Vacunación

Tras el anuncio de la fabricación de las Sputnik V en Argentina, se dispararon las acciones de Laboratorios Richmond

Las acciones de la compañía comandada por Marcelo Figueiras subieron 33%.
20 de abril de 2021 - 18:53
Tras el anuncio de que fabricará las Sputnik V en Argentina

Tras el anuncio de que fabricará las Sputnik V en Argentina, se dispararon las acciones de Laboratorios Richmond

Después de anunciar que comenzará la producción local de la vacuna Sputnik V para combatir el coronavirus, las acciones de Laboratorios Richmond se dispararon.

Las acciones de la compañía que preside Marcelo Figueiras se expandió en un 33,2% luego de que el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y Laboratorios Richmond anunciaron la producción de los primeros lotes de prueba de la vacuna en Argentina.

De esta manera, la cotización de los títulos de la empresa farmacéutica pasaron de $194 al inicio de esta semana a $258 sobre el cierre de la jornada financiera de este martes.

Embed

Laboratorios Richmond Sacif produjo en Argentina el primer lote de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V, que será enviado al Centro Gamaleya para que realice el control de calidad. "La Argentina se ha convertido en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la vacuna Sputnik V. RDIF y sus socios han realizado una transferencia de tecnología a los Laboratorios Richmond", anunció el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).

Tal como adelantó A24.com, se prevé que la producción a gran escala de Sputnik V en Argentina comience en junio, aunque podrían existir demoras. Actualmente, el primer lote producido será entregado al Centro Gamaleya para realizar el control de calidad para luego comenzar la producción masiva.

Según publicó Télam, este primer lote de Laboratorio Richmond en Argentina consistió en la formulación (envasado) de la sustancia activa en los viales (frascos) de los dos componentes. Si el lote supera el control de calidad del Centro Gamaleya, se comenzaría a avanzar con los siguientes pasos, que las fuentes calificaron como "muy complejos y desafiantes" para importar a Argentina el antígeno (principio activo de la vacuna) y escalar el formulado (envasado).

Se habló de