icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FÚTBOL

Fútbol femenino: un grito de lucha colectiva que se materializó en La Bombonera

Fútbol femenino: un grito de lucha colectiva que se materializó en La Bombonera
boca23423

Por una cuestión de logística y de cronograma, a mí, varón, me tocó ir a cubrir Boca-Lanús en La Bombonera, pero no era un Boca-Lanús corriente: acá había jugadoras, arqueras, árbitras y dos equipos que por primera vez en la historia jugaban en La Bombonera.

boca1
boca1

Desde el comienzo de la cobertura, el clima en La Boca tenía otros matices; las mujeres aparecían en cada esquina, con la conciencia colectiva de saberse protagonistas de la jornada. Una entrevistada denuncia que la Policía no estaba dejando entrar a la gente a la tribuna Socios sur, que iban a abrir las puertas a las 19.15h, ¿pero cómo? El partido va a estar empezado, decía con razón.

Entro a La Bombonera y la cantidad de gente era ínfima: el estadio estaba ocupado en un 5%, pero crecía minuto a minuto. Me siento en la mejor ubicación posible: mitad de cancha, platea media. De un momento a otro, las jugadoras ingresan al césped del Alberto J. Armando en una foto que quedará grabada en la historia del fútbol argentino. "Esto es un orgullo como mujer", me cuenta Silvia.

Con el partido empezado, uno tiene instantáneamente el vicio de comparar este fútbol con el fútbol masculino y existen diferencias. Otra velocidad, otros conceptos, otros cuerpos. Pero sigue siendo fútbol; ni mejor, ni peor, sino uno distinto. Las diferencias culturales hicieron que el capitalismo, hasta ahora, no se interese por este deporte y lo convierta en una nueva mercancía.

Llega el primer gol de Yamila Rodríguez, el segundo de Espíndola, el tercero de Vallejos, el cuarto de Yamila otra vez y el quinto de Cecilia Ghigo.

boca6
boca6

Pero el resultado es anecdótico, porque Lanús anoche también ganó. Como ganó todo el fútbol femenino, que se embarca en busca de su próximo objetivo: la profesionalización. La AFA deberá escuchar un reclamo justo, coherente y sensible.

Así como las mujeres fueron la cara de esta jornada, en la platea de Boca había hombres que van hace 50 o 60 años a La Boca a ver a la Tercera y/o a la Reserva del club. "Ahora estamos en tiempos de igualdad", me dice Oscar, de 76 años. "Me gusta ver fútbol, no importa si lo juegan varones o mujeres", me cuenta Juan, de 68.

El fútbol femenino llegó como excusa del 8M y se mantendrá como fuerza de una lucha colectiva que es arrolladora y va por todo.

.-
por Guido Albamonte
SUBIR

Show

Más Noticias

NWS

Poder