icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ESPECTÁCULOS

Legión: la serie que nos conecta con los mutantes del Universo X-men

Legión: la serie que nos conecta con los mutantes del Universo X-men
Legión: la serie que nos conecta con los mutantes del Universo X-men

Los viajes en el tiempo y los superpoderes son los protagonistas de la ficción que promete jugar con la psicología.

Basada en los cómics de Marvel, Legión serie que puede visualizarse en Argentina en Netflix o en Fox Premium ya estrenó la tercera y última temporada. Esta producción centra su trama en la historia de David Haller, interpretado por el actor Dan Stevens, un joven que pensaba tener un desorden mental cuando en realidad descubre ser uno de los mutantes más poderosos del mundo.

Legión serie inspirada en el Universo X-Men, no se centra para nada en superhéroes sino en la idea de personas perturbadas, como es el caso del protagonista, que pensaba tener una enfermedad similar a la esquizofrenia cuando en realidad las voces y visiones que percibía eran su verdadero poder. En este sentido, el relato realiza un análisis respecto a la personalidad de los mutantes y cómo funciona el modo particular que tienen de percibir la realidad.

Conectados con el Universo X-Men

El protagonista de Legión es un hombre que a lo largo de su vida muestra haber tenido un pasado lleno de alcoholismo, muchos excesos y disturbios. Además de tener que convivir con esta supuesta enfermedad mental, David Haller es internado en un hospital en donde intenta lidiar con sus dificultades y alucinaciones para convertirse en una persona normal.

En este sentido, la producción muestra problemas que pueden afectar a cualquier persona del mundo real poniendo, particular énfasis, en el rol que tiene la locura en la sociedad y propone juegos constantes con la psicología a través de sus diálogos. Al principio, los saltos entre ficción y realidad son confusos generando en el espectador una sensación de incertidumbre a lo largo de los episodios.

Sin embargo, tanto el mundo de Legión como el de X-Men están conectados no solo por la presencia de mutantes en ambas historias sino porque tienen un mismo objetivo en su narración: pensar qué lugar ocupan en la sociedad las personas que tienen capacidades diferentes. Según palabras del creador Noah Hawley “Toda la franquicia X-Men es una metáfora sobre ser marginado, pero lo hemos visto como una metáfora de muchas formas diferentes de exclusión. Los poderes que tienen los personajes están directamente conectados con la forma en la que no encajan en la sociedad y es una forma de redefinir sus flaquezas como fortalezas, y creo que eso es lo que hace que sea emocionante para el público.”

Hawley añadió también en una entrevista con el Hollywood Reporter que “Lo bueno de explorar este personaje es que antes de que él tenga tenga una opinión sobre otra persona, primero tiene que descifrar su propia mierda. Eso es lo que todos debemos hacer. Este viaje no es necesariamente una carrera hacia una batalla con una entidad, sino que es más aceptar la batalla dentro de sí.” Es así como la introspección toma un rol protagonista en un escenario actual en donde la diversidad está evaluada permanentemente.

Encajar o no encajar en la sociedad es una cuestión que siempre despertó incertidumbre como mínimo para aquellos que perciben la realidad diferente o que sus deseos no coinciden con las tradiciones establecidas. De hecho, uno de los principales objetivos de Marvel y la creación de los superhéroes es mostrar que las diferencias pueden ser ventajas y también pueden utilizarse para un buen propósito. El Universo X-Men y Legión cuentan con exactamente el mismo concepto poniendo lo diferente en el centro del debate.

La trama: alerta spoiler

Durante su estadía en la institución psiquiátrica el personaje principal se enamora de otra paciente llamada Sydney “Syd” Barret (representada por Rachel Keller). Gracias a ella, David descubre que las alucinaciones y las supuestas voces en su mente no es una invención fantasiosa sino que forman parte de la realidad.

Es así como en conjunto a ella, su gran amor, y otros mutantes que poseen poderes tales como Kerry Loudermilk (Amber Midthunder), Ptonomy Wallace (Jeremías Harris) y Cary Loudermilk (Bill Irwin) descubre que su mente es de algún modo dominada o controlada por un parásito.

Lenny Busker (Aubrey Plaza) se hace pasar como una amigo del protagonista pero, en realidad éste es sólo una forma que toma el El Rey de las sombras, un antiguo ser de nombre Amahl Farouk (Navid Negahban) quién controlaba la mente de David.

De ahí en adelante, el personaje se ve envuelto en una lucha interna que se desata para sacar a Amahl de su cuerpo y mente. A través de la fabulosa ciencia ficción, el enfrentamiento entre el bien y el mal cobra vida una vez más. Los desacuerdos, los viajes en el tiempo, las tácticas y las pujas de poder representarán un rol muy importante a lo largo de la historia.

A diferencia quizás de otras producciones de Marvel, no es necesario contar con un conocimiento previo de X-Men u otras películas de mutantes y superhéroes para ver la serie. Aunque su trama sea enredada, es muy fácil de seguir a lo largo de los capítulos. Por supuesto que, si Legión despertó fanatismo durante sus tres temporadas, queda mucha ciencia ficción por delante. Hasta el momento, según algunas entrevistas dadas por el creador, la serie llegó a su fin pero pueden estrenarse nuevas historias.

En esta nota:
SUBIR

Ovación

Más Noticias

NWS

Poder