Elecciones 2021

Diálogos con "José Tasa": expectativas electorales, el dólar y el presente de Guzmán

Las encuestas marcarán el rumbo de los mercados, más allá de la tendencia que provenga desde Wall Street.
Guillermo Laborda
por Guillermo Laborda |
Diálogos con José Tasa: expectativas electorales, el dólar y el presente de Guzmán

La campaña electoral crece en intensidad: el 24 se define la lista de candidatos de todos los partidos. Buena parte del rumbo de los mercados depende del resultado de las elecciones legislativas de noviembre. En un diálogo con el experto financiero que se camufla detrás del seudónimo de José Tasa surgen datos valiosos sobre lo que se viene en los mercados domésticos. Lo que queda claro es una cuestión principal: hay que ser muy prudentes. Mientras miraba de reojo el Gran Premio de Fórmula 1 de Silverstone, el financista se explayó sobre el destino de Martín Guzmán, la inflación y otras acechanzas en lo económico.

Periodista: Estamos entrando en plena campaña electoral.

José Tasa: Así es. Tiempo de promesas y de falta de realismo. De ambos lados. Así es la Argentina. Las encuestas marcarán el rumbo de los mercados, más allá de la tendencia que provenga desde Wall Street. Igual, conviene aclarar cuál es un resultado positivo para los mercados en los comicios. Que el kirchnerismo pierda en la PBA o que gane por muy pocos puntos de ventaja es un aliciente para bonos y acciones. Especialmente para las acciones. Respecto de los bonos, no sería tan optimista: recuerde mi prudencia respecto a que hay una alta probabilidad que deban ser restructurados nuevamente en 2023. Por algo el riesgo país es de 1600 puntos. Otra forma de medir es respecto a la cantidad de diputados que se alza el kirchnerismo en el Congreso.

Si por ejemplo el oficialismo pasara a detentar mayoría propia en la Cámara Baja tras las elecciones, prepárese para una nueva debacle en los papeles argentinos. Irán por todo. Creo que la vacunación se está acelerando y el gobierno piensa que puede revertir la caída de imagen con la lluvia de vacunas que se espera desde ahora y hasta el 14 de noviembre. Recuerde que yo advertí del error de la oposición en postergar un mes las elecciones. Ya está. Dieron más oxígeno al gobierno. Pero contra la opinión imperante en el gobierno, no creo que la inflación ceda demasiado en los próximos meses.

En el gobierno sostienes que con el dólar oficial clavado en un crecimiento mensual de poco más del 1% se desacelera el crecimiento de los precios. No lo veo así. Los agentes económicos anticipan inflación a futuro por la brecha del 80%, la emisión de pesos que se viene en el segundo semestre y no se olvide el festival de Leliq y pases pasivos del BCRA con el déficit cuasi fiscal en ascenso. Es más, creo que la inflación de 2022 va a ser mayor a la de este año. Muchos aumentos pisados que tarde o temprano se convalidan, incluyendo al tipo de cambio oficial en ese realismo que se viene.

Periodista: ¿Y al dólar? ¿Cómo lo ve?

José Tasa: Al oficial lo veo controlado, con el BCRA administrando la situación hasta después de las elecciones. Después dependerá del resultado y de si se logra o no un acuerdo con el FMI. El “contado con liqui” y el dólar MEP con presión a la suba pero en cualquier momento, si dispara un incremento de la brecha, habrá nuevas restricciones para los operadores de Bolsa. Ya en la CNV desembarcó un talibán, Sebastián Negri, como vicepresidente. Se repite esquema de otras áreas de la función pública, con un ministro moderado pero, abajo en el organigrama, kirchneristas duros que van a fondo contra empresas, inversores y mercados en general.

Periodista: ¿Cómo lo ve a Martín Guzmán?

José Tasa: Por ahora firme en el cargo. Pero tuvo una pérdida de credibilidad seria cuando quiso y fracasó en la remoción del subsecretario de Energía Federico Basualdo. Creo que después de las elecciones, si el gobierno pierde, va a estar en la mira. El aumento de la inflación puede pasarle la factura en los meses posteriores a noviembre. Intenta sumar puntos con las negociaciones con el FMI, pero en vano. Vende avances dentro del Frente de Todos en la conversación con el FMI tras la cumbre del G20 en Venecia pero en realidad el acuerdo sigue tan lejos como siempre.

Periodista: En conclusión, ¿en qué hay que invertir?

José Tasa: En la Argentina hay que estar atentos a arbitrajes que se puedan hacer en medio del caos cambiario existente. Claramente no es una opción el plazo fijo, que rinde 35% anual. Inmovilizar durante 30 días el dinero en la Argentina es ser kamikaze. Yo vería el partido desde la tribuna. El potencial de pérdidas es alto con balas que provienen de varios lados. Estaría atento a lo que sucede en el exterior.

Periodista: ¿Por qué?

José Tasa: Porque la suba de tasas en Estados Unidos se puede dar en cualquier momento y a cualquier velocidad. La mayor inflación actual puede deberse a cuellos de botella tras la pandemia. Se observa por ejemplo en chips y semiconductores. Hubo paradas de planta en automotrices por este tema en varios países. Aquí con Volkswagen en su planta de Córdoba. Pero hay que ver mes a mes si los precios en Estados Unidos suben por esos cuellos de botella o bien por el desborde monetario y el rápido crecimiento de la economía. Lo penoso es que con la situación de tasas bajas en el mundo, la Argentina no haya aprovechado para volver a tener acceso al mercado de crédito. Si no nos prestan con tasas en EE.UU. de 1%, cuando suba, ¿Quién nos va a prestar? No se olvide que aún en la Argentina, La Rioja, la Provincia de Buenos Aires y eventualmente Tierra del Fuego aún están en default. Difícil atraer inversores en este contexto.