Enojo

Sorpresa, desconcierto e incredulidad por la aparición de los cuadernos "desquemados"

Néstor Espósito
por Néstor Espósito |
Sorpresa, desconcierto e incredulidad por la aparición de los cuadernos desquemados

La aparición de los originales de los cuadernos del chofer Oscar Centeno, que hasta hace algunas horas se suponían incinerados, generó desconcierto, sorpresa e incredulidad entre los abogados defensores de la mayoría de los imputados.

El término más repetido es "operación". Y todos coinciden en que los cuadernos "desquemados" prueban que el ex chofer de Roberto Baratta mintió.

Centeno dijo que había quemado los cuadernos que ahora, según la versión oficial, llegaron por vía de manos anónimas al periodista del diario La Nación. Para convertirse en arrepentido, Centeno no debió mentir; los datos falsos invalidan de manera integral su aporte a la causa y en consecuencia se cae el acuerdo que hoy le permite estar bajo protección estatal en un lugar sólo conocido por un puñado de funcionarios y su círculo más íntimo.

El abogado Maximiliano Rusconi, defensor del ex ministro Julio De Vido, consideró que la aparición de los cuadernos es "una operación" que no incidirá de manera decisiva en la causa: "se cae todo con o sin cuadernos".

Su socio, Gabriel Palmeiro, coincidió: "es una más de todas las razones por las cuales esta causa es nula".

José Ubeira, el abogado del ex titular de Yacyretá Oscar Thomas opinó que la aparición de los cuadernos "es el tiro de gracia a la investigación".

"Tal vez quien ideó esto creyó que podía resucitar la causa y salvar a los investigadores. Creo que es todo lo contrario", añadió.

Marcelo Mónaco, defensor del ex titular de la UIA Juan Carlos Lascurain, consideró que "los cuadernos demuestran indudablmente que Centeno mintió . Por carácter meramente transitivo la mentira comprende el contenido, algo que de todas formas no se demostró más que en la cabeza del juez Claudio Bonadio".

El penalista Oscar Moyano discrepó sobre la situación de Centeno. "Eso se deberá definir en el juicio oral. Pero no deja de ser una indagatoria, y en la indagatoria se puede mentir".

Esa apreciación deja abierta otra discusión: la posibilidad de que la ley del arrepentido sea declarada inconstitucional por violar la garantía contra la autoincriminación. Se trata de un viejo debate que aún no está saldado en tribunales.

El abogado Zenon Ceballos, defensor del ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner, ironizó sobre la sorpresiva aparición: "son las casualidades permanentes de las que nos solía hablar Carlos Menem".

"Si son auténticos, queda demostrado que aún con un defensor oficial su falsa declaración fue convalidada".

En ese contexto, puso la lupa sobre una situación que reaparecerá cuando ocurra el juicio oral: la falta de registro fílmico de las declaraciones de los arrepentidos. "Cobra enorme importancia por lo equivocado de la prueba la falta de registro fílmico u oral de las audiencias", advirtió.

Domingo Montanaro, ex abogado del auditor general de la Nación Javier Fernández, quien en algún momento estuvo procesado en la causa, advirtió sobre la falta de dos de los ocho cuadernos.

La aparición de los cuadernos -en su opinión- "no altera la prueba". Pero evaluó que lo que hay que determinar ahora es "para qué escribía Centeno", esto es si efectivamente -como sostiene Bonadio- era una "bitácora de la corrupción" o se trataba de una "rendición de cuentas de la recaudación".

s