El plan del Banco Central para ir bajando la tasa “pero sin despertar al monstruo”
ElRumboDeLaEconomía

El plan del Banco Central para ir bajando la tasa “pero sin despertar al monstruo”

Van trascendiendo gradualmente detalles del plan del BCRA para encarrilar la economía. La entidad ya anticipó que usará la tasa de las Letras de Liquidez, las "Leliq", como referencia de su política monetaria.

Habrá una reunión mensual de su Consejo de Política Monetaria integrado por el presidente Luis Caputo, el vicepresidente Gustavo Cañonero, el director Enrique Szewach y Mauro Alessandro. Pero además, fuentes del BCRA detallaron a a24.com los próximos pasos que se darán en lo que respecta al tipo de cambio, agregados monetarios y LEBAC.

"Hay que ir bajando la tasa pero sin despertar al monstruo", señaló esa fuente en referencia a la intención oficial de mantener sedado al dólar. Hay varios cambios en referencia a lo hecho por Federico Sturzenegger en el BCRA.

En primer lugar, sostienen que la tasa de interés sólamente no alcanza para contener a la inflación. Esto es porque nadie en el mercado cree que sirva, y porque el mecanismo de transmisión es limitado con el bajo nivel de créditos que tiene la economía local. La demanda de pesos en la Argentina es altamente inestable.

No hay que ser sabio para darse cuenta de la volatilidad doméstica en ese sentido. El nuevo BCRA usará la tasa de interés pero también los agregados monetarios para ver si realmente la demanda de pesos se comporta como pretenden.

En diciembre del 2017 quedó claro cómo se dio vuelta la demanda de pesos y el resurgimiento del amor del ahorrista hacia el dólar. Por ello es que la dupla Caputo-Cañonero miran la tasa, pero más la expansión de la base monetaria amplia. Y en esto incluyen a las LEBAC en circulación.

Otra diferencia con el antiguo BCRA de Sturzenegger: consideran a las LEBAC como dinero, como pesos en poder del público. Y es correcto. Recuérdese cómo el público huyó de las LEBAC en abril y mayo para pasarse al dólar.

Lo interesante es el plan oficial para desarmar el stock de LEBAC. La misma fuente graficó que la intención es ir reduciendo la bola de nieve de las LEBAC en cada licitación y alejando a los tenedores que no son bancos de este instrumento.

Analistas del mercado estiman que de las LEBAC en circulación, sólo el 20% está en manos de ahorristas.

Pero desde el BCRA reconocen que el porcentaje es mayor, del 40%, lo que representaría 360.000 millones de pesos. "Vamos a disminuir el stock de los tenedores que no son bancos hasta llevarlo a cero" señaló el funcionario.

La tasa de interés no es la gran culpable de la actual recesión. La caída de la actividad, siempre según la misma fuente, es producto de la disparada del dólar en el segundo trimestre, de la sequía y de la suba del petróleo.

La semana pasada, el ministro Sica estuvo con la cúpula de las empresas aglutinadas en IDEA. Prometió que en septiembre se inicia el descenso de las tasas. Habrá que ver si ocurre y, de ocurrir, si despierta al monstruo.