Tensión en Brasil

Destrozos en Brasilia: impactantes imágenes del antes y el después de la invasión golpista bolsonarista

Los edificios de los tres poderes en Brasil sufrieron graves daños en el intento de golpe de estado. Se perdieron obras únicas que son irrecuperables.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Los edificios de los poderes públicos del gobierno brasileño

Los edificios de los poderes públicos del gobierno brasileño, dañados por el ataque de los golpistas (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

A casi una semana del ataque de los bolsonaristas en Brasilia en su intento de golpe de estado, evaluar las pérdidas del patrimonio cultural y la reconstrucción de los destrozos es muy difícil. Elementos únicos, como piezas de museo, esculturas, pinturas y hasta un reloj de péndulo del siglo XVII figuran entre los elementos destruidos para siempre.

Mientras, avanza la investigación para determinar la responsabilidad de quienes tomaron parte en la violencia del pasado domingo.

La justicia de ese país determinó que 1.159 golpistas seguirán presos por haber protagonizado los violentos episodios en el ataque a los edificios públicos concentrados en la plaza de los t res poderes en la capital de Brasil.

Embed

El medio Folha de San Pablo hizo una impactante comparación sobre el estado original de las sedes del Ejecutivo, el Legislativo y el poder Judicial y como quedaron tras el vandálico ataque de los bolsonaristas. Hubo piezas de museo de valor único que se perdieron para siempre por la destrucción que sufrieron.

Los destrozos en la sede del poder en brasileño

El momento más caliente de la sublevación violenta de los bolsonaristas duró más de 6 horas. En ese tiempo una turba realizó un ataque coordinado a las sedes de los tres poderes del estado Nacional. El Palacio del Planalto, sede del poder Ejecutivo y los edificios en los que funciona el poder Judicial y Legislativo fueron el blanco de la furia de los golpistas.

Como consecuencia, no solo hubo ventanales de cristal o muebles y sillones destrozados. También se atacó el patrimonio cultural que guardaban esos edificios: Esculturas, pinturas y elementos únicos se perdieron para siempre.

destrozos galeria de planalto.jpg
La galería del palacio del Planalto, con elementos lanzados desde los ventanales (Foto: Gentieza Folha de San Pablo)

La galería del palacio del Planalto, con elementos lanzados desde los ventanales (Foto: Gentieza Folha de San Pablo)

El corredor que muestra las fotos oficiales de los presidentes del Brasil quedó totalmente arrasado. Se rompieron las fotografías, otras se quemaron y otras, como la de Dilma Rousseff, pisoteadas en el suelo.

destrozos galería de presidentes.jpg
El paseo con las fotos de los presidentes, completamente destrozada. (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

El paseo con las fotos de los presidentes, completamente destrozada. (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

En su completo informe, Folha de San Pablo mostró los principales daños en la sede de los tres poderes del estado nacional

destrozos en el congreso.jpg
Los salones del congreso brasileños, dañados por los violentos. (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

Los salones del congreso brasileños, dañados por los violentos. (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

Lo mismo sucedió en la plaza de los tres poderes. Esculturas planeadas para embellecer la ciudad planeada por Oscar Niemayer no pudieron escapar al ataque de los vándalos.

esculturas dañadas.jpg
Esculturas atacadas en la plaza de los tres poderes. (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

Esculturas atacadas en la plaza de los tres poderes. (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

Obras irrecuperables

Una de las piezas únicas destruidas a punto tal de ser irrecuperables es un reloj de péndulo del siglo XVIII. Fue un regalo de la Corte francesa al Rey Juan VI, Obra de Martinot, el relojero del rey francés Luis LIV. Había solo dos piezas como esta. La otra está en el palacio de Versalles.

reloj copiado.jpg
Reloj de péndulo del siglo XVII, pieza única destruida por completo (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

Reloj de péndulo del siglo XVII, pieza única destruida por completo (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

Otra de las obras valiosísimas atacadas es el mural "As mulatas", pintada por Cavalcanti. Representante del modernismo brasileño y valuada en 4 millones de dólares. Sufrió múltiples cortes con un arma blanca.

pintura dañada.jpg
El cuadro " As mulatas" de Cavalcanti, con cortes, roturas y manchas en toda la tela. (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

El cuadro " As mulatas" de Cavalcanti, con cortes, roturas y manchas en toda la tela. (Foto: Gentileza Folha de San Pablo)

Brasil tiene ahora dos problemas paralelos. Recuperar los edificios severamente afectados en el intento de golpe de estado. Pero tan importante es recuperar también el pleno funcionamiento y respeto a los poderes en el estado de derecho.

s