Pandemia

Europa avanza hacia el pasaporte inmunológico por la pandemia

La UE define los detalles de un documento que permitirá la libre circulación dentro de la zona Schengen a pesar de la continuidad de la pandemia.
29 de abril de 2021 - 08:59
La Unión Europea define el pasaporte verde ante la pandemia para recuperar la libertad de movimientos (Foto: AP).

La Unión Europea define el "pasaporte verde" ante la pandemia para recuperar la libertad de movimientos (Foto: AP).

La Unión Europea trabaja por estas horas en los detalles finales de un pasaporte inmunológico que registrará la condición de las personas frente a la pandemia, los contagios y las vacunas en ese continente. El objetivo es que esa documentación permita a los ciudadanos integrados en la UE poder atravesar nuevamente sin restricciones las fronteras dentro de la zona Schengen.

Europa define en estos momentos qué características tendrá este pasaporte sobre la inmunidad de las personas ante la pandemia. Las deliberaciones se dan tanto entre los jefes de Estado como en el parlamento europeo. Entre ambos niveles de discusión y consulta saldrá una propuesta que espera ser puesta en circulación en junio. Justo para las próximas vacaciones en el Viejo Continente.

Un pasaporte que no sea restrictivo

La idea principal es conocer la situación de cada ciudadano frente al Covid-19. No para usarlo como una limitación en sus desplazamientos sino para saber en qué condición se encuentra a la hora de moverse entre los países.

En este sentido, el parlamento europeo está más a favor de la libertad de movimientos que de las restricciones. Los jefes de estado, en cambio, plantean que ciertos controles serán necesarios.

Por el momento, la idea que más consenso tiene es la de crear un reporte inmunológico con tres categorías. Que sirva para catalogar a las personas frente a la pandemia, pero no aislarlas, sino conocer acabadamente su estado de salud.

pasaporte verde.JPG
El pasaporte

El pasaporte "verde" en Europa tendrá tres categorías frente a la pandemia (Foto: Comisión Europea)

El pasaporte "verde"

El modelo tendrá tres categorías básicas frente al virus.

  • Personas que recibieron la vacunación
  • Personas recuperadas de la infección
  • Personas con un PCR negativo para viajar

Para el caso de las personas vacunadas se especificará si tiene una o las dos dosis necesarias para el máximo de inmunidad posible. También cuál fue la vacuna aplicada.

Este punto es importante porque todavía está en discusión si se aceptarán solo las vacunas autorizadas por la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) o se extenderá a las homologadas por la OMS o la FDA.

Quienes tengan este tipo de dato, serán lo que con mayor tranquilidad podrán desplazarse por la Unión Europea.

Para quienes se hayan recuperado de la enfermedad, el panorama será similar. Los estudios científicos, hasta ahora, dicen que no contagian la enfermedad y que gozan de anticuerpos, por lo menos durante varios meses.

Finalmente, los más expuestos a limitaciones son quienes se presenten con un PCR negativo. No se les podrá impedir el cruce de fronteras o llegar a aeropuertos de otros países. Pero cada estado podrá disponer, por ejemplo, si es necesario una cuarentena o repetir el PCR durante su estadía. En ese caso, el gasto correrá por cuenta del país que lo solicite.

Qué sucederá con visitantes del resto del mundo

Es otro de los puntos a definir de aquí a junio. Quienes tengan las vacunas aceptadas en Europa - como las de Pfizer o Moderna - podrán viajar libremente al Viejo Continente. Todavía no está claro qué sucederá con quienes hayan recibido vacunas como la Covishield, de la India; la rusa Sputnik V; o las chinas Sinoparhm o SinoVac, como por ejemplo, en la Argentina.

En todo caso, para quienes tengan la doble nacionalidad, un PCR negativo o haber cursado la enfermedad podría allanar los viajes y la circulación.

El código "QR"

El viajero mostrará su "pasaporte verde" en un aeropuerto. La lectura del código "QR" dará toda la información sanitaria del viajero a las autoridades migratorias, que sabrán en qué categoría ubicarla para decidir en consecuencia.

La Unión Europea se ha propuesto "devolver la libertad de movimientos" en su espacio común, apoyándose en la campaña de vacunación que avanza, pese a los problemas logísticos. Y el próximo verano es el momento elegido para lanzar este "pasaporte verde" que facilite el turismo y los desplazamientos en la segunda mitad del año.