Inflación

Por primera vez, el gasto público mensual superó el billón de pesos

Un relevamiento advierte que se produjo a raíz de incrementos en planes de asistencia y asignaciones familiares, entre otros aspectos. Cómo impactó la derrota en las elecciones y qué significa esta cifra para el gobierno.
Gasto público: Los analistas se preguntan hasta cuándo el país podrá soportar estos niveles.  

Gasto público: Los analistas se preguntan hasta cuándo el país podrá soportar estos niveles.

 

El Índice de Equilibrio Fiscal (IEF) del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE), de la Universidad de Belgrano, registró en octubre un retroceso de 4,9% respecto del nivel que había tenido en el mes previo, y de 8,2% con relación a igual mes del año pasado. En consecuencia, el gasto público mensual superó por primera vez el billón de pesos, para ubicarse exactamente en 1,048 billón de pesos, según el reporte.

Este resultado refleja el fuerte incremento en el gasto público puesto en marcha tras conocerse el resultado de las PASO”, detalló detalla Víctor Beker, director del CENE.

Además, remarcó, “se destacan los incrementos verificados en Políticas Alimentarias, Potenciar Trabajo y el REPRO II, así como el aumento en el pago de Asignaciones Familiares”.

El Índice se calcula como el cociente entre los gastos y los ingresos totales. El valor 100 indica una situación equilibrada; por encima de dicho valor denota superávit, y por debajo, déficit. En este sentido, los valores del índice comenzaron el año 2021 en torno a los $ 608.791 millones, con un valor IEF del 99.5; es decir, casi al borde del equilibrio.

Sin embargo, el monto creció en los meses siguientes hasta ubicarse en los $929.106 millones, del mes de agosto. Y, pese a un leve repunte en septiembre, en octubre alcanzó la cifra más alta del año, por encima del billón de pesos.

Un reflejo de la inflación

“Estos indicadores hablan un poco de la inflación que tenemos”, indicó el economista Camilo Tiscornia, titular de C&T Consultores. Aunque, reconoció, no es una forma de análisis que aporte claridad en torno a lo que está pasando, ya que “estas cifras deberían medirse como porcentaje del PBI”.

En ese sentido, explicó, lo que se observa es que “el gasto público aumentó fuertemente otra vez como porcentaje del PBI. Es un problema, porque cuando lo ves con una perspectiva más larga, durante décadas la Argentina tuvo porcentajes de gasto público apenas por encima del 20% de PBI y luego se acercó a 40%, lo cual impacta en la economía porque significa que debes recaudar más impuestos, con la consecuente presión impositiva altísima que vemos”.

En definitiva, dijo, que el gasto público siga subiendo es una complicación. “Pero el Gobierno lo defiende como una forma de favorecer el crecimiento o corregir desigualdades que, conceptualmente puede estar bien, pero que no deberían llevar el gasto público hasta cualquier nivel, justamente, porque la economía argentina no lo soporta”.

Por último, afirmó, “todo lo que tenemos en materia de inflación o problemas de endeudamiento, demuestran que el país no puede seguir soportando un nivel de gasto público tan elevado”.

s