Biotecnología

Nuevo avance del trigo transgénico argentino: Australia aprobó la tecnología HB4

La nueva autorización del trigo HB4, desarrollado por el Conicet y Bioceres, se suma a las aprobaciones de Brasil y Colombia. A dónde apunta la estrategia comercial de la compañía.
El evento desarrollado por el Conicet y Bioceres

El evento desarrollado por el Conicet y Bioceres, muy cerca de ser sembrado en Australia.

"Hoy tenemos la inmensa alegría de anunciar que Australia aprobó el Trigo HB4, tolerante al estrés hídrico", anunció Bioceres a través de su cuenta oficial de Twitter.

En este sentido, la empresa señaló que "se trata de un avance enorme, que marca la calidad, el talento y el enorme potencial de la ciencia argentina al mundo".

Al trigo HB4 es un desarrollo producto de una investigación conjunta entre Bioceres y el grupo de investigación del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (CONICET-UNL), liderado por Raquel Chan.

Este desarrollo biotecnológico ya fue aprobado por Argentina en 2020, Brasil para la harina en 2021 y Colombia, Nueva Zelanda y Australia en este año.

Este último caso gana más relevancia ya que es un gran productor de trigo, con cosechas en torno a las 30 millones de toneladas, de las cuales la gran parte, cerca de 20 millones, se exporta.

Esta nueva a probación se suma a la realizada por la República Popular China la semana pasada respecto a la soja HB4, también desarrollada por la empresa argentina.

Los planes de la empresa

En diálogo con A24.com Agro, fuentes de Bioceres adelantaron los pasos a seguir para que el trigo HB4 llegue a los campos australianos. "Estamos en conversaciones con universidades, empresas y entidades de productores para que la tecnología sea adaptada a las necesidades de la agricultura australiana", indicaron.

En ese sentido, desde la firma estiman que, más allá de la autorización, "recién para 2025 podría entrar en una fase comercial" en el país oceánico.

En el plano local, la duda pasa por saber si todas estas aprobaciones podrían acelerar el proceso de liberar la siembra de trigo HB4 en la Argentina, hasta hoy realizada mediante un esquema de identidad preservada. Sobre este tema, en la empresa son cautos. "Hoy la estrategia de la empresa es seguir trabajando la siembra de trigo bajo identidad preservada", aseguraron.

Sin embargo, aclararon no se trata de la única alternativa posible, ya que en la firma entienden que la aprobación de Brasil les permite comercializar semillas libremente en la Argentina. "Es una elección de la empresa para cuidar la tecnología. Es nuestra estrategia", enfatizaron.

Se habló de
s