Covid-19

Un estudio demostró que la pandemia provocó problemas de habla en los más chicos

Education Endowment Foundation analizó 50 mil menores de 4 y 5 años y concluyó que subieron un 25% los casos que necesitaron ayuda extra con el lenguaje.
28 de abril de 2021 - 08:36
La imposibilidad de encontrarse con otros niños para jugar y la obligatoriedad de llevar barbijos en lugares públicos provocaron que los chicos hayan estado menos expuestos a conversaciones (Foto: archivo).

La imposibilidad de encontrarse con otros niños para jugar y la obligatoriedad de llevar barbijos en lugares públicos provocaron que los chicos hayan estado menos expuestos a conversaciones (Foto: archivo).

El encierro por la pandemia tuvo un mayor impacto que los contagios y la crisis económica. Ese aislamiento tuvo consecuencias en los más pequeños, quienes vieron afectadas sus habilidades del lenguaje. Así lo indicó la investigación del Education Endowment Foundation (EEF), que a partir del análisis del comportamiento de 50.000 niños en colegios de toda Inglaterra evidenció un aumento en el número de pequeños de 4 y 5 años que necesitaron ayuda con la comunicación.

Embed

Según los hallazgos revelados por EEF, las medidas adoptadas para combatir la pandemia privaron a los alumnos más jóvenes del contacto social y de experiencias esenciales para aumentar su vocabulario. La ausencia de contacto con los abuelos, las medidas de distanciamiento social, la imposibilidad de encontrarse con otros niños para jugar y la obligatoriedad de llevar barbijos en lugares públicos provocaron que los pequeños hayan estado menos expuestos a conversaciones en el marco de actividades cotidianas.

Entre 58 escuelas de primaria de Inglaterra encuestadas, el 76% de los centros observaron que los alumnos que comenzaron el colegio en septiembre de 2020 necesitaron más apoyo con la comunicación que en años previos.

Además, el estudio detectó que el 96% de los colegios mostraron preocupación por el desarrollo en lenguaje y discurso de los menores y que el 56% de los padres sondeados se mostraron preocupados por el comienzo del curso escolar tras el confinamiento.

Así es que de aproximadamente 50.000 niños de 4 y 5 años que empezaron el colegio en septiembre de 2020, entre un 20 y un 25% más necesitó ayuda extra con el lenguaje frente al año previo. Estos datos son alarmantes si se tiene en cuenta que la evidencia científica apunta a que un pobre desarrollo en la comunicación puede tener efectos a largo plazo en el lenguaje.