tras el coronavirus

#DiálogosConJoséTasa: por qué el gobierno logró dominar al dólar y hasta cuándo puede durar la pax cambiaria

por Guillermo Laborda | 01 de mar de 2021 - 06:54
#DiálogosConJoséTasa: por qué el gobierno logró dominar al dólar y hasta cuándo puede durar la pax cambiaria

Comienza el año a pleno: el mercado se halla partido en marzo, con acciones y bonos que sufren la suba de tasas en Estados Unidos y el dólar que encuentra al BCRA comprando divisas en el mercado mayorista. De estos temas hablamos con el experto financiero que se camufla, para su seguridad, detrás del seudónimo de José Tasa. Pero le sumamos lo que se viene en materia política con un fin de semana activo y hoy el discurso tradicional del presidente ante la Asamblea Legislativa. En Dashi de la avenida Figueroa Alcorta, sushi de por medio, cerramos el encuentro hablando del bitcoin y su fuerte retroceso.

Periodista: Segundos afuera, comienza la pelea del 2021.

José Tasa: Así es. Creo que lo cambiario, como ya lo hablamos, lo tiene dominado el Gobierno. Obviamente hablamos del tipo de cambio oficial. El dólar blue es otra cosa. Pero se vienen semanas tranquilas en ese sentido. Calcule que si el 50% de los afectados por el impuesto a las Grandes Fortunas paga sin hacer juicio, significan u$s 1.500 millones de recaudación. Muchos de ellos tienen que traer el dinero del exterior para pagar y lo hacen vendiendo en el “contado con liqui”. Por eso estamos viendo la caída de las cotizaciones. Y a fin de marzo llega la cosecha de la soja. La suerte que tiene el Gobierno en este verano es innegable. Volaron los precios de la soja en Chicago pero también el trigo y el maíz.

Periodista: ¿Qué tan seguro está que los productores van a vender la soja?

José Tasa: Primero van a vender el trigo y el maíz. Y después agotarán lo de los silobolsas. Y luego verán que hacer con la devaluación esperada tras las elecciones de octubre. Lo de siempre. El Gobierno está tratando de retrasar el tipo de cambio. En febrero la depreciación del peso fue del 2,7% con inflación que seguramente rondará el 3,5%. Los meses venideros veremos el mismo fenómeno. Por ello el mercado le pide a Guzmán bonos con CER para renovar vencimientos y no más “dollar linked”. Después veremos qué sucede tras las elecciones pero falta una eternidad.

Periodista: Las negociaciones con el FMI también pasaron a cuarto intermedio.

José Tasa: Seguramente. Las versiones de un viaje de Guzmán a Washington las hizo circular el propio Gobierno para justificar que el ministro se haya vacunado. Igual es injustificable lo suyo y lo de los jóvenes que lo rodean. A mediados de abril se hará virtualmente la cumbre de Primavera (en el hemisferio Norte) del FMI y del Banco Mundial. A Guzmán lo salva únicamente que pueda disponerse un aumento del capital del FMI y se distribuyan los DEG, la moneda del FMI, entre los países miembros. Ello significaría que le depositarían a la Argentina u$s 3.500 millones. Milagro. Con ese monto el país podría hacer frente al vencimiento de septiembre del FMI. Sin ese monto, Guzmán iba camino al default. Igualmente le digo que después de las elecciones es difícil también que el Gobierno logre un entendimiento. No veo al FdT haciendo un ajuste ni siquiera en 2022. Pero volviendo a la emisión de DEG del FMI, mi opinión es que Estados Unidos no avalará que ese beneficio llegue a todos los países. Seguramente lo restringirá a los países mas pobres. Argentina está en el G20…no califica. Veremos.

Periodista: ¿Los mercados ya tienen descontado en los precios lo que usted señala?

José Tasa: Aún no avizoran complicaciones con el FMI. Un default con el Club de París tanto no impactaría. Lo del FMI es diferente. Hasta Guzmán contempla que ello convertiría al país en un paria. Los precios caerían 10% más si se rompe con el FMI. Pero falta demasiado para ello.

Periodista: ¿Cómo se vino moviendo Guzmán en lo que va del año en materia fiscal y monetaria?

José Tasa: Normal. Tuvo suerte con lo de la soja y los productores liquidaron parte de lo que había en los silobolsas. Eso hizo aumentar la recaudación. El BCRA no necesitó de la “maquinita” de imprimir billetes en este bimestre para financiar al Tesoro. Con lo que va a recaudar del Impuesto a las Grandes Fortunas estimo que tampoco en marzo le darán a la “maquinita”. Veremos que sucede en los meses siguientes, cuando la presión por el gasto electoral vaya en aumento. Fíjese que ya le sacaron a Guzmán un bono para los jubilados entre abril y mayo. Seguramente repetirán en julio y agosto y desde ya en octubre, el mes de las elecciones. Antes de las elecciones son todas buenas noticias, después de las elecciones, agárrese. Creo que para julio podemos llegar a tener una inflación más cercana al 3% mensual o quizás por debajo.

Periodista: ¿Y la actividad económica?

José Tasa: Recuperándose de a poco. Sin generar muchos puestos de trabajo. El salario real va a seguir en baja. Habrá algún mes en positivo por las paritarias pero no hay margen en las empresas para dar aumentos. Observe lo que pasa en las automotrices. No producen más porque el BCRA no les da dólares para importar insumos. La construcción está en alza pero los precios también. La mejor inversión le diría que pasa por comprar materiales para la construcción.

Periodista: Entonces el panorama económico previo a las elecciones no es tan negativo para el Gobierno.

José Tasa: Postergando la resolución de los problemas, llega sin crisis. Tome en cuenta que si se mantiene el nivel de producción de diciembre, la economía en 2021 crece casi 6%. Esto sólo porque se compara contra un 2020 en el que directamente se paralizó por la cuarentena la actividad económica. Igual recuerde que el votante decide por el bolsillo, no por variaciones porcentuales del PBI. Veo a la oposición muy dividida y en JxC un superclásico entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich. Hay que ver por quién se inclina Macri.

Periodista: ¿Qué pasa con el bitcoin?

José Tasa: Bajó de 58 mil a 46 mil. La suba de tasas en Estados Unidos también lo afecta. Warren Buffet salió a pegarle a la criptomoneda y lo mismo hizo Charlie Munger, vicepresidente de Berkshire Hathaway. Ahora hay que seguir de cerca lo que hará la Reserva Federal, creando el “dólar digital”. La secretaria del Tesoro Janet Yellen señaló la semana pasada que “hay un problema con la inclusión financiera, muchos americanos no tienen acceso a sistema de pagos o cuentas bancarias”. Por ello el lanzamiento que se viene del “dólar digital”. También hay un aspecto geopolítico en ello dado que China estaba ganando terreno con el “yuan digital”. La batalla de monedas recién empieza. Durará décadas.