Emocionante

Subte: se normalizó el servicio tras dos horas de medidas de fuerza

Subte: se normalizó el servicio tras dos horas de medidas de fuerza

Qué pasó. Después de dos horas de paro, finalmente se reanudó el servicio en todas las líneas de subterráneo. Los metrodelegados habían dispuesto la suspensión de tareas de 5:30 a 7:30 en reclamo del nombramiento de personal en las boleterías de las nuevas estaciones de la Línea E, Catalinas y Correo Central Norte.

 Embed      

“Esta mañana no pudimos iniciar servicio en el subte ni en el Premetro por una medida de fuerza que consideramos injustificada, porque el motivo es falta de personal en las estaciones nuevas de la Línea E, lo que podemos decir es que la línea está completa para la actividad operativa". “Esta mañana no pudimos iniciar servicio en el subte ni en el Premetro por una medida de fuerza que consideramos injustificada, porque el motivo es falta de personal en las estaciones nuevas de la Línea E, lo que podemos decir es que la línea está completa para la actividad operativa".

"En este momento tenemos una instancia de dialogo en la Subsecretaria de trabajo porteño, habría que evaluar si habrá sanciones tras esta medida. La compañía incorporó 120 personas con las nuevas estaciones". "En este momento tenemos una instancia de dialogo en la Subsecretaria de trabajo porteño, habría que evaluar si habrá sanciones tras esta medida. La compañía incorporó 120 personas con las nuevas estaciones".

Nicolás Castaño - Jefe de prensa de Metrovías - #Novaresio910, por Radio La Red AM 910

Del mismo modo que lo hicieron la semana pasada, los metrodelegados reclamaron por la falta respuesta de la empresa Metrovías frente a lo que denominan el vaciamiento del sector comercial, la intención de flexibilizar tareas y eliminar categorías.

Los metrodelegados Roberto Pianelli y Virginia Bouvet señalaron que este reclamo se suma a otra denuncia sobre la presencia de material cancerígeno en la red (asbesto), que, aseguran, genera un gravísimo problema de salud pública, con riesgo para la vida de millones de usuarios y cientos de trabajadores.

s