Para mantener las fuentes de trabajo los principales importadores de autos en el país le están pidiendo mayor colaboración al gobierno

CIDOA y los problemas para importar autos

CIDOA manifiesta que hay una gran incertidumbre que impide a las empresas asegurar el abastecimiento y dar certeza a los clientes para recibir los automóviles
21 de abril de 2021 - 23:01
Los autos se están acumulando en el Puerto de Zárate y el sector automotriz está a ritmo muy lento

Los autos se están acumulando en el Puerto de Zárate y el sector automotriz está a ritmo muy lento, especialmente en los importadores. Hay varias marcas que continúan atrasando los lanzamientos de nuevos modelos al mercado por todas las trabas que hay; entre ellas hay que habilitar con urgencia las Licencias No Automáticas consentidas  por la Secretaría de Industria a cada marca para el año 2021. Habiendo transcurrido ya el primer trimestre del año, no se ha recibido el porcentaje comprometido así como tampoco les fue posible a alguna de ellas ingresar la totalidad de las unidades que la Autoridad había consentido para el 2020.

Las empresas asociadas a la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (CIDOA) manifiestan su preocupación por el marco de incertidumbre en el que se están desenvolviendo y reclaman pautas confiables que les permitan desarrollar su actividad con previsibilidad y mantener su fuerza laboral comercial, administrativa y técnica en medio de un contexto complicado debido a la pandemia de la COVID 19.

Marcas asociadas a CIDOA: Europa / Estados Unidos - Alfa Romeo, BMW, Jaguar, Land Rover, Mini, Porsche y Volvo. Japón / Corea - Hyundai, Hino, Isuzu, Kia, Subaru y Suzuki; China - BAIC, ByD, Changan, Chery, DFSK, DFM, FAW, Foton, Geely, Great Wall, Haval, Jac, JMC, Lifan, Shineray

La incertidumbre reinante impide a las empresas asegurar el abastecimiento y dar certeza a los clientes que recibirán en tiempo y forma las unidades adquiridas así como los repuestos para las numerosas unidades que constituyen su parque automotor.

Hay marcas asociadas que no han recibido un solo permiso de importación de vehículos desde hace siete meses.

CIDOA, constituida hace 41 años, agrupa a las empresas representantes de 25 marcas que por el momento no tienen plantas ensambladoras en el país pero si una significativa trayectoria en el mercado. El 90 por ciento de estas compañías pertenecen a empresarios argentinos.

En conjunto dan empleo directo a 8600 trabajadores en 176 concesionarias Y 311 talleres de posventa y otros miles en servicios de logística, legales, publicitarios, despacho, seguridad, limpieza, informática, construcción y contables.

Entre todas en 2020 representaron tan solo el 2% de los patentamientos y en su mayor auge alcanzaron el 5% haciendo un promedio de 3% anual, lo cual no implica amenaza alguna para las inversiones y empleo de las ensambladoras locales sino una complementación que enriquece la oferta al consumidor, generando una competencia que evita cartelizaciones.

Actualmente ruedan en el parque automotor del país unas 450 mil unidades de automóviles, utilitarios y camiones adquiridos por familias, emprendedores y empresas que confiaron en nuestras marcas para desarrollar sus actividades

Por tales motivos, solicitamos a las autoridades:

- Exponer con claridad los criterios empleados para el otorgamiento de Licencias No Automáticas en el sector automotor.

- Habilitar en tiempo y forma las Licencias No Automáticas consentidas por la Secretaría de Industria a cada marca para el año 2021. Habiendo transcurrido ya el primer trimestre del año, no se ha recibido el porcentaje comprometido así como tampoco les fue posible a alguna de ellas ingresar la totalidad de las unidades que la Autoridad había consentido para el 2020.

-Facilitar el despacho a plaza de las unidades que están en puerto, en especial las que ya fueron pagadas a las casas matrices y que por ende el Estado no debe erogar divisas. - Mantenerlas en puerto alimenta el desabastecimiento, caldo de cultivo para sobreprecios en perjuicio del consumidor.

- Hacer más ágil y amigable el proceso de la operatoria, en el que intervienen la Secretaría de Industria, la AFIP, las entidades financieras intermediarias y el Banco Central para la aprobación de las transferencias.

CIDOA comprende la necesidad del Gobierno de recomponer su balanza de divisas para afrontar compromisos externos y aportar a la confianza y la estabilidad de la economía en medio de las restricciones que impone la pandemia y las condiciones reinantes como consecuencia de tres años seguidos de recesión. En virtud de ello y con criterios de contribución con la Nación, adecuándose a los criterios del Ministerio de Desarrollo Productivo en la asignación de disponibilidades, sus asociadas han programado menos operaciones que las que posibilitan su potencial y la capacidad del mercado de absorber sus productos, aun sabiendo que en condiciones regulares, el volumen de las actividades que desarrollan no agrega dificultad a la balanza de pagos.

Las demoras en la operatoria exponen a las asociadas a CIDOA a contingencias judiciales por retraso en las entregas o falta de repuestos para cubrir las garantías y hasta complican la relación con sus casas matrices ya que deben explicar o afrontar sanciones por incumplimiento de los compromisos mínimos establecidos en los contratos.

Las empresas asociadas a CIDOA tienen disposición a continuar operando y a seguir ofreciendo en la Argentina productos y servicios de calidad global a una población que aprecia sus marcas, pero requieren pautas confiables que les permitan dimensionarse y adoptar previsiones ajustadas a la realidad.

Se habló de