icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

El discurso del problema “es el otro” vuelve a imponerse

El discurso del problema “es el otro” vuelve a imponerse
Maxi Montenegro y su editorial, en su programa en A24 (Foto: captura TV)

El discurso del problema “es el otro” vuelve a imponerse.

Hay una cuestión de fondo. Están ganando en cierta dirigencia y periodismo los discursos extremos. Unos dicen "el problema es la Jefa de la banda" y otros dicen que es "la mafia macrista".

Mi opinión es más moderada y más tibia porque los problemas de la Argentina son más complejos que los problemas judiciales de Cristina Kirchner y los del ex presidente Mauricio Macri.

El problema central tiene que ver con el fracaso de encontrar un rumbo como país. El fracaso de transitar un país en crisis. Hoy hay un tremendo derrumbe económico que genera la pandemia.

En ese escenario es tiempo para la moderación y la responsabilidad.

El problema de la Argentina es complejo porque nuestros presidentes no han encontrado la fórmula para lograr crecimiento sostenido con inclusión social.

Pero tenemos un problema con los expresidentes. Los jueces los empiezan a investigar. Esa acción se expresó con Cristina y, las últimas semanas, con Macri.

Lo deseable es que la justicia argentina investigara a todos cuando tienen poder y cuando no lo tienen.

Los jueces que llaman e investigan a Macri son los mismos que llamaban a Cristina.

Esos jueces están cuestionados porque investigan según el momento político.

Esos magistrados que eran insultados por el kirchnerismo ahora son ensalzados.

El problema de fondo es ver cómo hacen para gobernar los que tienen esa responsabilidad.

Los que gobiernan hoy –por ejemplo, Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Fernández- no son los líderes políticos de esos espacios.

Y los líderes son más extremistas. Eso genera un problema muy grande. Argentina no es Venezuela. Es un fracaso distinto al de Venezuela.

Argentina viene siendo hace rato un fracaso desde el punto de vista económico, pero se distingue desde las libertades democráticas de Venezuela.

Lo que discutimos es si la Argentina saldrá de esta tremenda crisis.

El riesgo es si salimos de la megacrisis o chocamos con otro fracaso.

En la marcha de ayer había expresiones genuinas, otras anticuarentena, pero había también una convocatoria política.

Es muy difícil gobernar con el núcleo duro. Trump y Bolsonaro lo pueden hacer. Pero acá no.

Los dirigentes que gobiernan tienen una responsabilidad que es ir por el lado de la moderación.

por Maxi Montenegro
SUBIR

NWS

Ovación

Show

Más Noticias