Tecnología

Brasil aprobó la importación de harina de trigo transgénico pero aseguran que el cereal aún no entrará en fase comercial

Hubo un dictamen favorable del organismo regulatorio técnico del país vecino, pero aún falta la ratificación política. Cuáles son los requisitos que busca cumplir la empresa antes de comercializar.
Marcos López Arriazu
por Marcos López Arriazu |
Brasil aprobó la importación de harina de trigo transgénico.

Brasil aprobó la importación de harina de trigo transgénico.

En lo que significa un hecho histórico, el gobierno de Brasil aprobó hoy la importación de harina producida a partir del trigo transgénico HB4, resistente a la sequía, convirtiéndose así en el primer derivado de un trigo OGM del mundo con un principio de autorización comercial. Se trata de un desarrollo de la empresa argentina Bioceres junto al grupo de investigación del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (CONICET-UNL). Su siembra, actualmente bajo un programa de identidad preservada, venía generando polémica en las últimas hacia el interior de la cadena triguera.

Este jueves 11 de noviembre, la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio), del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil, aprobó la venta de harina proveniente de trigo HB4, confirmaron a A24.com Agro fuentes oficiales y de la empresa.

Desde la firma destacaron que “el trigo HB4 es un desarrollo 100% argentino, producto de la colaboración público-privada de más de 18 años entre Bioceres y el grupo de investigación del CONICET-UNL, liderado por la Dra. Raquel Chan, responsable de la investigación que da lugar al desarrollo”.

Las variedades de trigo HB4 tienen incorporado un gen del girasol que incrementa la tolerancia a condiciones de sequía, reduciendo las pérdidas de rendimiento frente al déficit hídrico.

“La aprobación en Brasil confirma lo que las autoridades argentinas habían dictaminado: el trigo HB4 es seguro para el medio ambiente y para la salud humana y animal. Bioceres presentó toda la evidencia solicitada, fue evaluada y obtuvimos la aprobación”, agregaron.

¿Por qué se aprobó la importación de harina y la de granos? Desde Bioceres explicaron que "aún no se presentó el dossier para esa esa aprobación ya que Brasil exige ensayos a campo, los cuales estamos realizando".

Más allá de la venia brasileña, requisito que las autoridades argentinas impusieron para su salida comercial, desde la firma aseguraron que la variedad aún no entrará en fase comercial.

“Independientemente de la aprobación por parte de Brasil, Bioceres seguirá gestionando la producción de semillas y grano de trigo HB4 bajo el programa de identidad preservada que se utilizó en las últimas dos campañas ”, indicaron a este medio. Y destacaron que “tanto la semilla como el grano producido son 100% propiedad de Bioceres”.

Antes de comercializar, la firma espera cumplir con otros requisitos como obtener aprobación en destinos clave de exportación que representen más del 5% del total de las exportaciones en promedio de los últimos 6 años; disponibilidad de un método de detección de costo accesible con una sensibilidad del +1%; existencia de un sistema de captura de valor y de un canal de identidad preservada; y el establecimiento de un sistema de extensión y educación

Además, resaltó que seguirá trabajando en el aspecto regulatorio. “La empresa ha iniciado los procesos de desregulación en Uruguay, Paraguay, Estados Unidos, Colombia, Indonesia, Sudáfrica y Australia”, comentaron desde Bioceres.

En tanto, fuentes oficiales explicaron que lo que lo que se dio hoy en Brasil es un primer paso: la aprobación de un organismo técnico. Ahora falta la decisión política de los organismos regulatorios (que se da por descantada). Sin embargo, esto tampoco alcanzaría para que la empresa pueda comercializar ya que para eso necesita que Brasil apruebe el uso de granos de trigo.

El apoyo de Julián Domínguez

En medio de una grieta que divide al sector entre quienes quieren avanzar con la tecnología y los que temen sanciones comerciales por parte de los importadores, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, defendió el trigo HB4 en su primera presentación con periodistas.

“Creo en la biotecnología y en el proyecto El HB4, tan discutido”, disparó Domínguez en una charla con diferentes medios, entre los que estuvo presente A24.com Agro.

“Lo que es soberanía tecnológica, investigación y desarrollo nacional, si no lo defendemos nosotros quién lo va a defender”, se preguntó. Y reforzó: “A ver si los brasileros me van a indicar a mi lo que yo quiero hacer con la producción”.

Ahora, con la decisión de Brasil y el camino a medio allanar, la polémica sigue adelante: el mayor temor de los operadores hoy es que se produzca contaminación de cargamentos de granos con el material transgénico, provocando sanciones comerciales.

Buscando dar garantías, desde Bioceres aseguran que continuarán "implementado los protocolos de Stewardship y bioseguridad, auditando los procesos de siembra, cosecha, almacenamiento, y transporte". Y destacan que vienen "trabajando desde hace más de 10 años con cultivos regulados, y mantuvo siempre altísimos estándares de seguridad y sin ninguna experiencia negativa, ni en trigo ni en soja ni en otros cultivos".

Se habló de
s