Campaña 2020/21

La soja, en la recta final de una cosecha que va con el freno de mano

A la oleaginosa le quedan 480 mil ha en pie en la región central y preocupa el rinde de soja de segunda en varios lotes. Los números a nivel nacional.
La cosecha de soja avanzó con ritmo dispar en el final de la campaña gruesa.

La cosecha de soja avanzó con ritmo dispar en el final de la campaña gruesa.

Se termina un año para la soja y ya se avecinan los tiempos de los balances, mientras las maquinarias levantan lo último de la oleaginosa con mayor lentitud a la del año pasado. El norte bonaerense es la región con peores números en cuanto a los trabajos: en Pergamino, donde llevan trillado el 80% de los cultivos de primera y el 60% de los de segunda, aseguran que el año pasado para estas fechas “ya se había levantado todo”.

En la región central del área agrícola quedan por cosechar 160.000 hectáreas (has) de soja de primera, pero también de 320.000 has de segunda. Con mayor incidencia del norte bonaerense, lo que indican los especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario es que se trata de la zona que recibió la mayor cantidad de agua en las lluvias de esta semana, incluso luego de haber sufrido una larga sequía, consecuencia de los efectos de La Niña.

“Los últimos lotes recolectados siguen consolidando la brecha de rindes entre el norte bonaerense y el resto de la región. En soja de primera terminaría con una media ente 31 y 33 qq/ha, mientras que el centro sur y sur de Santa Fe finalizaría con 36 qq/ha y el este cordobés con 39 qq/ha. En la de segunda, el norte bonaerense cosechó entre 16 a 20 qq/ha. En el sur santafesino se destacan Cañada de Gómez y Carlos Pellegrini con promedios ente 38 a 39 qq/ha. En el sudeste cordobés, Monte Maíz se destacan promedios de 36 qq/ha”, graficaron los especialistas de la entidad rosarina.

subzaonas.jpg
Los cultivos de soja y sus cosechas, analizados por la Bolsa de Comercio de Rosario de acuerdo a cada región.

Los cultivos de soja y sus cosechas, analizados por la Bolsa de Comercio de Rosario de acuerdo a cada región.

Las “subzonas”

“Subzona 1”: Allí la cosecha de soja temprana terminó con 40 qq/ha de promedio, 5 puntos por debajo de la media de los últimos 5 años. En esa región los mínimos estuvieron en 30 y los máximos en 55 qq/ha. La soja de segunda presenta un avance del 70%, con rindes que se estabilizan en 35 qq/ha y mínimos de 20 qq/ha y máximos de 40 qq/ha.

Los ingenieros indican que “queda muy poco por cosechar”, por lo que de haber una lluvia en estos momentos la misma no generaría problemas, salvo en algún bajo pronunciado.

Subzona II: Allí queda muy poco por levantar de soja. “Las últimas lluvias van a retrasar muy poco tiempo la trilla, si es que no se retoma inmediatamente lo que queda por hacer”, expresaron los técnicos, a la vez que reflejaron que al trigo le quedarían perfiles en los suelos de 50% al 70% de humedad para su cultivo.

“Resta un 40% del área de la de segunda por trillar y el rinde medio es de 30 qq/ha”, indicaron.

Subzona III: La trilla de soja de primera llegó a su final. "Se hizo larga la cosecha; el año pasado en esta fecha ya se había terminado en forma completa", dicen en la ciudad. Los rindes estuvieron entre 18 a 54 qq/ha. En Pergamino el promedio fue de 28 qq/ha, en Colón y Rojas, 31 qq/ha.

Todavía queda un 30% de la soja de segunda por cosechar, con un rinde promedio de 18 qq/ha, 10 quintales menos que la media de los últimos 3 años.

Subzona IV: Allí hay un 40% pendiente. Hay zonas que los rindes son muy malos como en el caso de Ameghino con sojas de 10 qq/ha. En otras, si bien hay muchas diferencias entre lotes, hay una media que tendería a los 32 qq/ha. En sojas de segunda el promedio es de 18 qq/ha

Subzona V: La soja de primera quedó en 40 qq/ha, es decir, un 6% por debajo que su rinde histórico. “Cada vez se complica más alcanzar el rinde objetivo”, se lamentaron en la región.

La soja de segunda se destacó con 35 a 36 qq/ha, ya que fue sembrada en los mejores lotes donde se pudo sembrar trigo.

Cabe destacar que a nivel nacional la cosecha ya cubrió el 53,3% del área apta, con una producción acumulada de 26,3 millones de toneladas, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.