icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

Tributarista advierte que pueden irse del país "decenas de miles" de personas por el impuesto a la riqueza

Tributarista advierte que pueden irse del país
La Cámara de Senadores debatirá el Impuesto a la Riqueza.

El llamado Impuesto a la Riqueza va camino a su aprobación en el Senado y su puesta en marcha por el Gobierno a partir de su promulgación. A24.com dialogó con Matías Olivero, quien encabeza el Departamento de Impuestos del estudio Bruchou, Fernández Madero y Lombardi.

Olivero es, además, miembro del Departamento de Política Tributaria de la UIA y es socio activo de la Asociación Argentina de Estudios Fiscales y de la International Fiscal Association. El especialista advierte sobre los efectos negativos del proyecto, desmiente que cuente con el aval del FMI y afirma: "Nunca antes, como sucede con este impuesto, hubo tanta conciencia de la gravedad terminal del sistema tributario argentino".

¿Cuáles son los argumentos legales para solicitar la inconstitucionalidad del llamado Impuesto a la Riqueza?

El principal es el principio de no confiscatoriedad. La Corte lo define como una absorción de una porción sustancial de la renta o capital. Las chances de éxito dependen de probar en cada caso que se supera cierto porcentaje en la relación entre el respectivo impuesto (numerador) y la renta anual (denominador), que según los distintos casos, la Corte ha sentado entre el 33% y el 47%. Ahora bien, en el caso del Impuesto a la Riqueza podrán probarse casos simples de confiscatoriedad, incluyendo sólo a dicho impuesto en el numerador. Y otros donde será conveniente incluir la sumatoria de ese impuesto con el de bienes personales, lo cual tiene lógica por la relación entre ambos.

Y también podría sumarse el impuesto a las ganancias, en una suerte de 'confiscatoriedad global' de nuestro sistema tributario, cuestión que con otros impuestos se ha planteado ante la Corte hace un par de décadas, aunque no resuelto por razones procesales. Hasta ahora advertimos que los casos de impuesto a la riqueza en que se supera el parámetro de confiscatoriedad son una gran mayoría. Además, existen otros argumentos constitucionales que podrían invocarse como el principio de razonabilidad, no discriminación, igualdad, afectación de derechos adquiridos, etc.

¿Quiénes son los integrantes de OXFAM y qué rol juegan en este impuesto?

Llama la atención lo poco que se ha tocado este tema en el trámite parlamentario, en los medios y en la doctrina. Sólo el diputado Laspina le dedicó un par de minutos en el recinto. Hay tres aspectos destacables. Primero, el de OXFAM es el principal fundamento del impuesto a la riqueza en el proyecto originario. Porque se cita una recomendación suya y se adopta su escala para los bienes locales, del 2% al 3,5%. Por lo que podemos decir que es el "proyecto OXFAM" al que se le dio media sanción. Segundo, se excedió con creces dicha recomendación. Así, se citó un párrafo del artículo "¿Quién paga la cuenta?" de Susana Ruiz, funcionaria de "Justicia Fiscal" de OXFAM, una de las activistas fiscales y entidades que más impulsan el impuesto a la riqueza en el mundo. No se trata de una eminencia fiscal ni de una institución económica neutra.

¿Qué opinión tiene el FMI de este impuesto?

Ése es el segundo de los argumentos que aparece en los fundamentos, una supuesta recomendación del FMI de aplicar una "sobretasa solidaria" en el impuesto patrimonial. En el debate en la Comisión de Presupuesto el autor principal sostuvo que era promovido por el FMI en un documento. No es correcto. Primero, una leyenda aclara que no se trata necesariamente de la opinión del FMI sino sólo de sus técnicos. Segundo, tal como destacó el diputado Cacace (UCR) en el debate en comisión, los técnicos recomiendan una "sobretasa" de impuesto, no la creación de un nuevo tributo. Tercero, se tomó la recomendación de la única medida fiscalista dejándose de lado una decena de medidas pro-empresa.

Cuarto, esa recomendación fue implementada por Argentina apenas cuatro meses antes de la fecha de tal documento, justamente utilizando aquella misma palabra con la "Ley de Solidaridad". Y quinto, "sobretasa" parece referirse a un aumento del 20% o 30% de una alícuota, no a un aumento de más del 300%, del 2,25% al 7,50%. Por lo que esa recomendación de los técnicos del organismo, no "del FMI", no estaba destinada a Argentina porque ya se había anticipado a los hechos y con creces. Y hay un tercer argumento en los fundamentos: se invoca un artículo del Financial Times pero que insólitamente termina concluyendo en contra de un impuesto a la riqueza.

¿Cuántas personas estima que se radicaron en Uruguay o Paraguay por este impuesto?

No sabemos con exactitud cuántos se fueron, se dice que son decenas de miles y otros tantos los que se están por ir. Pero hay algo cualitativo que es inédito en este éxodo, distinto a los de 1989 y 2002. Es el primer éxodo generalizado de personas y familias de alto patrimonio de la historia argentina. Además del impacto directo sobre el sector empresario, se pierden los principales clientes para ciertos sectores y niveles, para profesionales varios, para restaurantes y bares, para mercados de barrio, prestadores de servicios y obreros vinculados a la construcción, profesores de los deportes y especialidades que fueren, jardineros, personal doméstico y muchas otras ocupaciones de los más necesitados que están perdiendo fuentes de ingreso a causa de este éxodo fiscal. Eso es lo que pasó en Francia, el balance daba negativo, y por eso derogaron el impuesto patrimonial hace un par de años.

¿Cuánto estima que el Gobierno recaudará por este impuesto?

Mire, le propongo que leamos juntos y de corrido lo que sigue: el país más gravoso del mundos (según el Banco Mundial), en adición al impuesto patrimonial más elevado del mundo (2,25%, base bruta, sin tope) propone un impuesto a la riqueza (el #166 según IARAF), que hoy no existe en ningún país del mundo, del que surge una alícuota máxima patrimonial total (7,50%) que es más del doble de la alícuota máxima (3,50%) que propone una de las entidades (cuestionada) que más impulsan el impuesto a la riqueza (OXFAM). En un contexto de crisis empresarial histórica, basado en tres fundamentos que en realidad son contrarios a este impuesto a la riqueza, violando varios principios constitucionales y –como se advierte con el éxodo fiscal de muchos argentinos y el caso de Francia- muy probablemente provocando un efecto contrario al que se pretende, lo que agravaría la situación económica del país. Ahora bien, a la luz de todo esto, si fuera uno de esos contribuyentes, ¿lo pagaría? De esa respuesta depende la recaudación de este impuesto.

Acá no veo una rebelión fiscal, en el sentido de una acción conjunta de contribuyentes coordinados para no pagar y provocar un daño al Estado. Es mucho más simple y básico: va a ser la sumatoria del ejercicio individual de una ‘legítima defensa’ constitucional por todos, o casi todos, los que se sientan afectados por la aplicación de un impuesto a la riqueza que, en el contexto de Argentina como país más gravoso del mundo y de esta crisis histórica, representa el mayor dislate de nuestra historia fiscal.

¿Hay algo para rescatar a partir de la sanción de este impuesto?

Creo que hay un aspecto positivo y el tiempo dirá cuál es su dimensión: en ciertos sectores nunca antes como a raíz de este impuesto hubo tanta conciencia de la gravedad terminal del sistema tributario argentino. Nuestro ecosistema fiscal necesitaba un detonante, una luz roja, una alarma de incendio. Y el impuesto a la riqueza se ha convertido en ese detonante. Nunca antes en el recinto de la Cámara de Diputados tantos legisladores hicieron resonar que Argentina tiene el "sistema tributario más gravoso del mundo", que tiene 166 impuestos y hasta "el impuesto al viento" como muestra de su ridiculez, haciendo la relación causal con la cada vez más prolongada recesión de nuestro país.

Lo mismo ha ocurrido en ciertos medios y foros económicos. Y cada vez más. Hay un antes y un después de este impuesto. Es cuestión de tiempo. Detonado por el impuesto a la riqueza, la conciencia de tener el sistema más gravoso del mundo se va a ir expandiendo y decantando poco a poco en todos los sectores, niveles y partidos hasta que un día se confundirá con nuestro paisaje. Y a la mañana siguiente de ese día nuestro sistema fiscal cambiará.

Guillermo Laborda Foto
por Guillermo Laborda @GuillermoLabord
SUBIR

NWS

Ovación

Show