Dialogos con José Tasa

Las tres variables que esta semana pueden alterar completamente el destino del Gobierno

Empiezan las audiencias públicas por tarifas y se conoce el dato de inflación de abril. ¿Qué puede pasar con el dólar en los próximos días?
Guillermo Laborda
por Guillermo Laborda |
Dólar e inflación: las dos amenazas al Gobierno de Alberto Fernández.

Dólar e inflación: las dos amenazas al Gobierno de Alberto Fernández.

Comienza otra semana complicada para Martín Guzmán: el jueves debe dar a conocer la inflación de abril, cercana al 6%, y comienzan las audiencias públicas para subir las tarifas de gas y electricidad a partir de junio. Los mercados en paralelo se hayan jaqueados por las últimas caídas en Wall Street y el freno en la economía china.

En un nuevo encuentro con el experto financiero que se escuda detrás del seudónimo de José Tasa, la recomendación a los ahorristas pasó por mantener suma cautela. La incertidumbre es local e internacional. Y por si fuera poco, lo político en Argentina es aún más imprevisible.

-Periodista: Martín Guzmán tiene que digerir otra semana complicada…

-José Tasa: Lo que sucede es que la inflación todos los meses le va a dar señales negativas. Está cómoda arriba del 5% y difícilmente pueda reducirla de ese escalón en el que se halla. Los precios de las naftas están atrasados 30%. Este fin de semana la noticia pasó por los aumentos de Axion y Shell. Una jugada de las petroleras a tener en cuenta porque es una suerte de hartazgo contra el virtual congelamiento de naftas que marca YPF. Al subir 11% los precios de sus combustibles, la demanda se centrará en las estaciones de servicio de la petrolera argentina. Conclusión: el costo del atraso pasará a estar en gran parte absorbido por YPF. Axion y Shell se desmarcan y aún a riesgo de perder share del mercado, lo hacen para dejar de vender a precios que dejan de ser rentables con el atraso ya acumulado en los dos años de albertismo y kirchnerismo. Pero además se viene la suba de tarifas. Imposible que haya desaceleración de precios significativa en este contexto. Y para peor Wall Street en baja le juega en contra a los planes de Guzmán.

-Periodista: ¿Qué espera de tarifas?

-José Tasa: Problemas de implementación y falta en general de un plan anti inflación que hace todos los ajustes en vano. Las audiencias públicas de esta semana, pese a que no son vinculantes, marcarán como hecho político que no participarán de las mismas los funcionarios kirchneristas con Federico Basualdo a la cabeza. Se despegan de lo que haga Guzmán en el tema tarifas. El problema principal pasa por la segmentación que quiere imponer el ministro de Economía y que puede gatillar una ola de reclamos por los afectados. También presentaciones judiciales. El dinero del aumento de tarifas encima no va a las distribuidoras sino que sólo es para aliviar el rojo oficial. El sistema tanto de gas como de electricidad sigue en delicada situación, desalentando las inversiones de empresas.

-Periodista: La inflación está para quedarse…

-José Tasa: Ninguna duda. Por lo menos hasta el 10 de diciembre del 2023. Las expectativas incluídas en el REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado) para este año es de 65% pero para el 2023 está en 50,5%. El pesimismo no tiene horizonte en el tiempo. Este jueves seguramente el INDEC mostrará un aumento del orden del 6%, que una vez más jaquea al ministro Guzmán. Como venimos consignando desde hace varios meses, el único que respalda su gestión es Alberto Fernández. Pero además, lo que lo sostiene es que nadie idóneo quiere ocupar ese cargo bajo la presidencia de Alberto. Cristina Kirchner sugiere que vaya a ese cargo Augusto Costa, el lugarteniente de Kicillof. Lo que nadie sabe es que Kristalina Georgieva advirtió, en conversaciones con el presidente, que con los economistas de Cristina iba a ser prácticamente imposible negociar.

-Periodista: ¿Y el dólar?

-José Tasa: El oficial una vez más lo vienen atrasando. Va por debajo de la inflación pero no sólo eso: el dólar sube contra la mayoría de las monedas del mundo. La Argentina entre las pocas excepciones. Se ve que el BCRA no quería alimentar más la suba de precios con sus minidevaluaciones diarias. Pero esa mala praxis se siente en las reservas internacionales. Aún con la mayor acumulación de la semana pasada, el BCRA está muy por debajo de lo ocurrido hace un año. Desde la entidad monetaria se justifican con el crecimiento de 50% de las importaciones. En todos los sectores hay reclamos contra el BCRA por las escasas autorizaciones que se dan a importadores. Es como que en todo se quedan a mitad de camino. Pasa con la suba de las tasas en pesos, con el dólar, con las tarifas. Ahora fíjese que hay pronosticadores, poco serios por cierto, que aseguran que el dólar blue se va a $1.000 a fin de año, y algunos inversores desprevenidos creen en estos vaticinios sin fundamentos. Refleja en definitiva el descrédito que tiene la gestión oficial.

-Periodista: Para peor, Wall Street se derritió en las últimas dos ruedas…

-José Tasa: Así es. Nunca se puede ser optimista en Wall Street con la inflación en alza. Los operadores enseguida empiezan a descontar una suba de tasas. Todos los principales bancos centrales del mundo están recogiendo el barrilete que se les fue bien arriba por la expansión efectuada en plena pandemia. Suben las tasas desde EE.UU. hasta Brasil y Europa. El interrogante es cuánto puede desacelerarse la economía norteamericana. No me gusta nada el horizonte financiero. Hasta el bitcoin se destrozó el fin de semana con precios por debajo de los u$s 35.000. Repito: son tiempos de suma cautela.

s