Sampaoli resiste de una manera tan grotesca que lastima su honor
SelecciónArgentina

Sampaoli resiste de una manera tan grotesca que lastima su honor

El mismo modo de actuar. La misma falta de autocrítica. Lo que consiguieron con Martino. Lo que también provocaron con Bauza, intentarán lograrlo con Sampaoli.

Ante el operativo desgaste consumado, y percibido por el todavía técnico de la selección, está en juego la dignidad. Esa que para algunas personas tiene un determinado límite, y que Sampaoli decide correr. Y a esta altura, debe transgredir sus propios valores, para hacérsela todavía más difícil a los dirigentes.

Mientras Tapia y Angelici parecen jugar al policía bueno y malo tras la reunión del lunes, nadie desde la dirigencia ve a Sampaoli dirigiendo al seleccionado en la próxima Copa América.

La foto de Sampaoli dándole indicaciones a juveniles en un torneo promocional en L’Alcudia en España será fuerte. Casi denigrante para el prestigio que había conseguido antes de entrenar la Argentina.

Y en este cúmulo de vanidades y locura, nadie reparó en los juveniles argentinos que estarán a cargo de un entrenador sometido a cumplir con ese compromiso para forzar su continuidad.

Se viven horas de tensión en Ezeiza. Los dirigentes buscan tiempo para agotar a Sampaoli (se menciona que varios clubes no cederán juveniles para el torneo de L’Alcudia), y el técnico advertido de este propósito para provocar su salida, resiste de una manera tan grotesca que lastima su honor.

Mientras leyó esta historia de odios e intereses tan particulares y cuando el Mundial llega a su final, ¿se dio cuenta por qué el fútbol argentino está tan atrasado?