Rompió el silencio

Una muerte cada 10 minutos: ¿Qué significan 50.000 muertes por COVID-19 en Argentina?

por Ignacio Ferreiro | 12 de febrero de 2021 - 18:09
Una muerte cada 10 minutos: ¿Qué significan 50.000 muertes por COVID-19 en Argentina?
 Embed      
Argentina superó las 50.000 muertes por coronavirus.
Argentina superó las 50.000 muertes por coronavirus.

Se registraron 50.029 muertes por COVID-19 en Argentina, según informó el Ministerio de Salud este viernes, tras once meses de la primera muerte por la enfermedad de la pandemia. Uno de cada 7 fallece sin saber que tiene la enfermedad y el 80% tiene más de 60 años.

 Embed      

Empezá la presentación presionando el botón central. Se pueden usar las flechas para avanzar o volver. Podés hacer zoom tocando la pantalla con dos dedos o haciendo doble click sobre la presentación.

Qué significan 50 mil muertes en Argentina

Las 50 mil muertes equivalen a una Bombonera casi llena. El estadio de Boca Juniors tiene una capacidad de 54 mil personas.

Una muerte cada 10 minutos. Pasaron cerca de 491 mil minutos desde el ingreso del coronavirus al país. Eso significa que, en promedio, murió una persona cada 10 minutos por COVID-19.

Las 50 mil muertes por COVID-19 equivalen a todos los trabajadores registrados del sector privado en San Luis, Jujuy o Santa Cruz.

Equivalen a un tercio de los 177.697 habitantes de Tierra del Fuego. Si todas las muertes hubiesen sucedido allí, uno de cada tres habitantes de esa provincia hubiera muerto.

De dónde salen estas cifras. Todas las cifras fueron obtenidas a través del procesamiento realizado por el Centro de Datos de A24.com sobre la base de datos abiertos de casos publicada diariamente por el Ministerio de Salud de la Nación. Dichos datos provienen de la carga manual que realizan los trabajadores de cada institución sanitaria del país, por lo que pueden tener retrasos. Son los datos que el Gobierno Nacional informa diariamente a la ciudadanía.

Para definir si un paciente falleció antes de recibir el resultado de su hisopado, se calculó la diferencia entre la fecha de fallecimiento y el de diagnóstico. Si el resultado de esa cuenta fue cero o menor, se consideró que el paciente no llegó a recibir la notificación del resultado.