España

Crimen de las niñas de Tenerife: nueva pista en la búsqueda de la pequeña Anna y su padre Tomás Gimeno

El doble filicidio sigue sin resolverse. Un nuevo elemento reorienta las tareas para hallar el cuerpo de la hija menor y saber qué pasó con su padre.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
No hay rastros aun de la beba Anna Gimeno ( Foto: Página oficial del abogado de la familia Zimmermann)

No hay rastros aun de la beba Anna Gimeno ( Foto: Página oficial del abogado de la familia Zimmermann)

Luego de dos semanas sin ningún rastro, una nueva pista reorienta el caso del doble filicidio en Tenerife, España. Tomás Gimeno se llevó a sus dos hijas, el pasado 27 de abril, en su barco mar adentro. El 10 de junio la policía nacional española halló en una bolsa, a 1.000 metros de profundidad, el cuerpo de Olivia, la hija mayor. Pero aún no han encontrado el cuerpo de Anna, la beba de tan solo un año. Tampoco al padre, el presunto doble asesino, Tomás Gimeno.

La pista del Celular

La tecnología hizo un aporte imprescindible en este caso. El rastreo y geolocalización del celular de Gimeno permitió hallar, primero al barco abandonado. Luego, el cuerpo de Olivia. La policía española, con el apoyo de la guardia civil, determinaron que la embarcación se hallaba a una distancia de tres millas de la costa.

Cuando las autoridades llegaron, bajaron un pequeño submarino robot que ubicó una bolsa, atada al ancla y a mil metros de profundidad. En su interior estaba la hija mayor (6 años de edad) de Tomás Gimeno.

Otros cálculos del geolocalización hicieron pensar que el asesino volvió una milla hacia la costa. Allí se deshizo de su hija menor y tal vez, se habría suicidado. Pero no hubo ningún hallazgo. Ni de Anna ni de Tomás.

carta.jpg
Carta de Beatriz, la madre de Anna y Olivia ( Gentileza: La sexta)

Carta de Beatriz, la madre de Anna y Olivia ( Gentileza: La sexta)

Un cambio en la búsqueda

Este martes, la investigación tomó un nuevo rumbo. Se basa en una hipótesis. Sin mayores elementos para sustentarla. Casi por descarte.

Tal vez, Tomás lanzó el celular al agua pero siguió navegando. Incluso con su beba de un año. Es por eso que ahora ampliaron el radio de búsqueda. En un área que supera las tres millas iniciales.

Creen que pudo haberse dirigido hasta una zona de barcos hundidos como descarte. La jueza de la causa piensa que el asesino eligió esa ubicación porque pensó que dificultaría mucho la localización de los cadáveres.

Qué pasó con el asesino

Nada se sabe del destino final de Tomás Gimeno. Se despidió de sus padres cuando se embarcó el pasado 27 de abril. Y dejó una carta a su nueva pareja. Pero no habló de suicidio. Solo expresó: "Ahora seré libre para hacer lo que quiero".

El mensaje de interpretó de dos maneras.

  • Matar a sus hijas con su primera mujer, para vengarse de ella por rehacer su vida con otro hombre.
  • Suicidarse o fugarse con un apoyo pactado en el mar.

Es por eso que se mantiene, el pedido internacional de búsqueda sobre él.

buque sigue en el lugar.jpg
el buque especializado continuará la búsqueda de la pequeña Anna ( Foto: Página del Puerto de Tenerife)

el buque especializado continuará la búsqueda de la pequeña Anna ( Foto: Página del Puerto de Tenerife)

El barco especializado, sigue acción

El buque Ángeles Alvariño tiene la tecnología de avanzada para este tipo de rastreo: casi a ciegas y a profundidades enormes. Tiene un robot submarino que puede soportar la presión a mil metros bajo la superficie.

Iba a retirarse de la zona por otros compromisos, pero el delegado del Gobierno Central en Canarias aseguró que permanecerá en el área hasta que el Ministerio de Interior decida lo contrario.

Una cadena de velas encendidas

Beatriz Zimmermann, la madre de las dos niñas asesinadas, sigue minuto a minuto la búsqueda en el mar. "Gracias a ustedes puedo vivir", le dijo en una carta a la tripulación del barco que lleva la pesquisa por el fondo del mar.

Mientras tanto, pidió que en Tenerife se realice en la costa una enorme cadena de velas encendidas. Para pedir por el hallazgo de Anna.

"Cuando lo hicimos por primera vez, encontraron el cuerpo de de Olivia", dice Beatriz para reforzar su pedido.

Se habló de