Header-Crypto-Cat-notas
Tendencia cripto

Criptomonedas: por la desaceleración económica, siguen en auge en Latinoamérica

Según Naciones Unidas, América Latina registrará una desaceleración muy fuerte de su PIB este año y en 2023. Qué significa esto para las criptomonedas.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Bitcoin: al no estar atado a devaluaciones regulares de monedas locales

Bitcoin: al no estar atado a devaluaciones regulares de monedas locales, la criptomoneda se posiciona como alternativa ante el incremento en el valor del dólar. (Foto archivo)

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

América Latina enfrenta un panorama económico incierto. Según cifras de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la región registrará una desaceleración de su PIB, pasando de 6,6% en 2021 a un 2,6% este año y apenas un 1,1% del PIB en 2023. Ante esta inestabilidad del sistema económico tradicional, las criptomonedas pueden ser una alternativa para enfrentar la crisis.

La principal preocupación de los expertos en materia económica es el aumento descontrolado de la inflación. Debido a las políticas monetarias que se emitieron para enfrentar la pandemia del Covid-19, se ha producido un exceso de oferta de dinero y por ende una inflación de las distintas divisas regionales.

En contraste, criptomonedas como el Bitcoin son limitadas y descentralizadas, lo que mantiene una inflación bajo control.

Para Rodolfo Andragnes, presidente de la ONG Bitcoin Argentina y cofundador de LABITCONF: “A diferencia del dólar u otras monedas fiat, el Bitcoin no se puede emitir libremente según los intereses cambiantes del gobierno emisor, sino que requiere de inversión en energía e infraestructura informática, cuyo poder de procesamiento hoy supera el de Google por varias decenas de veces”.

Además, las criptodivisas, tienen la ventaja de ser dinero 100% digital, pero convertible a dólares u otras monedas físicas con facilidad, ya que estas son transferibles, infalsificables, divisibles, fungibles y almacenables, entre otros.

Criptomonedas vs. devaluación de monedas locales

Teniendo todo esto en cuenta, los usuarios de criptomonedas pueden utilizar los activos digitales como reserva de valor, protegiéndose contra los fenómenos que hoy atacan la región, como la devaluación de las distintas divisas y el incremento de los costos de bienes y servicios cotidianos.

Ya se pueden encontrar casos de éxito de países latinoamericanos que han adoptado criptomonedas para frenar la desaceleración económica. Tal es el caso de Venezuela, donde se ha generado un pico de USD 303 millones en los últimos años y, más recientemente, se alcanzaron a transaccionar cerca de 110 millones de dólares, lo que permitió que el país saliera de su etapa de hiperinflación.

Como el Bitcoin no está atado a las devaluaciones regulares de las monedas locales, este activo digital se posiciona como una alternativa ante el incremento en el valor del dólar.

La inflación y las criptomonedas

Por su parte, Argentina es el segundo país con el mayor aumento del IPC. Sus precios aumentaron un 56,4% y han sufrido una devaluación muy fuerte de su moneda, lo que ha resultado en que cada vez más personas busquen refugiarse en divisas digitales para enfrentar la situación.

En ese sentido, 12 de cada 100 argentinos ya hacen transacciones cripto y 2 de cada 3 están dispuestos empezar a utilizar estas monedas en transacciones para el día a día.

Por otra parte, el aumento de transacciones con criptomonedas también se puede evidenciar en Colombia. En el país se producen transacciones con criptomonedas por $70.000 millones de pesos colombianos mensuales y se han rastreado más de 600 sitios en los que se pueden comprar y vender.

Sin dudas, la región se ha convertido en el punto más llamativo de cripto en el mundo, atrayendo el interés de apasionados por el Bitcoin e incentivando el pensamiento tecnológico y proactivo de las nuevas generaciones en torno a esta tecnología que cada vez está revolucionando más el mundo.

Se habló de
s