Header-Crypto-Cat-notas
Industria cripto

Criptomonedas: qué es una prueba de reservas y por qué es necesaria ahora para la industria cripto

Después del colapso de FTX, el ecosistema cripto se impone nuevas medidas para ofrecer más transparencia. En qué consiste la prueba de reservas, la opción que implementan los Exchange para tranquilizar a sus usuarios.
Redacción A24.com
por Redacción A24.com |
Criptomonedas: los exchanges empezaron a implementar diferentes medidas

Criptomonedas: los exchanges empezaron a implementar diferentes medidas, como las pruebas de reserva, para llevar mayor transparencia al sector. (Foto Ewan Kennedy - Unsplash)

A partir de esta situación, las plataformas cripto comenzaron a buscar e implementar diferentes medidas para limpiar la imagen del sector. Una de las primeras acciones que surgieron desde varios exchanges fue presentar a los usuarios una prueba de reservas (Proof of Reserves).

Qué es una Prueba de Reservas

En el ámbito de las criptomonedas, un Proof of Reserves o prueba de reservas es un documento que detalla los activos custodiados por un exchange o una empresa. Se trata de una herramienta clave para mostrar transparencia y permitir a los usuarios verificar por sí mismos en dónde se encuentran sus fondos realmente.

La estandarización de esta práctica permite la detección inmediata de comportamientos inusuales de exchanges o plataformas donde los usuarios depositan sus fondos.

Precisamente, con el objetivo de contribuir a la transparencia en el ecosistema cripto, muchas plataformas sumaron a sus apps una prueba de reservas para que los usuarios comprueben sus fondos custodiados y puedan verificarlos en la blockchain, en tiempo real. En Argentina, por ejemplo, una de las primeras en hacerlo fue Lemon, a través de la última actualización de su app.

En qué consiste una prueba de reservas

Las criptomonedas ofrecen a los usuarios la posibilidad de ser dueños de activos digitales. Previo a la creación de Bitcoin en el 2009, el dinero digital únicamente se podía guardar y mover a través de bancos. Sin embargo, tener custodia propia de los fondos requiere de conocimientos y una gran responsabilidad.

Por un lado, operar con self custodial wallets implica saber cómo manejar y guardar claves públicas y privadas. Por otro lado, al no delegar la custodia a un tercero, se toma completa responsabilidad de la seguridad de los fondos.

Wallet cripto - Foto Shubham Dhage - Unsplash.jpg

La naturaleza de las self custodial wallets no las hace ideales para principiantes porque pueden no estar capacitados para hacerse cargo de la seguridad de sus activos, o ser propensos a errores. Por esta razón, existen empresas que simplifican el acceso a las criptomonedas para llevar sus ventajas al público general.

Estas plataformas ofrecen custodial wallets que esconden las dificultades de las criptos al hacerse cargo de su custodia y seguridad. Es el caso de exchanges que brindan guardado e intercambio de monedas o plataformas de lending, con rendimientos en cripto.

Las custodial wallets son esenciales para facilitar el acceso a las criptomonedas, pero también tienen sus desventajas. El principal riesgo asociado a estas plataformas es el posible manejo irresponsable de los fondos. Ahí es donde entran en juego los Proof of Reserves, como un tipo de prueba que certifique que una empresa a cargo de custodiar fondos tiene los activos correspondientes.

Industria cripto: por qué necesitan pruebas de reserva

Las custodial wallets, al igual que los bancos tradicionales, funcionan como un intermediario que guarda el dinero por nosotros. Al tener control sobre los fondos, pueden decidir qué hacer con ellos.

Por ejemplo, un exchange irresponsable podría destinar la plata de sus usuarios a inversiones riesgosas sin su consentimiento, aunque una prueba de reservas transparente y en tiempo real haría evidente ese comportamiento. En el caso de que la inversión salga bien, la empresa se queda con las ganancias. Pero si sale mal, la pérdida se transfiere de forma directa a los usuarios.

Un ejemplo reciente es el de FTX Group, uno de los exchanges más grandes del ecosistema y que, según se conoció recientemente, efectuaba operaciones riesgosas con los fondos de sus usuarios. Cuando éstos intentaron retirar su capital de la plataforma, se dieron cuenta de que la empresa de Sam Bankman-Fried no tenía las reservas para respaldar sus saldos. Luego, este exchange se declaró en quiebra y es investigado ahora por las autoridades correspondientes.

¿Se puede confiar en los exchange?

Por supuesto, y luego de los hechos recientes, hay que tener mucho cuidado. No obstante, existen diversas formas de reducir los riesgos de las custodial wallets.

Una de las más efectivas es estandarizar el uso de pruebas de reservas. La ventaja que tienen las criptomonedas sobre el sistema financiero tradicional es la transparencia de la blockchain. Usando un block explorer, cualquiera puede verificar los saldos e historial de transacciones de cualquier wallet.

Si un exchange hace públicas sus wallets se podrá ver cuántos fondos custodian y en dónde están. Gracias a la transferencia e inmutabilidad de la blockchain, no hace falta confiar en auditorías ni entes regulatorios. Esto es exactamente lo que permiten las pruebas de reservas en tiempo real.

s