Tendencias ambientales

Por qué desarrollar un mercado de crédito de carbono es una oportunidad para la Argentina

De qué se tratan los créditos de carbono y qué función cumplen para el cuidado del planeta. Cómo se vincula con la industria cripto.
Los gases de efecto invernadero (GEI) están provocando un aumento de las temperaturas medias globales.

Los gases de efecto invernadero (GEI) están provocando un aumento de las temperaturas medias globales.

Por Juan Núñez *

Los gases de efecto invernadero (GEI) están provocando un aumento de las temperaturas medias globales. Los países desarrollados son los mayores responsables de estas emisiones liberando a la atmósfera, principalmente, dióxido de carbono y metano.

Los GEI son un fenómeno tan perfectamente mensurable que, en parte, permitió a los firmantes del Protocolo de Kyoto establecer compromisos taxativamente evaluables para limitarlo, reducirlo y compensarlo. A partir de allí, se ha creado un instrumento económico conocido como créditos de carbono para mitigar el impacto negativo en nuestro planeta.

Lo que hacen estos créditos de carbono, de forma básica, es permitir que las empresas cuenten con un instrumento alternativo para contribuir positivamente a reducir los efectos negativos que generan los GEI al ecosistema debido a la cantidad de gases que se liberan a la atmósfera.

Aquellas empresas, en mercados regulados, que tienen emisiones por encima de lo establecido por las medidas regulatorias, deben adquirir créditos de carbono para lograr ser carbono neutral, mientras que las empresas que logran reducir sus emisiones por sus propios medios, por debajo del objetivo establecido, tienen la posibilidad de comercializar dicho excedente en el mercado a través del sistema de mercado de créditos de carbono.

La jugada argentina

Aquí se presenta la oportunidad para nuestro país, quién firmó el Protocolo de Kioto el 16 de marzo de 1998 y suscribió el acuerdo de París del 2015, para “mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5°C, reconociendo que ello reduciría considerablemente los riesgos y los efectos del cambio climático”.

Un informe del FMI indica que el precio por tonelada en un país como Argentina debería rondar los 25 dólares, cuando el precio promedio mundial del carbono fluctúa entre los US$ 3 y US$ 59, según las características y calidad de las certificaciones de los mismos, por tonelada, muy por debajo del nivel necesario para incentivar la eficiencia energética y reconducir la innovación hacia tecnologías verdes. Actualmente el 80% de las emisiones continúa sin cotizarse.

Mundo cripto y créditos de carbono

Los bosques ejercen una gran contribución a mitigar el calentamiento global gracias a la capacidad que poseen los árboles para atrapar y almacenar grandes cantidades de dióxido de carbono. En la actualidad, la deforestación promedio alcanza las 13.7 millones de hectáreas anuales de bosque.

En este contexto, la propuesta de Green Bond Meter (GBM) consiste en la conservación y recuperación del patrimonio natural en Argentina y alrededor del mundo. Es una solución que invita a proteger 300 millones de hectáreas de biosfera (flora, fauna, tierra) durante 100 años mediante la creación de un ecosistema que combina las tecnologías Blockchain, GIS y AI.

De esta manera, de las mejores tierras, se elegirá un millón de hectáreas, cuyos m2 serán asociados a 1 token = 1 GBM Coin, estableciendo un activo digital respaldado en el capital natural que preserva. Este Utility token (GBM Coin) permitirá adquirir los GBM Land, un token NFT que posibilita ser propietario virtual, usufructuando servicios digitales como publicidad verde y accediendo a los créditos de carbono en condiciones preferenciales, emitidos entre las tierras propias y de terceros, en función de la adicionalidad generada por la preservación de biosfera y fijación de CO2e.

En la Argentina y en Latinoamérica aún no existe un mercado de créditos de carbono estrictamente hablando, pero estamos dando los pasos necesarios para ponerlo en pie, al estilo de lo que sucede en Europa o como acaba de aparecer en China.

Primeros pasos en Misiones

La acción inicial de GBM tiene sede en la selva misionera, que es el segundo bosque con mayor biodiversidad de Sudamérica. Ahí, se comenzó ya el proceso de reconversión integral de un campo de 25.000 hectáreas, que estaba sometido a un proceso de deforestación controlada, que ahora comenzó a revertirse para su conservación. Dicha reserva puede absorber unas 115.000 toneladas de carbono, lo que equivale a quitar 25.000 autos de circulación al año.

Además, desarrollamos un sistema integral de prevención de riesgos de incendio y verificación fotogramétrica que permite, por medio de una infraestructura tecnológica con instalación de fibra óptica, torres tecnológicas, central de operaciones y monitoreo, estación biológica y refugios, dotar al bosque natural de un sistema cuya información generada reconstruya su estado nativo previo a la deforestación. La infraestructura se comenzará a construir a principios del año 2022.

Con GBM coin cada año se emitirán créditos de carbono en función de los datos aportados por la captura de carbono, que serán certificados bajo los estándares de Verified Carbon Standard (VCS) y Climate, Community & Biodiversity (CCB) de VERRA, el mayor certificador de Créditos de carbono a nivel mundial.

El modelo de negocios se basa en la remediación ambiental, en secuestrar carbono de la atmosfera y evitar que se emita. Se mide el carbono al inicio y al fin del período (1 año) y por esa diferencia se emiten certificados de crédito de carbono.

Estos certificados de crédito de carbono son muy demandados por países que conforman el protocolo de Kioto y especialmente por aquellas empresas alcanzadas por el régimen para el comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, en vigencia en Europa y en desarrollo en otros países del mundo, que necesiten reducir sus emisiones.

Hoy, cada GBM puede comprarse a US$ 1,09 y quienes posean esa moneda van a poder adquirir GBT basado en mapas digitales que da derecho a acceder a los certificados de crédito de carbono con anticipación y a un costo preferencial.

Estos créditos de carbono se han incorporado en planes internacionales para mejorar el esfuerzo por reducir el calentamiento global y todos los efectos negativos que provocan, tanto en los ecosistemas naturales como en el ser humano.

*El autor es CEO de Green Bond Meter.

Se habló de
s