Aniversario

Se cumplen 11 años de la sanción de la ley de matrimonio igualitario

El 15 de julio de 2010, Argentina se convirtió en el primer país latinoamericano en reconocer el casamiento entre personas del mismo sexo.
Pasó más de una década desde la sanción de la ley de matrimonio igualitario. 

Pasó más de una década desde la sanción de la ley de matrimonio igualitario. 

El 15 de julio de ese año, a pesar de las bajas temperaturas, una multitud siguió el debate parlamentario en la plaza Congreso frente a un escenario que habían armado las organizaciones LGBTIQ+.

La norma se aprobó a las cuatro y cinco de la mañana en el Senado de la Nación con 33 votos afirmativos, 27 negativos y 3 abstenciones.

La primera pareja en casarse con la ley de matrimonio igualitario

Dos semanas después de su aprobación, José Luis Navarro y Miguel Calefato se convirtieron en la primera pareja en estrenar la ley al casarse en Santiago del Estero. El hecho se convirtió en un hito de la historia local de la ampliación de derechos.

"Recuerdo que nos quedamos hasta tarde viendo el debate y como no pasaba nada nos dormimos, pero a la mañana siguiente Miguel me despertó muy temprano para avisarme que se había sancionado y ahí nomás me fui al Registro Civil", contó tiempo atrás Navarro a los medios desde la ciudad de Frías.

De acuerdo a su relato, en la oficina de esta localidad de 40 mil habitantes lo recibió el jefe, que le dijo que "no tenía ningún problema en dar el turno, pero todavía no tenía instrucciones" sobre cómo proceder.

"Entonces le pedí que me guarde el turno para el viernes 30 y me derivó con una empleada para completar la planilla. Recuerdo que me preguntó '¿cuál es el nombre de su esposa?', a lo que yo le contesté 'no hay esposa'", contó este arquitecto cordobés.

"¡Ah, si no hay esposa no hay casamiento!", le respondió la oficinista que José recuerda con gratitud porque "no hizo ninguna cara extraña" cuando él le explicó que lo que había era un esposo: "¡Ah bueno, pongo el nombre del esposo, entonces!", le replicó, rápida de reflejos.

El turno que quedó fijado para las 9 de la mañana del 30 de julio de 2010. Tras la ceremonia, los recién casados, sus testigos y un puñado de amigos que les habían unido, se fueron a desayunar sin contratiempos a un bar.

s