Coronavirus

Todo lo que tenés que saber sobre la vacuna Astrazeneca

Su origen, la producción en Argentina, cuántas dosis llegaron a nuestro país y cuál es su eficacia.
Todo lo que tenés que saber sobre la vacuna Astrazeneca

La vacuna de Oxford-AstraZeneca es una de las cuatro que se aplican en Argentina hasta el momento. Las otras son la Sputnik V, la Covishield y la Sinopharm.

Hasta el 25 de mayo de 2021, Argentina recibió en total 14.355.710 dosis de vacunas, de las más de 65 millones que compró. De acuerdo a la información del Monitor Público de Vacunación, hasta la fecha se aplicaron 11.301.873 vacunas: 8.859.099 personas fueron vacunadas con una dosis y 2.442.774 recibieron el esquema completo.

A continuación, la información que tenés que saber sobre la vacuna de AstraZeneca.

El origen de la vacuna

La vacuna de AstraZeneca fue creada en 2020 como producto de la colaboración entre la farmacéutica sueca AstraZeneca y la Universidad de Oxford (Inglaterra) en el marco de la pandemia de coronavirus.

Su nombre es el resultado de la fusión en 1999 de la empresa sueca Astra AB y de la británica Zeneca Group PLC. En Europa se la conoce oficialmente con Vaxzevria.

Según información oficial, la vacuna “utiliza un vector viral de chimpancé de replicación basado en una versión debilitada de un virus del resfriado común (adenovirus) que causa infecciones en los chimpancés y contiene el material genético de la proteínia de pico del virus SARS-CoV-2”.

AstraZeneca en Argentina

En noviembre de 2020, el Gobierno nacional anunció que a través del Ministerio de Salud de la Nación firmó un contrato con AstraZeneca por 22,4 millones de dosis totales (22.429.842), por las que se pagaron anticipadamente alrededor de 92 millones de dólares.

Tras la aprobación de las agencias reguladoras del Reino Unido y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), el 30 de diciembre de 2020 se concretó la autorización de la vacuna en Argentina.

Si bien se esperaba que las primeras dosis producto de este acuerdo lleguen en marzo de 2021, AstraZeneca emitió un comunicado en abril en el que reconoció “demoras” en la entrega pero prometió comenzar la distribución dentro del primer semestre del año.

Finalmente, Argentina recibió el primer lote de este contrato el lunes 24 de mayo. Fueron 843.600 dosis traídas en el vuelo UC1101 de LATAM CARGO proveniente de Miami, Estados Unidos.

¿Quién produce la vacuna?

En nuestro país, la vacuna desarrollada por AstraZeneca en conjunto con la Universidad de Oxford es producida en el laboratorio del Grupo Insud en la provincia de Buenos Aires y las envía para su “formulado” a México, desde donde son posteriormente distribuidas.

El fundador del Grupo Insud, Hugo Sigman, informó en su momento que el laboratorio paralizó su producción habitual de medicamentos para dedicarse de lleno a la de la vacuna.

“mAbxience se encargará de fabricar el principio activo (la materia prima). Una vez concluido, el producto será entregado a AstraZeneca, que lo enviará a México, donde el laboratorio Liomont se ocupará de fraccionarlo y envasarlo. Desde allí, AstraZeneca distribuirá la vacuna de manera equitativa en América Latina (con excepción de Brasil, que llegó a un acuerdo por separado). El precio comprometido es de 4 dólares, sustancialmente menor al de las vacunas de otras compañías”, explicó Sigman.

¿Cuántas vacunas de AstraZeneca recibió Argentina?

Argentina ya recibió 1.286.400 vacunas de AstraZeneca a través del mecanismo Covax, un fondo global integrado por países que lideran UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos, cuyo objetivo es garantizar la distribución equitativa de las vacunas COVID-19 a nivel mundial.

La entrega más reciente del mecanismo Covax en nuestro país fue el domingo 23 de mayo, con 204.000 dosis.

Por otra parte, Argentina recibió el lunes 24 de mayo una partida de 843.600 dosis de AstraZeneca, producidas en territorio nacional y envasadas en México. Según la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, se espera un total de 3.960.000 dosis de esta vacuna para mayo.

Indicaciones y contraindicaciones

Según la Organización Mundial de la Salud, se recomienda dar prioridad a los trabajadores de la salud en riesgo elevado de exposición y a las personas mayores, en particular las que tienen 65 años o más.

También se recomienda vacunar a las personas con comorbilidades que se ha constatado que aumentan el riesgo de sufrir una forma grave de COVID-19, en particular obesidad, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias y diabetes.

Si bien se requieren más estudios para las personas con VIH o con afecciones autoinmunitarias o que están inmunodeprimidas, quienes se encuentren en esta categoría y formen parte de un grupo para el que se recomienda la vacunación podrán vacunarse tras recibir información y asesoramiento.

Se puede ofrecer la vacuna a las personas que hayan tenido coronavirus, aunque se recomienda postergar su vacunación hasta seis meses después de la infección por SARS-CoV-2, para que se vacunen primero otras personas que puedan necesitarlo más urgentemente.

La vacuna puede ofrecerse a una mujer lactante que forme parte de un grupo considerado prioritario para vacunarse. La OMS no recomienda interrumpir la lactancia tras la vacunación. Las mujeres embarazadas pueden vacunarse si los beneficios superan los posibles riesgos de la vacuna.

Las personas con antecedentes de reacción alérgica fuerte a algún componente de la vacuna no deberían vacunarse.

No se recomienda la vacuna para menores de 18 años, a reserva de los resultados de nuevos estudios.

La dosificación recomendada es la siguiente: dos dosis administradas por vía intramuscular (0,5 ml cada una) separadas por un intervalo de entre 8 y 12 semanas.

Según información brindada por el Gobierno nacional, como contraindicaciones, la primera dosis de esta vacuna puede causar “hipersensibilidad a cualquier componente”. Con la segunda dosis, las personas pueden presentar una reacción anafiláctica, además de “enfermedad febril aguda grave, trombocitopenia y trastornos de la coagulación”.

Eficacia

Para esta vacuna, la primera y segunda dosis son iguales. Los estudios publicados demuestran que la eficacia de la vacuna es mayor cuando el intervalo entre dosis es más largo. Al recibirla a los 14 días de la primera, la eficacia fue del 63% contra la infección sintomática por SARS-CoV-2, pero al recibirla a las 12 semanas o más, asciende al 82%.

“Basados en la evidencia existente, la vacuna debe ser administrada en 2 dosis con un intervalo de 4 a 12 semanas entre cada una. De hecho, entre 8 a 12 semanas es más recomendable ya que los datos indican que produce una mejor respuesta inmune”, dijo Alejandro Cravioto, presidente del Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se habló de