Nueva Economía

Bancos vs Fintechs: polémica por límites y controles en la operatoria con billeteras virtuales

Después de la carta enviada al BCRA por dos entidades que agrupan a los bancos privados, el sector fintech salió a responder. De qué se trata el reclamo y cuáles son los puntos más conflictivos.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Según las Fintechs

Según las Fintechs, cerca del 36% del total de las transferencias en junio fueron desde y / o hacia una CVU. 

Después de la carta enviada al Banco Central de la República Argentina (BCRA) por dos entidades que representan a bancos privados en el país, donde reclamaron por “más controles y regulaciones” para las empresas Fintech, la respuesta del sector tecnológico no se hizo esperar.

“Desde la Cámara Argentina Fintech expresamos nuestro rechazo a la propuesta de las cámaras bancarias ABA y ADEBA de limitar las transferencias a cuentas virtuales, ya que se trata de una práctica anticompetitiva, no cumple el marco regulatorio actual y atenta contra la interoperabilidad del sistema y la inclusión financiera”, explicaron.

El punto que molestó a las Fintech

Lo que más molestó a las empresas del ecosistema financiero digital fue una frase de la carta de los bancos, que resulta al menos llamativa, donde piden abiertamente limitar transferencias a PSP, o sea las Fintechs. Ahí reconocen que "se han implementado limitaciones en los importes a transferir”, algo que la normativa del Central no estableció en su regulación, donde deja en claro que “las transferencias, sean virtuales o bancarias, deben ser inmediatas, gratuitas y disponibles durante las 24 horas”.

En este sentido, amplían: “Ante nuestro reclamo para que se cumpla la normativa que promueve la interoperabilidad del sistema (Comunicación “A” 6510), son las propias cámaras bancarias quienes reconocen aplicar límites en los montos de transferencias a cuentas virtuales (CVU) sin respetar la normativa vigente, actuando de forma unilateral y arbitraria”.

El comunicado de la cámara, que encabeza Ignacio Plaza, remarca que “es insólito que ellas mismas manifiesten abiertamente al BCRA que están incumpliendo la norma y, al mismo tiempo, le soliciten cambiarla a su conveniencia sin diálogo con todos los actores del sector”.

Regulaciones y ciberdelitos

En este sentido, la cámara indicó que “es falso el argumento sostenido por las asociaciones bancarias que asevera que la interoperabilidad entre cuentas facilita el ciberdelito. Esta afirmación no está avalada por datos”.

Por el contrario, indican, existen acuerdos de colaboración entre Proveedores de Servicio de Pagos (PSP) y bancos en pos de proteger a los usuarios que redujeron significativamente las tasas de fraude, con casos concretos en que el ciberdelito se disminuyó en un 90%.

Otro punto de la respuesta expresa que tampoco se sustenta la afirmación de las cámaras bancarias sobre la falta de regulación de las fintech. “Tal como indica la Comunicación “A” 6885, el BCRA regula, controla y supervisa a los Proveedores de Servicios de pago (PSP), los cuales además cumplen con normativa impositiva de la AFIP y fiscos provinciales, y con la normativa antilavado de la UIF”, explicaron.

Al respecto, vale recordar que una de las principales diferencias de las empresas fintech en relación a los bancos es que las primeras no realizan intermediación financiera: el capital que prestan a través de productos de riesgo es propio. Sin embargo, esto no significa que los usuarios no estén protegidos y “es el motivo por el que los PSPs tienen el dinero de sus clientes en cuentas corrientes a la vista, tal como lo reguló el BCRA en febrero de 2020, con lo cual descartó cualquier posibilidad de duda”.

También contaron que ya hay 14 millones de CVU (Clave Virtual Uniforme, número que identifica la cuenta de una fintech; como el CBU, pero para cuentas digitales) y, según el informe de pagos del BCRA, cerca del 36% del total de las transferencias en junio (26,5 millones sobre 73,7 millones de transacciones) fueron desde y/o hacia una CVU. Es decir que el dinero partió de o tuvo como destino una cuenta digital. “Limitar esta operatoria es limitar a los usuarios”, remarcan.

Embed

Una reformulación para las finanzas

Ya en el tramo final de su respuesta, la cámara Fintech aseguró que la solicitud de los bancos va en contra del proyecto de Transferencias 3.0 en el cual todos los actores del sistema deberán interoperar desde el 29 de noviembre en los pagos y cobros con código QR. “No será posible lograr la interoperabilidad para el sistema de pagos Transferencias 3.0 si al mismo tiempo se limitan arbitrariamente las transferencias entre cuentas”, destacaron.

Por eso, puntualizaron, “estamos convencidos de que la imposición de límites en las transacciones no protege a los ciudadanos, sino que se retrocede en años de trabajo y mejoras que han sido muy bien recibidas por la ciudadanía, con un crecimiento sin precedentes en el plano de la inclusión de millones de personas a herramientas financieras”.

Bancos: el reclamo que originó el conflicto

La carta de los bancos al BCRA, que publicó Infobae, comenzaba pidiendo que el organismo ejerza "mayores controles" y aplique “nuevas regulaciones” para las fintech. Además, se enfocó en el "incremento de fraudes y estafas que se verificaron como una consecuencia indeseada del crecimiento del uso de medios digitales".

En ese sentido, el mensaje de los bancos, con la firma de Paz Adrogué y Alejandro Pérez, en representación de ABA (representa a los bancos de capital internacional con operaciones en el país) y Adeba (reúne a los bancos privados de capital nacional), respectivamente, señaló: "Esta posibilidad de interoperabilidad de alguna manera facilitó la concreción de ilícitos vinculados a estas empresas que brindan diferentes servicios financieros, toda vez que las mismas no se encuentran alcanzadas por las diversas normas emitidas por ese Banco Central orientadas a brindar seguridad en las operaciones de los clientes de las entidades financieras".

También solicitó la “eliminación de los topes determinados para transferencias entre cuentas bancarias con cuentas virtuales” y que cada banco pueda “decidir cuánto dinero le permite transferir a cada cliente”, según su perfil de riesgo.

Por último, se refirieron a la normativa del BCRA que brinda igual tratamiento a las operaciones en las que interactúan cuentas con CBU y cuentas con CVU.

Pero, sin dudas, el tramo más conflictivo fue donde reconocen que "se han implementado limitaciones en los importes a transferir” y que despertó el enojo de las fintechs.

Se habló de