Violencia con turistas

Crimen de los surfers en México: el viaje que terminó con 2 hermanos australianos en un pozo

La policía de México pudo identificar los cuerpos de los jóvenes que aparecieron en un pozo en una playa de baja California. No se sabía nada de ellos desde que llegaron desde la frontera norteamericana para practicar surf.

Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Tres turistas llegaron desde Estados Unidos para hacer surf en México

Tres turistas llegaron desde Estados Unidos para hacer surf en México, pero fueron asesinados. (Foto: Gentileza People)

Embed

El trabajo de los forenses confirmó que los tres, dos hermanos australianos y un norteamericano fueron asesinados a tiros. Los familiares de los jóvenes (entre 30 y 33 años) fueron fundamentales para reconocerlos en la morgue del municipio de Ensenada, sobre el pacífico mexicano

Un viaje de placer que terminó en tragedia

Jake (30 años) y Callum Robinson (33 años) eran dos hermanos de origen australiano. Jake vivía en su país y era médico. Callum era jugador de Lacrosse en los Estados Unidos. Allí conoció y se hizo amigo del norteamericano Jack Carter (30 años). Los tres compartían la pasión por el surf.

Fue así que Callum viajó desde Australia para sumarse en California a los otros dos. Decidieron ir a México para surfear las olas del pacífico. Fueron por tierra en una camioneta, cruzaron la frontera y recorrieron los escasos 110 kilómetros hasta Ensenada, el lugar elegido por sus playas ideales para el surf.

surfistas asesinados mapa.jpg
La fiscalía cree que los surfistas que llegaron de EE.UU. fueron asesinados al resistirse al robo de su camioneta. (Foto: A24.com)

La fiscalía cree que los surfistas que llegaron de EE.UU. fueron asesinados al resistirse al robo de su camioneta. (Foto: A24.com)

Pero los tres amigos sufrieron un inconveniente totalmente inesperado. Sus familias, en Estados Unidos y en Australia perdieron todo contacto con ellos a poco de llega a esa playa. Los reportaron como desaparecidos el 27 de abril pasado. Una semana más tarde, el 4 de mayo, los hallaron. Pero de la peor manera.

Los habían asesinado. Sus tres cuerpos estaban en el interior de un pozo y su camioneta, totalmente incendiada. Dos días le tomó a la policía y a la fiscal de Ensenada confirmar lo que suponían desde un primer momento: Eran los cuerpos sin vida de los hermanos Robinson y el de Carter.

Entonces comenzó la investigación para determinar el porqué del triple asesinato.

Embed

Un robo automotor, ¿el motivo del triple crimen de los surfistas?

En la zona norte de México, especialmente en la proximidad de la frontera con los Estados Unidos, tiene especial capacidad de acción el crimen organizado y el narcotráfico. La investigación comenzó sobre esas pistas. Así fue que llegaron a la detención de un hombre vinculado con causas anteriores de robos con violencia, venta de drogas y sustracción de vehículos.

La fiscal estatal María Elena Andrade cree tener resuelto el caso. Los tres cuerpos aparecieron en el fondo de un pozo, en la zona costera de Ensanada, a 6 kilómetros de donde estaba la camioneta. Los tres tenían un disparo en la cabeza.

Según pudo reconstruir la fiscal, los delincuentes trataron robarles la camioneta, pero uno de los hermanos australianos intentó resistirse y lo mataron de un disparo. Los otros dos corrieron la misma suerte cuando quisieron ayudar al herido de muerte. La investigación cree que usaron la camioneta para llevarlos y arrojarlos al pozo y luego, a 6 kilómetros de distancia, la incendiaron antes de abandonarla.

La hipótesis principal hasta el momento es que el móvil primigenio fue el robo de la camioneta, traída desde los Estados Unidos por los tres amigos. Pero como uno se resistió, todo terminó en una tragedia.

pozo en méxico con los turistas asesinados.gif
Los cuerpos de los surfistas fueron hallados en un pozo, a 6 km. de donde los asesinos incendiaron la camioneta de las víctimas. (Foto: Gentileza RPP)

Los cuerpos de los surfistas fueron hallados en un pozo, a 6 km. de donde los asesinos incendiaron la camioneta de las víctimas. (Foto: Gentileza RPP)

El peor lugar para acampar, a merced de los asesinos

Para los investigadores, el hecho de que los turistas no conocieran los alrededores de Ensenada contribuyó de la peor manera para este triple crimen. En el lugar que los dos hermanos australianos y su amigo norteamericanos eligieron para acampar, no era buena la señal para las comunicaciones. Los teléfonos celulares, frecuentemente quedaban "aislados".

Los delincuentes de la zona saben ese problema y lo utilizan para sus robos. Lo más probable es que cuando los surfistas fueron sorprendidos, no pudieron pedir ayuda con sus celulares y quedaron totalmente a merced de los asesinos.

Los padres de los hermanos australianos viajaron a California y allí se reunieron con el padre de Carter. Juntos, con la ayuda de funcionarios norteamericanos, llegaron a Ensenada, México y tuvieron la pesada tarea de reconocer a sus familiares como las vícitmas del triple homicidio.

turistas piden seguridad en Mexico.jpg
Los turistas, con una tabla de surf, protestan por los asesinatos en las playas de México. (foto: Gentileza BBC)

Los turistas, con una tabla de surf, protestan por los asesinatos en las playas de México. (foto: Gentileza BBC)

La situación para el turismo en México se ha complicado en los últimos años, tanto sobre la costa del Atlántico como del Pacífico. El crimen organizado es responsable de la muerte de 450.000 personas desde el año 2006. Por supuesto que los turistas son una minoría, pero los lugares elegidos de veraneo coinciden con las zonas en las que dominan los criminales y los cárteles.

pozo de las vícitmas.jpg
Misteerio. En el pozo en dónde arrojaron a los tres surfistas, la policía halló un cuarto cádaver sin relación con el crimen. (Foto: Gentileza A24)

Misteerio. En el pozo en dónde arrojaron a los tres surfistas, la policía halló un cuarto cádaver sin relación con el crimen. (Foto: Gentileza A24)

Un dato final, también misterioso. En el pozo en donde arrojaron a los tres surfistas, la policía encontró un cuarto cuerpo. Sin conexión alguna con ese hecho y asesinado mucho tiempo antes. La policía no sabe, por el momento, de quien se trata.

Se habló de