Producción y consumo

Sin cambios para la media res: el Gobierno postergó por 75 días la entrada en vigencia del troceo

Este martes debía terminar la comercialización de carne en medias reses. Gobernadores y frigoríficos regionales pidieron la postergación por no estar preparados para el cambio.
Marcos López Arriazu
por Marcos López Arriazu |
La figura de la media res podría seguir vigente al menos hasta fin de año.

La figura de la media res podría seguir vigente al menos hasta fin de año.

La polémica por la implementación del troceo sumó este lunes un nuevo capítulo. A un día de su entrada en vigencia el Gobierno prorrogó su implementación por 75 días, hasta el 15 de enero de 2023, "atendiendo a los pedidos presentados por las provincias respecto a la necesidad de fortalecer cuestiones vinculadas a la implementación, control y logística", informó la secretaría de Agricultura.

Además, se suspendió la reunión que estaba prevista para este lunes entre funcionarios de la cartera y los representantes de la industria frigorífica que habían anunciado un cese de actividades en oposición a terminar con la comercialización de carne en medias reses. "Se va a hacer en el transcurso de la semana", confirmó a A24.com Agro, una fuente oficial.

En el medio de la disputa, también fuentes oficiales habían admitido que “durante el fin de semana hubo pedidos de gobernadores” para posponer la entrada en vigencia de la nueva modalidad comercial.

El viernes, desde la Federación de Industrias Regionales de la Argentina (FIFRA) informaron que no se iba a recibir hacienda "a partir del día lunes 31/10 y no habrá actividad de faena o distribución de carnes desde el 01/11”. La medida, obedece a “la vigencia de la normativa relativa al troceo y la falta de autorización de utilización de medios mecánicos para su descarga”.

¿Qué es lo que pedían? La postergación de la medida por 180 días y la incorporación de medidos mecánicos para el manejo de las medidas reses, para evitar que los trabajadores sigan cargándolas en sus espaldas. El primero de los pedidos fue reconocido parcialmente con la postergación, el segundo es el que entrará ahora en etapa de debate en distintas reuniones que se irán realizando de aquí en adelante, como lo admitió la propia Secretaría. "Se mantendrá durante los próximos días, una agenda de reuniones con integrantes de la cadena cárnica para agilizar la implementación de la medida", dice el comunicado oficial.

El debate sobre la media res

La prohibición de distribuir piezas de carne superiores a los 32 kg -conocida como troceo debido a la necesidad de cortar las medias reses (de al menos 90 kg) en trozos más pequeños- debería entrar en vigencia el 1° de noviembre, tras sucesivas postergaciones durante dos años. El principal fundamento de este cambio es la salud de los trabajadores.

La medida encuentra una gran oposición, fundamentalmente de frigoríficos regionales y matarifes, que sostienen que la industria no pudo adecuarse a las nuevas exigencias.

“No nos oponemos a que se deje de cargar medias reses al hombro, estamos de acuerdo en el cuidado de la salud de los trabajadores, pero planteamos la incorporación de medios mecánicos para el manejo”, afirmaba días atrás a A24.com Agro Leonardo Rafael, presidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA).

Los matarifes llegaron a plantearle sus discrepancias al ministro de Economía, Sergio Massa, a quien fueron a buscar al acto en que se anunció el plan de apoyo para pequeños y medianos productores.

“Le dijimos que esto es un tema de su cartera, y que lamentablemente esta resolución es de poco tiempo para todo lo que se ha venido dando. La comercialización de carne en medias reses lleva 145 años y atrás de todo esto hay un montón de costumbres que hay que cambiarlas, pero para eso hay que trabajar en serio. Hay mucha precariedad actualmente como para poder cambiar la cultura comercial que existe”, sostuvo Rafael.

En ese encuentro, los matarifes presentaron los medios mecánicos que proponen para el manejo de las medias reses: una especie de camilla donde se apoyaría la media res y con ese instrumental se la llevaría hacia el interior de cada comercio; una estructura vertical sobre la que cuelgue la media res; y una tercera opción que permite apoyar la carne de manera oblicua, y así facilitar su traslado.

Tras la charla, el Subsecretario de Mercados Agropecuarios, Luciano Zarich, dejó abierta la puerta a que la prohibición pueda ser materia de análisis: “les dije que quienes tengan medios mecánicos los usen, y nosotros valoraremos si eso infringe o no la norma”.

“Si la media res no está al hombro de nadie, para nosotros va a pasar. Ahora: si está al hombro, se cierra el camión y se lo lleva otra vez a origen. Ante la situación de ver un camión bajando una media res se debe labrar un acta, pero luego se discutirá si eso está o no dentro de la ley. Si vemos que no le cargan los 100 kilos al hombro de un trabajador los podemos “observar”, pero no podremos decir nada”, explicó.

Por qué no se adecuaron los frigoríficos

Si bien la entrada en vigencia del troceo ya fue postergada dos veces, desde la industria plantean las dificultades para adaptarse a la norma.

La primera tiene que ver con los mayores costos de cámaras de frío y personal.

Actualmente, luego de la faena las medias reses quedan en cámaras frigoríficas por 24 hs hasta alcanzar la temperatura necesaria para su traslado, de no más de 7 grados según la normativa vigente. Además, el troceo tampoco se puede realizar con la res "caliente" por su condición anatómica. Por eso, los industriales señalan que el troceo los obligaría a aumentar su necesidad de frío para pasar el período de almacenamiento de 24 a 48 hs.

Por el lado del personal, también implica sumar trabajadores para que hagan la tarea del troceo. El cálculo industrial es que, según la planta, esto "pude significar un aumento de 6 a 15%", refieren desde la industria.

También plantean dificultades para el transporte y riesgos sobre la inocuidad por la exposición de la carne a una mayor superficie de contacto, entre otros inconvenientes.

Con estos miramientos, la advertencia de FIFFRA y CAMyA es que el troceo hará elevar los precios de la carne al público.

En tanto, desde el Consorcio de Exportadores ABC, principales impulsores del troceo, aseguran que la comercialización en medias reses destruye el equivalente al 10% del valor de la hacienda por mala asignación de cortes a las carnicerías, subproductos desaprovechados y falsos fletes, además de generar riesgos sanitarios por la falta de condiciones de manejo para la despostada en muchas carnicerías.

Qué cambió el fin de semana

Hasta el viernes, en la secretaría de Agricultura se mantenían firmes en la decisión de avanzar con el troceo, sin cambios en la norma actual. Sin embargo, además del cese convocado por los industriales, otros actores entraron a jugar, abriendo la posibilidad de la prórroga.

“Durante el fin de semana se recibieron pedidos de gobernadores para que postergue el troceo”, contó a este medio una fuente oficial, resaltando que este puede cambiar el escenario. “Mientras el pedido vino de la industria y los matarifes, la postura fue siempre igual (mantener la fecha de entrada en vigencia) pero “si el pedido es de las provincias diciendo que no pudieron implementarlo o les genera problemas de abastecimiento, podría penetrar más", afirmaba la fuente en horas de la mañana.

A partir de ahora se abre una etapa de diálogo sobre los planteos de la industria, los tiempos de implementación y la posibilidad de que se homologuen los medios mecánicos de manejo.

De aprobarse esto último, se daría por terminada, al menos por ahora, la idea de universalizar el troceo en la Argentina.

s