icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

The Walking Conurban: por qué es furor en las redes la mística y la estética del Conurbano

The Walking Conurban: por qué es furor en las redes la mística y la estética del Conurbano
Peroneitor. The Walking Conurban

Cuatro amigos, un tornado fatal en la zona sur de Gran Buenos Aires y una serie norteamericana de zombies fueron la fórmula para tejer The Walking Conurban, la cuenta de Instagram que es furor en las redes por exponer la belleza de las ruinas del esplendor de antaño, la poética de la decadencia y el humor tajante en los barrios de las afueras de la Ciudad de Buenos Aires. En pocos meses, alcanzaron los casi 40 mil seguidores.

Una mañana de 2012 las calles del sur del Conurbano amanecieron con el apocalipsis posterior a un temporal de árboles caídos, techos volados, autos arrinconados y desolación al que solo le faltaban los muertos vivos del cine. Como tales, los vecinos se reunían alrededor de fogatas en cada esquina para protestar contra los cortes de luz. Hasta ahí, todo normal. Y ese era el “problema”.

"La costumbre nos hace creer que eso está bien", pensaron los creadores de The Walking Conurban (TWC) al ver la escena. Y de ese noble afán de despabilar la modorra de normalizarlo todo nació la idea de Diego, Guillermo, Ángel y Ariel: un martillero, un analista de sistemas y dos empleados públicos que todavía y pese al éxito siguen teniendo que levantarse temprano para trabajar.

Seis años después de aquella escena el concepto seguía marcándoles un camino y decidieron crear la cuenta de Instagram y el canal de Youtube para despertar la mirada sobre “el barrio”.

"Amenities". The Walking Conurban

Celebrar la narrativa y la estética de los cordones del Gran Buenos Aires sin romantizar, pero tampoco criminalizar la pobreza ni la marginalidad. Mostrarlas con ojos nuevos, "como una representación de lo precario y contradictorio", explican.

La cuenta crecía a un ritmo tranquilo hasta que la comediante Malena Pichot los agregó a sus historias de Instagram y empezó la locura.

La cantidad de seguidores superó los cálculos y demostró la necesidad que había de que el conurbano bonaerense por fin tuviera un reflejo de su mística en las redes, bien lejos del relato hegemónico de miseria, peligro e inseguridad.

Señalética. The Walking Conurban
Señalética. The Walking Conurban

"Si me apurás un poco, lo mejor que tiene la página es el concepto que traza una línea de coherencia, es el ‘paraíso post apocalíptico' a minutos del Obelisco", según Ariel.

"Viendo las películas de zombies dijimos que las podríamos estar filmando a la vuelta de mi casa, sacando el estigma desde la ironía y el humor: cómo sería el mundo a través de los ojos del Conurbano", contó Ariel.

Una de las facetas más educativas de TWC es el "100 Year Challenge" o Reto de los 100 años, que parafrasea aquel de los "Diez años" que tuvo éxito en las redes. Compara las ruinas de hoy con el apogeo de antaño, desde casonas antiguas de arquitectura francesa hasta fábricas otrora pujantes.

Atrás de la Siam. The Walking Conurban
Atrás de la Siam. The Walking Conurban

"Mostramos las imágenes del pasado donde los caserones eran habitados. Tratamos de informar de la historia de esos años, en qué se reconvirtieron las industrias después de esa caída y que muchas se convirtieron en lugares de servicios".

Algo de realismo mágico es inevitable porque para los creadores de TWC el Gran Buenos Aires es muchos "Macondo". Hablan de "el paisaje gris apesadumbrado de una fábrica cerrada, y un lugar donde no hay territorio inverosímil: en Plátanos (partido de Berazategui) encalló una ballena y había un operativo para salvarla, parece increíble pero es verdad".

Advertencia en La Plata. The Walking Conurban
Advertencia en La Plata. The Walking Conurban

"Es interesante pensar que cualquier cosa te la van a creer, independientemente de que sea verdad, porque es posible"

La participación de los seguidores se volvió indispensable para acceder a la "magia" de otros sitios geográficamente lejanos. En TWC reciben colaboraciones de los fans y los sábados suben la foto ajena favorita.

La gente les dice que desde que los siguen tienen el “modo Walking Conurban” activado: "No paro de 'ver' fotos de ustedes por todos lados", les dicen y ese, sin duda, es el mejor reconocimiento que pueden esperar.

por Rocío Ferraro
SUBIR

Poder

Ovación

Show