Criptomonedas

Bitcoin: por qué se derrumbó hasta la mitad de su máximo histórico y qué hacen los inversores

Pese a una caída del 15% en la última semana, algunos inversores mantienen la apuesta y siguen comprando Bitcoin. Cuál es la razón por la que no sube la criptomoneda más famosa.
Redacción A24.com
por Redacción A24.com |
Inversiones: 4 de cada 10 Bitcoin fueron comprados a precios mayores que los actuales.

Inversiones: 4 de cada 10 Bitcoin fueron comprados a precios mayores que los actuales.

Es cierto, una parte de los inversores ya reconoce que la situación se volvió, al menos, preocupante. La criptomoneda más famosa del mundo, Bitcoin (BTC), arrastra una caída del 15% en los últimos 7 días y del 22% si se mide el último mes.

Este martes, incluso, descendió otro 5% para ubicarse en una cotización cercana a los US$31.000. Los números suenan alarmantes porque la criptodivisa de mayor aceptación presenta, de esta manera, una fuerte caída del 55% desde que tuvo su pico histórico de cotización a comienzos de noviembre del 2021.

Con este panorama, según datos de Glassnode, el 40% de los tenedores de Bitcoin se encuentran ahora con rendimiento negativo en esta inversión. Y el porcentaje es todavía mayor si se toman los titulares a corto plazo que se sumaron a las inversiones crypto en los últimos seis meses, cuando el precio de Bitcoin llegó hasta su máximo histórico, cercano a los 69.000 dólares.

En estos momentos, y por primera vez en lo que va del trimestre, la criptomoneda líder cotiza por debajo de los US$ 34.000; es decir, a la mitad del valor que supo alcanzar en noviembre de 2021.

Cuál es el escenario de Bitcoin

BTC presenta casi seis semanas consecutivas a la baja, lo que no sucedía desde 2014, y en este tiempo también arrastró al resto del mercado a una caída general. En términos de capitalización, el conjunto de activos digitales perdió US$300 mil millones en los últimos 4 días.

Ahora bien, el comportamiento de BTC entre marzo, abril y lo que va de mayo se puede explicar por el contexto internacional y por el comportamiento de algunos inversores.

En primer lugar, la incertidumbre macroeconómica, marcada principalmente por la inflación récord en los Estados Unidos y las acciones de la Reserva Federal (Fed) para contenerla, crean un contexto poco favorable para los activos digitales.

Las criptomonedas han tenido una fuerte correlación con los mercados bursátiles tradicionales y, al ser considerados activos de riesgo, suelen liquidarse primero en tiempos turbulentos.

Asimismo, el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ya no impacta directamente en el comportamiento de los inversores, pero es un agregado poco atractivo al escenario financiero global.

En segundo lugar, la caída de BTC se explica desde el comportamiento de los grandes inversores, las “ballenas” de BTC, que estuvieron vendiendo gran parte de sus posesiones en los últimos días, lo que sugiere una perspectiva bajista al menos en el corto plazo.

En este sentido, los últimos datos de Glassnode indican que el volumen de entrada de Bitcoin a los exchanges (ventas) ajustado para un promedio móvil de 7 días acaba de alcanzar un máximo trimestral de 1.755,021 BTC.

Bitcoin: todavía ofrece rendimientos

Aunque cerca del 40% de las inversiones en BTC hoy arrojan pérdidas, Glassnode también señaló que el 60% de las inversiones aún arrojaban ganancias en los US$33.600.

En efecto, empresa publicó los datos de su última investigación en la que muestra que 4 de cada 10 Bitcoin fueron comprados a precios mayores que los actuales. Por lo tanto, 60% de las inversiones aún eran rentables cuando el precio de esta criptomoneda atravesaba los US$33.600. Actualmente cotiza por debajo de los US$32.000, por lo que la diferencia es aún mayor.

En consecuencia, con la cotización de Bitcoin oscilando alrededor de los US$31.000, los inversores se debaten entre mantener sus estrategias a largo plazo o emprender una huida poco rentable.

Glassnode sostiene que esta situación se debe a las ventas apresuradas de pequeños y grandes inversores para salir antes de que acabe la caída actual. Sin embargo, también destaca que algunos inversores no solo no han tocado sus activos digitales, sino que han aprovechado para engordar sus reservas.

s