro; bajó en algún lugar y volvió a despegar. Eso hizo que llame la atención a las autoridades mexicanas que lo interceptaron y lo hicieron aterrizar".

Sin embargo, otra hipótesis refuerza la idea de que un cartel narco boliviano-mexicano con complicidades en nuestro país, es el responsable de la operación que fue abortada en México.

Sobre esta idea hay dos líneas de investigación: la primera es que el avión o los pilotos ya eran investigados o que hubo un entregador (o testigo), una figura típica ene estas investigaciones antinarco.

En la Administración Nacional de Aviación Civil, autoridad aeronáutica de la Argentina, un organismo descentralizado dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación (ANAC), cada vuelo tienen un plan que “es una declaración jurada y autorizada por los aeropuertos de salida y destino e incluye a los países por donde pasa el avión que no puede transgredirse”.

Según varios pilotos consultados por A24.com “ese plan no se puede violar. Tampoco se puede desconectar el Transponder ya que inmediatamente saldrían al buscar el avión desde el área de Búsqueda y Salvataje. Un avión que no emite señal es un avión que puede haberse caído o perdido y es inmediatamente buscado”, aseguran estos expertos. Esta razón abona la hipótesis que el avión salió de Salta con la carga rumbo a Cozumel.

Preocupación en México por el narcotráfico

En México y, especialmente, en los estados de Sinaloa y su lindante Quintana Roo, hay una enorme preocupación por el creciente narcotráfico que lo invade todo desde el momento en que el presidente Manuel Andrés Pérez Obrador tuvo que liberar a Ovidio Guzmán uno de los hijos del Chapo Guzmán Loera“ para proteger a la población civil”.

En esos días de hace algunos meses, el otro hijo del Chapo y hermano de Ovidio, “Iván Guzmán, ni siquiera pudo ser retenido por sus captores ya que sus guardaespaldas lograron neutralizar a los militares”.

Solo necesitaron un par de horas para demostrar que el poder del Cartel de Sinaloa es el que manda. Instalaron el pánico que recorrió las calles vestido de muerte. E incluso amenazaron y mantuvieron cautivos a miembros de las Fuerzas Federales y a los propios militares.

Las normas de aeronavegación mexicanas prevén que los vuelos privados aterricen solo en los aeropuertos de Tapachula (Costa Oeste) o Cozumel (Costa Este).

Y se incluye la ley de derribo, lo que permitió a los militares mexicanos dar un ultimátum al vuelo sospechoso y hacerlo bajar antes de llegar a destino.

Algo similar ocurrió la semana pasado cuando una avioneta aterrizó en una carretera de Quintana Roo y después fue abandonada.

El presidente mexicano contó detalles del hecho en donde mataron a un soldado e hirieron a un general y otros dos soldados del ejército mexicano. Se cree que el avión también había partido desde Sudamérica.

Las crónicas en México indican que “estos vuelos revelan el atrevimiento de los cárteles del narcotráfico, mismos que trasladan grandes cantidades cada vez más importantes de cocaína desde Sudamérica: “desde fines de 2012 hasta fines de 2018 se detectaron 1.360 vuelos clandestinos vinculados con el narco”.

Estos controles a cargo de los militares mexicanos incluyen una red de radares que permite rastrear y hacer un seguimiento de vuelos sospechosos desde Centroamérica y por todo el espacio aéreo de México.

Así fue como detectaron al jet que había salido desde Salta donde faltan radares en una de las zonas más calientes del narcotráfico.

Para quienes siguen el avance de los carteles narcos en la Argentina, la provincia de Salta es la que requiere mayor atención. En las denominadas etapas del avance narco, la penetración de las fuerzas de Seguridad y de los funcionarios judiciales es la que abre las puertas para la impunidad de los carteles.

En Salta, son muchos los gendarmes acusados por narcotráfico y el propio juez federal Raúl Reynoso fue acusado por este delito. La aeronave registrada en los Estados Unidos con matrícula N18ZL GLF3, despegó en Salta a las 5.46 de ayer; tiene una autonomía de vuelo de más de ocho horas.

Es una de los jets más importantes de su género. En la Argentina hay varias similares en poder de empresarios importantes. En la jerga aeronáutica se lo conoce como “heavy jet” por su poder de vuelo que puede llegar a casi mil kilómetros por hora a una altitud de 12 mil metros (por encima de los vuelos de boing comerciales).

Datos del avión en el que se encontró una tonelada de cocaína
Datos del avión en el que se encontró una tonelada de cocaína

La aeronave está a nombre de una empresa con sede en Dubai que también es investigada por estas horas.

Desde A24.com se quiso conocer la ruta del narcojet por medio del programa LiveATC.net para el seguimiento de los vuelos y se encontró con la sorpresa que la compañía de este jet tiene bloqueada la aplicación.

La Argentina está cada vez más presente en el escenario del narcocrimen organizado. Los carteles que avanzan desde México influyen con gran capacidad económica sobre los grupos colombianos, (en especial en Cartagena y el resto de la costa caribeña) y buscan nuevos aliados y rutas desde Bolivia, Paraguay y nuestro país.

Para eso necesitan complicidades locales. Las mismas que fueron detenidas cuando hace dos semanas se detectaron 87 kilos de cocaína en un avión de la empresa KLM Cargo en el Aeropuerto de Ezeiza.

Dos empleados de la empresa de carga MartínAir quedaron registrados por las cámaras de seguridad cuando cargaban la droga rumbo a Europa.

En la Justicia Federal investigan si esa cocaína tenía la identificación de un cartel mexicano y había llegado desde un vuelo de Bolivia.

por Hugo Macchiavelli
En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show