Industrias

Blockchain: qué usos tiene esta tecnología más allá de las criptomonedas

Las aplicaciones de la blockchain van más allá del mundo crypto. Cómo hacen 4 empresas para utilizar esta tecnología en diferentes sectores ajenos a las criptomonedas.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
La blockchain se posiciona como una tecnología cross-industry.

La blockchain se posiciona como una tecnología cross-industry.

La tecnología blockchain, o cadena de bloques en español, es una gran base de datos compartida y pública que registra en tiempo real todas las operaciones de compraventa. Tal como su nombre lo indica, todas estas transacciones se graban en bloques, que conforman una gran cadena.

En términos sencillos, la blockchain es un libro digital en el que se dejan plasmados datos, como la cantidad de dinero que fue enviado o recibido y a qué dirección, entre otras variables.

Este sistema es totalmente descentralizado, es decir, no depende de ningún gobierno ni de ninguna entidad financiera tradicional.

Se encuentra distribuido por medio de “validadores”, computadoras que dicen “sí” y aprueban las transacciones, y “mineros”, que se encargan de resolver complejos problemas matemáticos y escribir en un bloque. Luego, el validador nuevamente toma ese bloque y lo escribe en la gran cadena de bloques.

Este método, que se usa para todas las criptomonedas, como Bitcoin, tiene varias ventajas. Por un lado, es imposible de hackear ya que, para cambiar un bloque, hay que cambiar toda la cadena. Por otro lado, es público y transparente y cualquier persona puede saber qué transacciones y movimientos de dinero realizó una dirección.

La blockchain más allá de las criptomonedas

No obstante, el uso de la cadena de bloques o blockchain se extiende más allá del ecosistema crypto y de las divisas digitales: existen empresas que tomaron esta tecnología y la aplican para revolucionar otras industrias más tradicionales.

Hay que entender a la blockchain como una tecnología ‘cross-industry’, es decir, que puede ser implementada en varias industrias, como lo fue y es internet”, detalla Leo Elduayen, co-fundador y CEO de Koibanx.

Además, explica, la cadena de bloques es, en esencia, una base de datos distribuida “súper eficiente para mantener balances, registrar movimientos históricos de éstos, procesar y validar transacciones de los activos que componen dichos balances, tener autoría sobre quién autorizó y procesó cada movimiento y transacción; o, también, exponer dicha información de manera transparente e inmutable”.

Bitcoin Blockchain.jpg
Blockchain: esta tecnología se usa para todas las criptomonedas, como Bitcoin, y presenta diversas ventajas.

Blockchain: esta tecnología se usa para todas las criptomonedas, como Bitcoin, y presenta diversas ventajas.

Según el empresario, estas características la convierten en una tecnología de base “muy útil en productos y soluciones de compañías no solo financieras, sino también de logística, trazabilidad, manejo de identidad y certeza digital o registraduría, entre otros”.

Blockchain en empresas de otras industrias

En la actualidad, existen numerosos casos de compañías ajenas al mundo de las criptomonedas que vieron los beneficios de la blockchain y la aplicaron para innovar en sus respectivas industrias.

De hecho, la propia Koibanx ofrece una plataforma de tokenización de activos para instituciones financieras. En otras palabras, desarrolló un proceso tecnológico con el cual un activo financiero está representado en un activo digital blockchain. Esta “tokenización de activos” permite que el token en cuestión pueda comprarse y venderse de manera 100% digital y descentralizada. Además, las transacciones se vuelven transparentes, seguras y programables.

Hasta ahora, la compañía lleva tokenizados más de cinco clases de activos diferentes en bancos, financieras y gobiernos de América latina, entre ellos: commodities, carteras de crédito colocadas, facturas de crédito, fideicomisos, dinero fiduciario -como pesos uruguayos, mexicanos, colombianos y dólares estadounidenses-, garantías bancarias y títulos de valores.

La tokenización de inmuebles

Más recientemente, en el segmento del real estate, la tokenización de bienes inmuebles dio mucho de qué hablar. En términos sencillos, se trata de una nueva tendencia que consiste en transformar un activo inmobiliario en un token que se almacena en la cadena de bloques. Luego, una vez que se convirtió en un activo digital, se pone a la venta.

Asimismo, en la industria del real estate ya existen compañías que crean tokens que representan propiedades en construcción y los ponen a la venta para generar liquidez en ese proyecto de bienes raíces. De esa manera, comienzan a recaudar capital para continuar la obra.

Uno de los exponentes más populares en este segmento es Álvaro Castro Burgueño, CEO de Che Token, un desarrollador inmobiliario argentino que trabaja desde muy joven en la industria inmobiliaria y se especializó en el segmento de la urbanización.

El mundo del arte y la blockchain

Gracias a la cadena de bloques, ahora los artistas pueden monetizar y vender su trabajo sin límites ni restricciones; y, por su parte, los coleccionistas del arte pueden comprar con criptomonedas obras de arte digital, curadas.

blockchain-4129138_1920.jpg
Hay casos de sectores ajenos a las criptomonedas que vieron los beneficios de blockchain y la aplicaron para innovar en sus industrias.

Hay casos de sectores ajenos a las criptomonedas que vieron los beneficios de blockchain y la aplicaron para innovar en sus industrias.

En este contexto, una de las plataformas para comprar arte es BAG -Blockchain Art Gallery-, una galería de arte digital que está conformada por una red de artistas de América latina. Este marketplace corre sobre Ethereum, la red de contratos inteligentes más robusta; y todo el arte se comercializa con el token “ether”.

De esta manera, BAG alza la bandera de la “democratización del arte” para que más personas puedan disfrutarlo desde un lugar de bienestar -y no de lujo-; y para que más artistas puedan vivir de su talento.

Además, tiene dos grandes diferenciales: el primero, que utiliza “Lazy Minting” (o “acuñamiento perezoso”), lo que hace que el artista no tenga ningún costo al vender una obra.

En segundo lugar, en este marketplace no sólo se puede encontrar un gran catálogo de artistas y listas curadas por expertos, sino que se invita a los propios usuarios a involucrarse en el proceso de validación. Quienes participen de esta curaduría inicial descentralizada, pueden votar y calificar las obras de los artistas y obtener rewards por eso (entre la comunidad que participa en la curaduría de esa obra, se distribuye el 1% del valor de venta).

Gaming: el auge del Play to Earn

En 2021, la industria de los videojuegos facturó US$178 mil millones y se prevé que para el año 2025 llegue a los US$268 mil millones.

Con la incorporación de la tecnología blockchain y los modelos Play To Earn (P2E) se abre la puerta a la descentralización, por lo que ahora los jugadores son dueños de activos digitales que pueden comercializar o simplemente coleccionar.

A días de lanzado a la venta por whitelist, un nuevo juego -Koins.run- corre con la ventaja de haber capitalizado la enseñanza colectiva de la industria y hoy se alza con grandes expectativas. Los videojuegos ya no son los de antes y, en este caso de Koins, que está desarrollado sobre la blockchain Polygon, utilizará un sistema de economía dual conformado por un token de utilidad y un token de gobernanza.

Además, los Koins serán coleccionables ya que el universo de NFTs contará con una cantidad limitada y exclusiva de ellos.

s