Vacunación

Un estudio revela que quienes recibieron la primera dosis de Sputnik V y tuvieron coronavirus generan más anticuerpos que los que completan la vacunación

El documento indica que estas personas pueden alcanzar hasta 10 veces más cantidad de anticuerpos que no se infectaron y recibieron las dos dosis de la vacuna.
Un estudio revela que quienes recibieron la primera dosis de Sputnik V y tuvieron coronavirus generan más anticuerpos que los que completan el esquema de vacunación

Un estudio revela que quienes recibieron la primera dosis de Sputnik V y tuvieron coronavirus generan más anticuerpos que los que completan el esquema de vacunación

Una investigación realizada en la Provincia de Buenos Aires alcanzó una sorprendente revelación: el estudio indicó que una persona que recibió la primera dosis de la vacuna Sputnik V y luego se contagió de coronavirus puede generar hasta 10 veces más cantidad de anticuerpos que aquellos sin infección previa que recibieron el esquema de vacunación completo de dos dosis.

El estudio fue difundido en la revista "Cell Reports Medicine" y también determinó que después de una dosis de la vacuna Sputnik V, el 94% de las personas que participaron del estudio, sin previa infección, desarrolló anticuerpos específicos contra el coronavirus, y la cifra se elevó al 100% tras completar el esquema de dos dosis.

Este trabajo, realizado por investigadores liderados por Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL) e investigadora superior del CONICET, también señaló que en esos pacientes con antecedentes de Covid-19, la segunda dosis no produce beneficios adicionales en términos de la respuesta de anticuerpos.

“La vacunación masiva ofrece una gran promesa para detener la pandemia de Covid-19. Debido a la limitación del suministro de vacunas en muchas regiones del mundo, las autoridades sanitarias necesitan con urgencia datos sobre la respuesta inmune a las vacunas para optimizar las estrategias de inmunización”, afirmó Gamarnik. Y agregó que “este estudio es un ejemplo inédito de trabajo en equipo coordinado por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires en el que participaron de manera articulada investigadores, técnicos y becarios de CONICET junto a profesionales de siete hospitales de la Provincia con el apoyo de la cartera de Ciencia de la Nación”.

El estudio se realizó en 289 trabajadores de la salud que se ofrecieron como voluntarios para la investigación y se desempeñan en siete centros públicos de la Provincia de Buenos Aires. Del total, 62 habían estado previamente infectados con el nuevo coronavirus.

Ahora el equipo de trabajo se encuentra realizando el seguimiento a seis meses de personas vacunadas para determinar la evolución de la respuesta inmune y su duración. También se analizará la protección de Sputnik V frente a las diferentes variantes del coronavirus que circulan en el país.

s