Inversiones

Bitcoin: entre derrumbes y repuntes, cuál es la tendencia que prevalecerá

Constantes caídas del valor de la criptomoneda sorprendieron a gran parte de los inversores. Sin embargo, una decisión de El Salvador lo hizo revivir. Qué pasa en el mercado argentino.
por Carlos Toppazzini |
El mundo de las criptomonedas sigue pendiente del valor Bitcoin.

El mundo de las criptomonedas sigue pendiente del valor Bitcoin.

El lunes 7 de junio, el precio del Bitcoin, la criptomoneda más famosa, llegó a su punto más bajo en más de una semana (US$ 33.480), antes de recuperarse unas horas después. Al día siguiente, volvió a superar ese mínimo para ubicarse en US$ 32.431 por unidad, una reducción de más del 10%. Mientras tanto, los especialistas en criptomonedas siguen especulando sobre su futuro, condicionado por la política monetaria de Estados Unidos y las regulaciones de China.

La situación no es nueva. Los valores de las criptomonedas tienen una alta volatilidad y esa característica hace que sean tan atractivas para los inversores más jugados que buscan grandes rentabilidades a corto plazo.

Sin embargo, esa misma cualidad las reviste de un alto riesgo. Si bien el precio sube constantemente de forma vertiginosa, al caer lo hace del mismo modo. Tras las caídas por declaraciones de Elon Musk surgen también repuntes como el de este miércoles, impulsado por la noticia de que El Salvador es el primer país en adoptar al bitcoin como moneda de curso legal. Eso generó una salto de un 15% del precio.

Al respecto de la volatilidad, el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano analizó en su último reporte el comportamiento de la cotización del Bitcoin que, luego de alcanzar los US$65.000, su valor se derrumbó casi 55% en poco tiempo.

Para decirlo en términos concretos, quien tenía un millón de dólares en Bitcoins a fines de abril, menos de un mes más tarde disponía de apenas un poco más de la mitad.

“Es que el talón de Aquiles de las criptomonedas en general y del Bitcoin en particular es su extrema volatilidad”, confirma Víctor Beker, director del CENE; para quien fue suficiente con que "Tesla anunciara que no continuaría recibiendo Bitcoins por la venta de sus autos y que la autoridad monetaria china prohibiera a sus instituciones financieras operar con criptomonedas, para producir semejante efecto".

Sin embargo, lo ocurrido no debería llamar la atención. "Así como no hay razones que expliquen por qué un Bitcoin valía 600 dólares a mediados de 2016, tampoco las hay para justificar que se cotizara 100 veces más cinco años después”, aclara el economista.

Subas y bajas para el Bitcoin

Si bien no se puede dar un pronóstico preciso de hasta dónde llegará el precio del Bitcoin en el corto plazo, “con la información disponible se puede entender que la última corrección es parte de los ciclos habituales de su movimiento y que la principal criptomoneda seguirá con una performance similar a la de los últimos años”, proyecta Julián García, Data Science en Quantia Capital.

"A pesar de las noticias, Bitcoin se mantiene estable entre 30 y 40 mil dólares, donde parece estar acumulando fuerza”, dice Iván Tello, COO de Decrypto. Y agrega que, por el momento, “la tendencia alcista se mantiene vigente, por lo que la expectativa pasará por recuperar y mantenerse arriba de los US$40 mil”.

Para el titular del CENE, en tanto, “las bruscas oscilaciones en la demanda generan amplias variaciones en su cotización”. “No olvidemos que, tras alcanzar un nivel de 15.000 dólares a fines de 2017, un año después cotizaba a US$ 3.500 y que recién a fines de octubre de 2020 volvía superar el umbral de los 15.000”, sostiene.

Pronóstico incierto para las cripto

Por su parte, el mercado argentino atraviesa un excelente momento en cuanto al movimiento cripto, asegura Alejo Blasco, uno de los CEOs de la fintech Lemon Cash.

“Hay una necesidad concreta en la sociedad de optar por nuevas formas de manejar su dinero o variar sus inversiones y, en ese escenario, la devaluación del peso y la limitación para comprar moneda extranjera, también hacen que las criptomonedas se posicionen como una alternativa muy atractiva para los argentinos”, dice.

No obstante, para Tello, en estas situaciones de incertidumbre “lo importante es abstraerse del ruido que pueda generar una opinión, un tweet o una noticia que fomente movimientos de corto plazo que, en muchas ocasiones, son negados rápidamente por el mercado".

En ese sentido, García considera que “no hay que dejarse llevar por el miedo presente entre todos los participantes del mercado luego de una caída tan abrupta y, sobre todo, entender que probablemente estemos ante una gran oportunidad de compra ”.

En un mercado donde “la demanda depende sobre todo de las expectativas, que fluctúan furiosamente de un momento a otro, como lo demostró hasta ahora la historia de la criptomoneda, cabe esperar una futura recuperación del Bitcoin, aunque seguida de nuevos derrapes en su cotización”, concluye Beker.