Enttrevista

Crisis crypto: qué dijo el CEO de este exchange argentino sobre el futuro de las criptomonedas

Federico Goldberg se refirió al momento que atraviesa el ecosistema y explicó las razones por las que, pese a todo, auspicia un futuro prometedor para las criptomones.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Criptomonedas: Ahora habrá que ver qué nuevo ciclo nos espera

Criptomonedas: "Ahora habrá que ver qué nuevo ciclo nos espera, pero lo que es seguro es la innovación que vendrá", dice Federico Goldberg, CEO de Tienda Crypto. 

Desde su nacimiento hace 13 años, las criptomonedas -con Bitcoin y Ethereum como las 2 más importantes en capitalización de mercado- han tenido un crecimiento exponencial en su valoración. Sin embargo, también mostraron un comportamiento volátil en el corto plazo, ya que como todo activo financiero se rigen por la oferta y demanda.

Desde que Satoshi Nakamoto puso en funcionamiento el Bitcoin, se han creado hasta la actualidad unas 10 mil criptomonedas, cuyo valor de stock a nivel mundial en estos años ha crecido exponencialmente: el pasado 8 de noviembre, según el sitio web CoinGecko, el mercado de criptomonedas superó los US$3 billones por primera vez en su historia.

“Si bien el valor de las criptomonedas suele ser extremadamente volátil, los problemas derivados de las fluctuaciones en dicho valor no impiden que los inversores se inclinen cada vez más por los activos digitales”, dice Federico Goldberg, CEO de Tienda Crypto. Y el dato se confirma con los resultados de una encuesta publicada por Statista, en el mes de febrero.

Además, agrega, las criptomonedas han tenido una muy fuerte subida desde su nacimiento: “Particularmente, en el caso de Bitcoin y Ethereum (2009 y 2015, respectivamente) ha sido fenomenal su crecimiento si miramos la película completa”.

Asimismo, pese a que surgieron muchas criptomonedas nuevas, ninguna ha logrado el crecimiento que tuvieron las dos principales en términos de capitalización de mercado. Por supuesto, reconoce Goldberg, “también se ven momentos de caídas abruptas que son propias del activo ya que es volátil; por este motivo es riesgoso en el corto plazo”.

Las criptomonedas como activos financieros

Más allá de que el fin de las criptomonedas es, justamente, su utilización como moneda -se estima que unas 300 millones de personas poseen o alguna vez adquirieron una criptomoneda-, lo cierto es que su principal uso en la actualidad es como activo financiero.

Como tal, su precio se rige por la oferta y demanda pura, lo que determina su volatilidad en el corto plazo, aunque en el largo plazo han demostrado ser muy rentables.

De hecho, explica Goldberg, “las criptomonedas no escaparon a la dinámica del resto de activos de renta variable, como desde hace meses puede verse en las cotizaciones de las acciones de empresas, en este caso debido al cambio de política monetaria de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos, que aumentó la tasa para frenar los niveles inflacionarios más altos en los últimos 40 años”.

En este sentido, hubo dos grandes ciclos en la historia de las criptomonedas: En 2017-2018 fue el de las ICOs, donde los tenedores de cripto enviaban dinero al smart contract de una compañía nueva y recibían a cambio tokens que, en teoría, con el crecimiento de esa empresa, iban a aumentar su valor. Algunas han prosperado y otras han desaparecido.

Por otro lado, entre 2020 y 2022 fue el de DeFi, período en el que se volvió muy popular retirar rendimientos en distintas monedas, entregándolas a protocolos que generan intereses mediante préstamos y prestamistas; y los DEX (exchanges descentralizados) han crecido muchísimo en su volumen.

Por todo esto, asegura el especialista, “es importante diversificar las inversiones y, salvo que el usuario tenga mucha experiencia, no dedicarse a intentar lograr buenas entradas y salidas, ya que es muy difícil predecir el techo y el piso del activo”. En general, reconoce, “esta actividad solo es realizada con éxito por traders muy expertos”.

El futuro de las criptomonedas

“La constante innovación detrás de las criptomonedas auspicia su futuro prometedor”, dice Goldberg sin dudar. Al respecto, señala, “no hay que perder de vista las razones por las cuales el ecosistema cripto, a pesar de sus fuertes detractores, continúa su senda de creciente adopción”.

Y enumera: “la rapidez de las transacciones y el bajo costo; transferencias internacionales más económicas que las que se realizan con dinero tradicional; y la democratización del acceso a los servicios financieros a la población no bancarizada, ya que cualquier usuario puede obtener una billetera virtual para enviar y recibir criptomonedas. Todo esto con la seguridad que brinda la tecnología blockchain”.

Según su percepción, “con el pasar del tiempo se van encontrando nuevos casos de uso de las criptomonedas y eso hace que los usuarios e instituciones las demanden cada vez más”.

De todas formas, advierte, “ahora habrá que ver qué nuevo ciclo nos espera, pero lo que es seguro es la innovación que vendrá. Cada ciclo y popularidad si bien da la sensación de que ocurre por precio, en realidad se da por la innovación que hay detrás”.

Por último, Goldberg destaca que “la principal premisa es diversificar en distintas monedas y protocolos; y que el usuario invierta lo que esté dispuesto a perder, ya que los criptoactivos, por su alta volatilidad, siguen siendo activos de riesgo”.

Se habló de
s