Finanzas digitales

Cuáles fueron las criptomonedas que arrasaron en el primer semestre 2021 y qué se viene hasta fin de año

Un relevamiento privado dio cuenta de las subas más importantes. ¿Qué pasó con Bitcoin o Ethereum y qué perspectivas hay para los próximos meses?
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Comportamiento dispar entre las principales criptomonedas.

Comportamiento dispar entre las principales criptomonedas.

Fue un semestre movido para las criptomonedas. Complicado para algunas, pero muy optimista para otras que, tal vez con menos difusión fuera del mundo cripto, registraron meses de verdadero ascenso.

Según un relevamiento de Quantia Capital, dedicada a la gestión de activos digitales e inversiones, cuatro de las cinco criptomonedas que más crecieron en el primer semestre del año están orientadas a resolver problemas de escalabilidad.

Al respecto, es necesario señalar que cuatro de ellas están orientadas a resolver, precisamente, esos problemas que se presentan en las redes principales cuando -en momentos de alta demanda transaccional- se congestionan y el costo por operar en ellas resulta muy elevado.

El tema de la escalabilidad concentró la atención de los inversores en el último semestre y los avances en esta dirección serán sumamente importantes para mejorar la experiencia de los usuarios y aumentar los posibles casos de uso en el mundo cripto”, explicó Julián García, Data Science specialist de la firma.

Mientras tanto, Andrés Ondarra, Country manager de Bitso en Argentina, reconoció que pese a todo “no puede negarse que durante la primera parte del año fue suceso el furor registrado por Bitcoin y que llevó a un interesante pico: en enero los usuarios incrementaron su nivel de inversión y éste se ha mantenido estable desde entonces”.

wear-3080558_1920.jpg
Bitcoin: la criptomoneda le escapa al control de los bancos centrales y al sistema financiero tradicional.

Bitcoin: la criptomoneda le escapa al control de los bancos centrales y al sistema financiero tradicional.

Las criptomonedas que más crecieron

El relevamiento de la compañía, realizado sobre la base de datos públicos del mercado, mostró el siguiente orden de incrementos.

  • Polygon (MATIC) [+ 6548%]: ofrece una solución para los problemas de escalabilidad de la red de Ethereum. La solución que propone es brindar la posibilidad de realizar operaciones en redes paralelas a velocidades y costos mucho más eficientes, reflejando las operaciones en la red principal cada cierta cantidad de tiempo. A su vez, es una herramienta para que los desarrolladores puedan crear e interconectar redes paralelas que tienen como red principal la red de Ethereum. MATIC es el token con el que se pagan las comisiones de las transacciones en las redes paralelas de Polygon.
  • Dogecoin (DOGE) [+ 5335%]: es la criptomoneda-meme de mayor capitalización. Fue creada a fines de 2013 con la imagen de la cara de un perro de raza ShibaInu extraída de un meme mundialmente conocido. Su origen no fue más que una burla al revuelo generado por las criptomonedas en ese año. Si bien es verdad que sus costos transaccionales son menores que los de Bitcoin y, en ese sentido puede resultar atractiva como moneda de cambio, su emisión no se encuentra limitada, por lo que su valor intrínseco debería disminuir a medida que su emisión se incremente. El fenómeno que desató la suba exponencial del precio en este semestre fue que el fundador de Tesla, Elon Musk, comenzó a generar fuertes especulaciones alrededor de esta moneda en su cuenta de Twitter.
  • Solana (SOL) [+ 2254%]: es una blockchain de propósito general, al igual que Ethereum, pero de alta performance, ya que su velocidad es mucho mayor. Permite 65 mil transacciones por segundo sin necesidad de recurrir a una red paralela, mientras que Ethereum permite 20. Una diferencia importante es que se utiliza un algoritmo de validación que requiere de un consumo de energía mínimo en comparación. SOL es el token con el que se pagan las comisiones de las transacciones en la red de Solana.
  • Harmony (ONE) [+ 1483%]: Se trata de una blockchain que almacena y procesa transacciones en paralelo a la red de Ethereum con costos transaccionales 100 veces más bajos y de forma segura, convirtiéndose así en una alternativa más al problema de escalabilidad que enfrenta Ethereum. También es compatible con las aplicaciones que corren en esa red, lo que la hace muy atractiva para los desarrolladores. ONE es su token nativo y actúa como moneda operativa en la comunidad.
  • Fantom (FTM) [+ 1327%]: es una red con el objetivo de reducir al mínimo los costos de transacción y los tiempos de ejecución. Utiliza una tecnología llamada DirectedAcyclicGraph (DAG), diferente a la de Ethereum y Bitcoin, que le permite no tener que agregar los bloques que almacenan las transacciones de uno en uno, ni con tamaños predefinidos. De este modo, reduce los tiempos de procesamiento alcanzando un potencial de 300 mil transacciones por segundo. FTM es el token con el que se remunera a los validadores de las transacciones en su red.
Criptomonedas Dogecoin emisión.png
Criptomonedas: Dogecoin ¿Tiene emisión sin límite?

Criptomonedas: Dogecoin ¿Tiene emisión sin límite?

Pero qué pasó con las dos cripto más conocidas del segmento, Bitcoin y Ethereum, al menos para los no especialistas:

  • Ethereum (ETH) [+ 185%]: segunda criptomoneda de mayor capitalización del mercado. Es una plataforma descentralizada donde se pueden correr aplicaciones a través de contratos inteligentes, utilizando el poder de cómputo provisto por los usuarios de la red y no por una única institución o entidad.
  • Bitcoin (BTC) [+21%]: es la criptomoneda de mayor capitalización del mercado. Fue creada hace más de 10 años como una alternativa descentralizada al dinero tradicional. Esto es así ya que su emisión y sistema de validación depende de los mismos usuarios y no de una sola entidad o institución. A diferencia de otras monedas tradicionales, su política monetaria esta predefinida. Se limita la emisión hasta alcanzar los 21 millones de bitcoins y, cada cuatro años, se reduce la tasa de emisión a la mitad. Esta característica lo asemeja al oro por su nivel de escasez. De esta manera, Bitcoin se posiciona como moneda de cambio y también como reserva de valor.

Sin dudas, apunta José Luis del Palacio, OTC Desk en Decrypto.la, “la criptomoneda que más sorprendió fue Polygon, cuyo precio pasó de US$ 0,07 a los actuales US$ 0,93; es decir, una suba de más de 1300%”.

Para el especialista, las razones tuvieron que ver con “la consolidación del proyecto que le agrega una capa adicional a la red Ethereum y que, además, logró integración con jugadores de primera línea, como Google Cloud".

La fuerza de Bitcoin y Ethereum

Según el bitcoiner Adam Dubove, cofundador de Ichimoku Fibonacci y Central de Brokers, se dieron tres eventos en este primer semestre que fueron los que más lo sorprendieron.

“En primer término, la adopción de Bitcoin por parte de empresas como parte de su tesoro corporativo y el ingreso de fondos institucionales. En segundo lugar, la adopción de Bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador y, por último, la prohibición de la minería en China y la mudanza de los mineros, lo cual fue otra prueba de la resiliencia y cualidades anticensura que tiene Bitcoin frente a la hipótesis de un ataque, incluso de un Estado soberano”, enumeró.

Mientras que para Matías Bari, CEO y cofundador de SatoshiTango, “las 2 cripto más destacadas del primer semestre siguen siendo Bitcoin y Ethereum”, incluso con ciclos alcistas o irregulares, “tuvieron muy buenas performance y gran adopción por parte de los usuarios”.

En el podio de Bari también entra Dogecoin: “Fue la gran revelación, con aumentos de precio y comentarios de famosos que la hicieron tendencia”.

El analista también destacó a Cardano -cuyo fundador, Charles Hoskinson, es cofundador de Ethereum-, que se destacó por los aumentos de precio pero que además “resonó en la comunidad cripto como un proyecto revolucionario y sólido”.

A su vez, en un quinto lugar, Bari remarcó el primer semestre de Polkadot que fue muy demandada en marzo y abril; y Ripple, con su momento de destaque en mayo, así como las stablecoins que se consolidan como una alternativa confiable y con gran adopción.

Qué se viene para las criptomonedas

Para el próximo semestre, adelantó del Palacio, “habrá que seguir de cerca todo lo relacionado a intercambio de información o integración con el mundo físico”.

En ese sentido, resaltó los casos de Chainlink, que ya están consolidados o Polkadot, que integra múltiples cadenas de bloques. “Ambas son soluciones para las futuras aplicaciones enterprice", dijo.

Según Ondarra, en tanto, dada la adopción cada vez más amplia de monedas digitales, "creemos que el interés por Bitcoin se sostendrá por ser la más difundida”; aunque, seguramente, se verá acompañado "por un mayor conocimiento y demanda de las stablecoins, con las cuales muchos usuarios ya tienen experiencia y entre las que destaca DAI, como pudo observarse en este primer tramo del año”.

En esta proyección para la segunda mitad del año, Bari puso el foco en Bitcoin y Ethereum como “los proyectos más sólidos que históricamente vienen dando muestras de su impacto y revolución en la economía”. Por supuesto, indicó, “también habrá que seguir la evolución de Polkadot así como algunas de las stablecoins, como USDC y DAI, que se posicionan fuertemente para el año 2022”.