icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

Diálogos con "José Tasa": entre la volatilidad del dólar y la llegada de los enviados del FMI

Diálogos con
Martín Guzmán y Miguel Ángel Pesce cuando firmaron la carta enviada al FMI para comenzar con las negociaciones.

En el clásico encuentro con José Tasa del fin de semana, surgen interesantes datos del accionar del gobierno con el dólar. Tras un breve zoom con funcionarios, el experto financiero que se escuda detrás de ese seudónimo relata la visión oficial de lo que puede suceder con el dólar en las próximas semanas. No significa, claro, que lo que digan funcionarios se vaya a cumplir. Aquí la principal información que aporta Tasa para ahorristas.

Periodista: Otra semana complicada y ya van…

José Tasa: Y las que vendrán. Desde el BCRA me cuentan que desde esta semana le van a dar “volatilidad” al tipo de cambio. Esa frase la escuché de ex presidentes del BCRA en la gestión de Macri, en la de Cristina y la verdad es que siempre ganó el dólar la batalla. La volatilidad era siempre pequeñas pausas que se tomaba la moneda norteamericana, a veces ligeras bajas, para luego dispararse al cielo. Quizás en el arranque de la semana lo contengan pero el mercado mira más el stock de reservas del BCRA que el valor del dólar.

Periodista: La corrida cambiaria sigue.

José Tasa: Y seguirá. Fíjese que el viernes el BCRA subió el tipo de cambio 70 centavos y perdió 160 millones de dólares. En el BCRA me dijeron que fue porque no estaban vigentes la rebaja de las retenciones. No se había publicado en el Boletín Oficial. No me suena determinante. Insisto en mi fórmula: si la expectativa de devaluación es mayor que la tasa de plazo fijo, la corrida no se frena. Hoy la tasa del dólar futuro en el ROFEX es de 40 al 50% dependiendo el plazo. Por una colocación a 30 días en pesos, se paga cerca de 30% anual. Y la tasa de los futuros en Nueva York, lejos de eventuales cambios en las reglas de juego, es de 80%. Mucha diferencia. No se frena la corrida con pequeñas bajas de retenciones. En paralelo está la otra corrida, la bancaria con el retiro de los dólares de los bancos.

Periodista: Esa tampoco se frena.

José Tasa: El problema ahí es que los bancos, por el COVID-19, dan turnos para una semana después, entonces se ralentiza la normalidad, o el fin del pánico. En algunos casos hay problemas de logística, no hay dólares en algunas localidades del interior del país, y ello genera más ruido. Y como los encajes forman parte de las reservas brutas, a medida que los ahorristas retiran depósitos, caen reservas brutas y enervan más a los ahorristas. Es un círculo vicioso.

Periodista: ¿Cómo sigue la relación de Pesce con Guzmán?

José Tasa: Sólo diplomática. La principal diferencia es que el segundo tiene el sostén de Cristina Kirchner y el primero no. Por ello, en caso de una salida, ya sabemos quién la va a encabezar. Guzmán tuvo un zoom con bonistas el viernes organizado por el HSBC para intentar calmar dudas de los tenedores de los nuevos papeles. Lo de siempre: un discurso aburrido y lleno de ideología. Un voluntarismo manifiesto. Incluso con el FMI, dado que esta semana llega la misión del organismo.

Periodista: ¿Cómo ve esa negociación?

José Tasa: Muy lenta. Recuerde que el vocero del organismo Gerry Rice ya aclaró que esa misión sólo vendrá a escuchar los planes del gobierno argentino. No habrá negociaciones con los funcionarios acerca de un nuevo programa. Nuevamente entramos en “modo Guzmán”: negociaciones lentas, sin avances, salvo que haya presión política o de los mercados. Por ello, no hay que esperar avances significativos en lo que resta del 2020. Menos antes de las elecciones en los EE.UU. en las que el Gobierno desea que gane Joe Biden, como si ello fuera determinante en la relación de la Argentina con el staff del FMI. Fíjese que hasta China frenó el desembolso del swap para que el Gobierno se haga de dólares. A lo único que puede llegar a acceder es a yuanes y sólo para uso en la balanza comercial de los dos países.

Periodista: ¿Qué está pasando con bonos y acciones?

José Tasa: Venía observándose una tibia recuperación en los bonos pero desde el jueves pasado todo se revirtió. Hay definiciones importantes en los bonos de empresas, por si el BCRA les habilita dólares esta semana. El caso testigo es el Banco Hipotecario en las próximas horas. En las provincias, al menos Mendoza pudo cerrar un entendimiento con los bonistas. Logró una adhesión del 95% en su bono al 2024. Es la primera provincia que cierra un acuerdo. El que viene lento es Kicillof. Es importante seguir este proceso por la demanda de dólares que pueden llegar a requerir del BCRA.

Los nuevos bonos del Guzmán clausuraron la semana con nuevos retrocesos de hasta 5%. Esta semana el Ministro sale a licitar su nueva deuda con cláusula de ajuste del dólar. Armó todo para que esa licitación sea exitosa, reduciendo a bancos la tenencia de Leliq, liberando pesos en la plaza. Seguramente muchos de esos pesos vayan a esa deuda “dólar link”. Los bonos de YPF mejoraron de precio en la semana. Interesante lo de Antonio Cassia, del gremio de los petroleros que cerró acuerdo salarial de 16,2% de suba sobre los básicos de marzo, no remunerativos, pagaderos desde el mes pasado pero que se incorporan al básico en marzo de 2021. También logró dos sumas fijas para los meses de noviembre y febrero.

Periodista: ¿Conclusión? ¿Qué hacemos con el dinero?

José Tasa: Mantenga la cautela. Quédese líquido a la espera de oportunidades. El Gobierno insiste en un su “plan Resistiré” pero sigue y seguirá el drenaje de reservas. Se vienen jornadas de alta tensión política por la embestida oficial contra la Corte. También el Congreso será un campo de batalla por la discusión del Presupuesto 2021, y del impuesto a los Altos Patrimonios. Creo que habrá más medidas restringiendo acceso al dólar a importadores y una mayor intervención oficial vendiendo bonos en el “contado con liqui”. Todo al revés. Manténgase cauto.

Guillermo Laborda Foto
por Guillermo Laborda @GuillermoLabord
SUBIR

NWS

Ovación

Show