Música

Ringo Starr, la batería de The Beatles, cumple 81

El más opacado de The Beatles. Ringo Starr tal vez no tenía la mejor técnica, pero sin él no hubiera Yellow Submarine
Kristel Freire
por Kristel Freire |
Ringo Starr, la batería de The Beatles, cumple 81

Entra primero la voz, la de Ringo Starr. En la melancolía solitaria que da pie a la canción, aparece aquella melodía inglesa, esa que va de la narración musicalizada a una catarsis coral. Yellow Submarine apareció como un quiebre y un éxito. La primera y única canción cantada por Ringo que alcanzó el primer puesto en Reino Unido, en el mundo un hit que dio la vuelta para inmortalizarse, se hizo película. La gloria. La decadencia.

Los efectos de burbujas de Yellow Submarine fue una idea de Ringo. Antes de grabar la canción se fue molesto por las peleas entre sus compañeros. Lo convencieron de volver y lo recibieron con su batería cubierta de flores. No era una disculpa cualquiera, Paul lo dijo con todas las letras: The Beatles no serían lo que son sin Ringo.

Embed

The Beatles lanzaron Yellow Submarine, primero como un single dentro del álbum Revolver en 1966 y después, en 1969, como un álbum propio. Ringo sabía que las cosas no iban bien y quiso irse en el 66, cuatro años después era oficial: The Beatles se separaban. El mundo apuntaba a Yoko Ono. Las cámaras seguían a Lennon y a McCartney. A Harrison lo reivindicaron después, uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos dijo la revista The Rolling Stone. ¿Y Ringo?

564WPHDOMNBQJHDKVJL6JFCOUY.jpg

Ringo cumple 81 años. El Beatle del "paz y amor" ha ido dando tumbos en su vida, subiendo y cayendo, colaborando con otros músicos, lanzando alguno que otro single, viviendo del pasado. ¿Por qué no se alzó en la gloria de sus compañeros? ¿Será porque entró después y se fue primero? ¿O porque su técnica no resaltó?

“Ringo era un gran baterista. No se destacaba desde lo técnico, pero siempre fue excelente. No entiendo por qué siempre se subestimó su capacidad”, dijo George Harrison cuando se le preguntó sobre Starr. Paul, en cambio, dijo: “Recién cuando hicimos el primer show en The Cavern con Ringo, recién ahí en 1962, fuimos una verdadera banda. Si Ringo estaba detrás, uno nunca tenía que darse vuelta. Sabía que todo iba a salir bien”.

the-beatles-1.jpg

Paul también confesó que se les fue de las manos, en un momento, las críticas que recibían por Ringo: “Hasta que grabamos Abbey Road, en las actuaciones de The Beatles nunca hubo un solo de batería, así que otros baterías decían que aunque les gustaba su estilo, Ringo no era un buen batería desde el punto de vista técnico. Era una actitud condescendiente y creo que dejamos que fuera demasiado lejos”.

1568292666_987858_1568293193_noticia_normal.jpg

Hay un antes y un después en el grupo con la entrada de Ringo Starr. La muerte de Stuart Sutcliffe, la oportunidad que les dio el productor musical George Martin, la falta de ritmo de Pete Best, y otros eventos casuales hicieron que Ringo se quedara con el puesto de baterista de la banda más famosa del siglo XX. No es una cuestión de técnica, es una cuestión de engranaje. Ringo se adaptaba a todo. Paul lo afirmaba en una entrevista: “Siempre digo que si puedes dejar a un batería solo y darle la espalda –confiesa McCartney- eres un tío con suerte. Bastaba con indicar a Ringo la canción que íbamos a tocar, que siempre sonaba un ruido fantástico y un ritmo fuerte y sostenido a tus espaldas”.

“La verdad es que empezamos a pensar que necesitábamos al mejor batería de Liverpool y, para nosotros, el mejor batería era un tipo, Ringo Starr, que se había cambiado el nombre antes que nosotros, que llevaba barba y que era un adulto del que se decía que tenía un Zephyr Zodiac. Así que le propusimos que se uniera a nosotros y tuvimos que hablar en serio con Pete”, aseguró McCartney.

15865027507933.jpg

Por eso Yellow Submarine lo representa todo. Ringo es ese hombre que camina hacia el mar y navega, junto a los suyos. Un solitario que no hubiera quedado en la historia sin sus compañeros, pero ellos tampoco hubieran conseguido ese beat propio que marcaba una batería menospreciada por el mundo, ese sonido que los hacía únicos, que los ubicó entre los mejores. Según Paul, Ringo no se pensaba el mejor baterista y por eso no le gustaban los solos de batería. Siempre decía que no le interesaban, pero al final, con el solo de The End acabó protagonizando uno de los momentos más sublimes de Abbey Road.

1565250101_557933_1565250401_gigante_normal.jpg

“Ese solo de batería es el único que he hecho. Estaba la sección de guitarra en la que los tres (Paul, John y George) hacen los solos, y después se les ocurrió incluir un solo de batería. Yo estaba en contra: ‘¡No quiero hacer un puto solo!’”, aseguró Ringo Starr. Fue George Martin quien lo convenció de hacerlo. “En The End había tres solos de guitarra en los que John, George y yo tomábamos una frase cada uno, cosa que nunca habíamos hecho hasta entonces. Y finalmente convencimos a Ringo para que tocara un solo de batería, cosa que nunca había querido hacer”, recordó McCartney.

15624306161207.jpg

McCartney explicó la negativa de Ringo para lanzarse a los solos: “Creo que Ringo siempre estuvo obsesionado con que no era un buen batería porque nunca ejecutaba un solo. Detestaba a esos tipos que pretenden lucirse y se ponen a tocar un solo interminable mientras los otros van a tomarse una taza de té o algo por el estilo”.

Qué hace Ringo Starr ahora

Ringo no se baja de los escenarios. Tiene una fortuna de casi 350 millones de dólares. Está de gira de forma permanente con All Starr Band, una banda abierta que está integrada por músicos famosos de distintas agrupaciones.

EwjB29qXAAA5Kp3.jpg

Se habló de