icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

Diálogos con "José Tasa": Guzmán y el festejo de victorias a lo Pirro

Diálogos con
El ministro de Economía, Martín Guzmán.

¿Victoria semanal para Guzmán o es un nuevo “Pirro” de la economía argentina? En el tradicional encuentro con el experto financiero que se esconde detrás del seudónimo de José Tasa se analiza el rumbo semanal de los mercados. Efectuar un análisis a más de siete días es largo plazo hoy en la Argentina, equivalente a mirar al 2050 en un país normal. ¿Qué puede pasar con el FMI? ¿Pueden caer más los bonos? ¿La economía cuando rebota? Temas variados en la conversación, distancia social de por medio, con el financista.

Periodista: Bajaron todos los dólares “alternativos”, el “Bolsa”, el “contado con liqui” y el blue…

José Tasa: El gobierno desempolvó la teoría económica desarrollada por una mente brillante, Guillermo Moreno. Palo y a la bolsa. Seriamente, veamos la macro de los últimos meses. Macri dejó una situación delicada en cuanto a vencimientos de deuda. Reperfilamientos y default en Letras en pesos y dólares. Había que reestructurar la deuda. En lugar de hacerlo rápido y de la mano del FMI, Guzmán optó por hacerlo despacio y sin el Fondo.

En materia fiscal y monetaria aplicaron, con Miguel Pesce, el plan “vamos viendo”. Antes de la pandemia, nadie tenía idea, a ciencia cierta, el déficit fiscal 2020 ni el plan monetario. Llegó la pandemia y nos encontró desnudos. No quedaba otra que emitir, dado que no teníamos acuerdo con el FMI ni nos interesaba. El déficit fiscal 2020 apunta a 9% del PBI.

La base monetaria pasó de 1,48 billones a 2,2 billones de pesos en los últimos 12 meses. Las Leliq pasaron de 778 mil millones a $ 1,6 billones. Los pases del BCRA, de 200 mil millones a 1 billón de pesos. Obviamente en este contexto, el dólar, que al fin y al cabo es un precio más de la economía, sube. Pero el gobierno no quiere convalidar esa suba. Efectúa microdevaluaciones. El público se vuelca al dólar y la reacción es acentuar el cepo. Comienza la picardía clásica argentina de sobrefacturar y adelantar importaciones para hacerse de dólares baratos. También la de subfacturar y postergar pagos de exportaciones.

El superávit comercial, en simultáneo, se esfuma. Con el cepo al dólar oficial, empiezan a despegar los valores del dólar en la Bolsa y en el mercado informal, el blue. La reacción de Guzmán la semana pasada pasó por el “morenismo”, es decir, poner “cepo oral” a las “Alyc” o agentes de Bolsa que canalicen órdenes de compra de dólares por montos significativos. Además, la CNV pide información en tiempo real de quién está comprando.

Por si fuera poco, el FGS del ANSES sale a vender títulos públicos para frenar al dólar Bolsa y al “contado con liqui”. El balance es que se derrumban los precios de los bonos y acciones argentinas. Las reservas del BCRA siguen retrocediendo porque el superávit comercial ya sería algo del pasado. Para este último trimestre del año, y para el inicio del 2021 se aguarda déficit de cuenta corriente. La oferta de dólares al tipo de cambio oficial, no se la ve. Eso sí, bajamos el “contado con liqui”…

Periodista: No lo noto muy optimista…

José Tasa: Es que se festeja en el gobierno una victoria “a lo Pirro”. Recuerde lo que le pasaba al rey de Macedonia, que cada victoria lo dejaba más debilitado por las bajas de tropa propia que enfrentaba. De nuevo, ven al blue, al “CCL” pero no ven reservas del BCRA ni los retiros de dólares de los bancos. La caída de depósitos se ve también en pesos, no sólo en dólares. El riesgo país está en casi 1500 puntos y nos aproximamos a emitir deuda en dólares para darle salida a los fondos norteamericanos que quedaron presos en la plaza local, con inversiones en pesos y que por el cepo, no pueden huir del país sino a través del “contado con liqui”.

Periodista: Se vienen las negociaciones con el FMI.

José Tasa: El gobierno hace circular versiones de un acuerdo con desembolsos rápidos pero no es la información que manejo desde Washington. Son tantas las reformas pendientes para un acuerdo que no lo veo antes de marzo en el mejor escenario. Hay que desactivar todo el congelamiento de precios y tarifas y la prohibición de despidos. Y ser más ambicioso y creíble en lo fiscal y en lo monetario. Esa teoría de que el FMI está en problemas porque es el acreedor de u$s 44.000 millones con Argentina, es falsa. No mueve el amperímetro en la cartera total del FMI. En paralelo el gobierno le da un guiño a China con la aprobación la semana pasada en Diputados del ingreso de la Argentina al Banco de Infraestructura Asiático, una suerte de FMI chino que quiere impulsar Xi Xinping.

Periodista: No es momento de apostar a los bonos…

José Tasa: Mmmm…Venimos de otra mala semana. Creo que la deuda nuevamente no es sustentable a mediano plazo en Argentina. El 80% está en dólares y ya es de 110% del PBI y con tipo de cambio atrasado. Guzmán encima emite más. Los Globales registraron bajas de hasta 4,5% llegándose a operar debajo de 33% en algunos casos. El flujo en bonos sólo se ve como camino a dolarizar posiciones. Hubo muchos que meses atrás compraban bonos en pesos para combinarlos con operaciones a futuros y hacer productos sintéticos. Los bonos “Dólar Linked” ahora son los demandados. No sé si es una buena señal ello. Entraron 4.100 millones de pesos a los fondos de inversión con este mecanismo de ajuste. Los bonos corporativos siguen para abajo. Es decir que la renovación de la deuda en el exterior de empresas dista de ser la más favorable. Las acciones argentinas en Nueva York cerraron en rojo, en promedio 6%. Para peor, la situación internacional se complica por la pandemia y la segunda ola.

Periodista: ¿Entonces?

José Tasa: Mantenga la cautela. Tanto a nivel local como internacional hay mucha incertidumbre. No son tiempos de inversiones en activos de riesgo. Hasta las elecciones en EE.UU. poseen un alto grado de incertidumbre.

Guillermo Laborda Foto
por Guillermo Laborda @GuillermoLabord
SUBIR

NWS

Ovación

Show