Medicina

El primer paciente trasplantado con el riñón de un cerdo recibió la mejor noticia

Richard Slayman, de 62 años, se convirtió en la primera persona en someterse a este innovador tratamiento. Qué dicen los médicos sobre su evolución.

Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Dieron de alta al primer trasplantado de un riñón de cerdo modificado genéticamente (Foto: gentileza NYT).

Dieron de alta al primer trasplantado de un riñón de cerdo modificado genéticamente (Foto: gentileza NYT).

La operación se hizo el pasado mes de marzo y tan solo quince días más tarde, Slayman pudo dejar el Hospital General de Massachusetts, en Boston, Estados Unidos. Uno de los elementos fundamentales para esta decisión de darle el alta es que el riñón modificado genéticamente no experimenta rechazo alguno, funciona con normalidad y produce regularmente la orina que sirve para la depuración del cuerpo humano.

Slayman estaba anotado en una lista para trasplantes y era sometido a diálisis porque ya se encontraba con una falla renal terminal.

Embed

El primer trasplante de riñón de cerdo modificado genéticamente

La operación, que duró más de 4 horas, fue un hito para la medicina mundial. Era la primera vez que un hombre vivo recibió un riñón animal modificado genéticamente. Las veces anteriores se hicieron pruebas para verificar funcionamiento y rechazo, pero en seres humanos con muerte cerebral (situación irreversible). También se hicieron dos intentos de trasplante de corazón de cerdo, aunque ambos fracasaron, ya que las personas que recibieron esos órganos no sobrevivieron. Uno murió poco después de la cirugía y otro sobrevivió apenas dos meses.

En este caso, Slayman hacía su actividad diaria normalmente hasta que el malfuncionamiento renal lo obligó a necesitar un trasplante para seguir viviendo. Luego de un tiempo en lista de espera sin resultados favorables, su condición general se deterioró. Solo seguía vivo gracias a las sesiones de diálisis.

richard slayman trasplantado.jpg
Richard Slayman, al momento de ser dado de alta tras recibir un riñón de un cerdo modificado genéticamente (Foto: gentileza NYT).

Richard Slayman, al momento de ser dado de alta tras recibir un riñón de un cerdo modificado genéticamente (Foto: gentileza NYT).

Fue entonces que en el Hospital de Massachusetts le preguntaron si sería voluntario para esta operación revolucionaria: recibir el riñón de un cerdo modificado mediante ingeniería genética. Slayman aceptó porque, de lo contrario, su muerte era cuestión de días o de horas.

La operación no tuvo ningún inconveniente. Como informamos en su momento, el hospital dio a conocer la noticia una vez que se confirmó que el riñón de cerdo trasplantado no fue rechazado por el organismo de Slayman y que cumplía con su misión: limpiar o filtrar las impurezas del cuerpo humano mediante la orina.

Para estar más seguros, lo dejaron internado y en observación durante dos semanas. Por fortuna, la evolución del paciente ha sido constante y sin contratiempos. Por eso, se le dio el alta médica.

El riñón trasplantado a este hombre de 62 años produce orina, elimina productos de desecho de la sangre, equilibra los fluidos del cuerpo y realiza otras funciones clave, según sus médicos del Hospital General de Massachusetts.

El propio Slayman hizo una declaración publicada con orgullo por el hospital de Massachusetts: "Este momento -salir del hospital hoy con uno de los mejores resultados de salud que he tenido en mucho tiempo- es uno que deseaba que llegara durante muchos años", dijo.

doctor Riella por trasplante de riñon.jpg
El doctro Riella, jefe del equipo de trasplantes, se emociona al comentar la evolución del paciente (Foto: captura de TV).

El doctro Riella, jefe del equipo de trasplantes, se emociona al comentar la evolución del paciente (Foto: captura de TV).

La importancia de los xenotrasplantes

El uso de órganos de un animal para este tipo de operaciones se llama "xenotrasplante" (del griego, significa "extraño o extranjero"), precisamente por ser un elemento extraño para el ser humano. Para el doctor David Klassen, responsable del programa de trasplantes en los Estados Unidos, lo que está sucediendo, de acuerdo a la evolución del paciente, es trascendental. "Aunque requiere mucho desarrollo aún, lo que sucedió en Massachusetts es un hito para la medicina", le dijo al New York Times.

El equipo de trasplantes del hospital está bajo el comando del Dr. Leonardo Riella. Contó que a los 8 días de la operación, Slayman experimentó un primer rechazo del nuevo riñón, pero que pudo ser solucionado y el órgano siguió fusionando de manera correcta. "Esos primeros días fueron como estar en una montaña rusa", le comentó al Times.

Mediante la ingeniería genética al riñón del cerdo se pudo:

  • Extraer tres genes que generan el rechazo al ser trasplantado.
  • Implantar 7 genes humanos para ayudar a la "compatibilidad" del órgano.
  • Eliminar los "retrovirus" que pueden traspasar enfermedades propias del animal (un cerdo) al ser humano (zoonosis, como origen de la pandemia de Covid-19).

Por supuesto que Slayman debe tomar medicación inmunosupresora de por vida, como cualquier persona trasplantada. Esto obliga a una serie de cuidados especiales y permanentes. Por el momento, deberá permanecer en su casa sin volver al trabajo. Pero si continúa mejorando, pronto podrá hacerlo, ya que volver a la vida que hacía anteriormente ayuda enormemente a la recuperación de todas las personas con un trasplante.

Solo en los Estados Unidos hay 500.000 personas con fallas renales de algún tipo. De ellas, 100.000 ya están anotadas en listas de espera para un trasplante. Pero la falta de donantes es un problema en todo el mundo. Por eso, si los órganos de animales modificados genéticamente dan resultado, serán una alternativa viable para los trasplantes.

"Ahora es una realidad", dijo Richard Salyman al volver a su hogar, aunque falta mucho tiempo de investigación todavía.